Solsticio de invierno 2022: cuándo será y qué significa

General 20 de junio de 2022 Por LPTV
El solsticio de invierno será el martes 21 de junio a las 9:14 de la mañana. Por qué es la noche más larga del año y qué significa para las culturas antiguas
solsticio-de-invierno-2022-cuando___nFm8JHy2t_1256x620__1
Solsticio de invierno 2022

El solsticio de invierno de 2022 ocurrirá en Argentina el martes 21 de junio a las 9:14 de la mañana, según informó el Servicio de Hidrografía Naval Argentino.

Este fenómeno astronómico dará inicio a dos estaciones: el invierno en el hemisferio sur y el verano en el hemisferio norte.

82942-salta-es-protagonista-nacional-en-el-proximo-fin-de-semana-largoGauchos buscan gasoil para llegar al desfile por Güemes en Salta

El solsticio de invierno también marca el día más corto del año para las regiones ubicadas al sur de la línea del Ecuador y, como consecuencia, la noche más larga.

¿Qué es un solsticio?

El término solsticio proviene del latín “solstitium”, que significa “estar parado o detenerse”, pues se forma la ilusión de que el sol está parado o detenido.

En realidad, como lo explica la NASA, la Tierra orbita alrededor del sol en un ángulo de unos 23,5°; lo que implica que, de acuerdo al lugar donde nos encontremos, la región estará más cerca o más lejos del sol por la inclinación del planeta.

  La noche más larga del año en el hemisferio sur ocurre en el solsticio de invierno. Foto: ilustración Shutterstock.
  La noche más larga del año en el hemisferio sur ocurre en el solsticio de invierno. Foto: ilustración Shutterstock.

¿Por qué en el solsticio de invierno ocurre la noche más larga del año?

El solsticio de invierno en el hemisferio sur es el momento del año en el que el eje terrestre se encuentra más alejado de los rayos solares, por eso la noche se alarga durante esta fecha.

En oposición a las zonas meridionales, este 21 de junio marcará el inicio del solsticio de verano y produce el día más largo del año en el hemisferio norte, en las regiones ubicadas arriba del Trópico de Cáncer.

Las claves del solsticio de invierno

Además de los cambios en la bóveda celeste, la noche más larga presenta una oportunidad que numerosos pueblos han celebrado como un ciclo de renacimiento del sol.

Para la astrología deviene en un momento de introspección y reflexión profunda: el encuentro con la sombra para hallar el poder de la luz propia. 

Celebraciones ancestrales del solsticio de invierno en el hemisferio sur

A lo largo de los siglos, distintas culturas suramericanas han conmemorado el cambio estacional en el mes de junio con grandes festividades. En la actualidad hay dos de ellas que continúan celebrándose y constituyen una fecha sagrada para varios pueblos originarios.

En Argentina y Chile, durante el solsticio de invierno, la comunidad mapuche festeja el 'We Tripantu', que significa "la nueva salida del Sol y la Luna". La fecha marca en el calendario lunar mapuche la víspera del año nuevo.

La celebración promueve la reunión de distintas comunidades que se encuentran desde la puesta del sol. A lo largo de la noche más larga se comparte un banquete y los Kimche (líderes espirituales mapuches) guían ceremonias de agradecimiento y reflexión.

También se enciende una fogata que permanece encendida hasta el mediodía del día siguiente y marca el inicio de un nuevo ciclo de germinación de la tierra.

Igualmente, en Perú y Bolivia —antiguos territorios de la civilización inca— se celebra el Inti Raymi o Fiesta del Sol en honor a ‘Apu Inti’ (dios Día).

De acuerdo con varias crónicas del poeta Inca Garcilaso de la Vega, antes de la Conquista, se trataba de una celebración multitudinaria que abarcaba todos los rincones del imperio incaica y representaba el renacer del sol.

Garcilaso escribió que, antes de la fiesta, se cumplía un ayuno tres días que culminaba con un banquete la noche del Inti Raymi. El agasajo era parte de las ceremonias oficiadas por los altos sacerdotes en agradecimiento a la deidad solar.

Durante los siglos posteriores a la colonización española, los pueblos originarios peruanos lo celebraron clandestinamente. No fue sino hasta mediados del siglo XX que se organizó de forma pública una vez más.

La fiesta sigue celebrándose en Cusco, Perú, donde fue decretada Patrimonio Cultural de la Nación por el gobierno del país en 2001.

Te puede interesar

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email

Te puede interesar