López Obrador: los cuerpos hallados en Texas eran mexicanos

Mundo 29 de junio de 2022 Por LPTV
El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que de las personas halladas muertas en un camión en San Antonio, 22 eran mexicanos. Críticas contra Joe Biden.
amlo_9_de_mayo.png_1921820643
El presidente de México calificó el hecho de "tremenda desgracia".

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que la mayoría de los 50 migrantes hallados muertos dentro de un camión en la ciudad estadounidense de San Antonio, en el estado de Texas (sur), corresponde a mexicanos, en un evento que el mandatario calificó como "tremenda desgracia".

Un tráiler con inmigrantes fue abandonado el lunes, en medio de condiciones extremas de calor, en la ciudad de San Antonio.

En su habitual rueda de prensa diaria, el mandatario mexicano dijo que en el desglose de los fallecidos se encuentran 22 mexicanos, siete personas de Guatemala, dos de Honduras y otros 19 que permanecen sin identificar.

"Esta es una amarga prueba de que hay que seguir insistiendo en apoyar a la gente para que no tenga necesidad de abandonar sus pueblos para irse a buscar la vida del otro lado de la frontera", dijo López Obrador a periodistas.

El mandatario mexicano expresó que abordará la migración como "tema central" cuando se reúna con su homólogo estadounidense, Joe Biden.

López Obrador agregó que los "hechos lamentables" tienen que ver con la situación de pobreza y "desesperación" de los migrantes mexicanos y centroamericanos, y remarcó que las autoridades mexicanas realizarán la investigación correspondiente con relación al evento.

Centroamérica ha enfrentado en los últimos años una crisis migratoria sin precedentes y México ha sido también afectado, con elevadas concentraciones de migrantes en varias de sus ciudades fronterizas. Funcionarios y expertos atribuyen el aumento en los flujos migratorios a la crisis económica derivada de la pandemia del nuevo coronavirus, informó la agencia Xinhua.

Biden afronta críticas internas por su política migratoria

El gobernador de Texas, Greg Abbott, criticó las “peligrosas” políticas migratorias del presidente Joe Biden y dijo que "es tiempo de aplicar las leyes" cuando el país encara otra ola de inmigrantes en su frontera sur.

"Las peligrosas políticas de frontera abierta de Biden han llevado a un incremento drástico en el crimen y el tráfico de humanos en la frontera sur", afirmó el republicano Abbott en un mensaje de Twitter.

El funcionario también manifestó en las redes sociales que "a medida que las caravanas de migrantes crecen y se desplazan hacia el norte, Texas trabaja día y noche para intensificar nuestras medidas mejoradas de seguridad fronteriza".

El viernes pasado el juez Matthew Kacsmaryk, del distrito federal del Norte de Texas, ordenó al Gobierno de Biden que restableciera la política de su predecesor, el republicano Donald Trump, bajo la cual los migrantes que llegan a la frontera y piden asilo son devueltos a México a que esperen la resolución de su trámite.

Esa política, denominada oficialmente “Protocolos de Protección al Migrante" y comúnmente como "Espera en México", resultó desde 2019 en la devolución a México, Guatemala y El Salvador de decenas de miles de migrantes.

Los grupos de derechos humanos y quienes abogan por los migrantes llevan meses denunciando que los solicitantes de asilo acampados en México están expuestos a la violencia criminal y a condiciones de hacinamiento insalubres, indicó un cable de la agencia EFE.

A poco de su investidura como presidente en enero pasado, el demócrata Biden canceló la política de "Espera en México", lo cual llevó a los gobiernos de Texas y Missouri a una querella judicial en la cual alegan que sus estados sufren las consecuencias del ingreso de migrantes indocumentados.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó la semana pasada que en julio más de 212.000 migrantes indocumentados habían sido detenidos tras cruzar la frontera ilegalmente, la cifra más alta en dos décadas.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) informó que hasta el 12 de agosto tenía bajo su custodia a 16.282 migrantes menores de edad, en tanto que otros 1.223 estaban todavía detenidos a cargo de la Patrulla Fronteriza.

En julio, la CBP detuvo a 18.962 menores migrantes no acompañados por adultos, un incremento de 24,5 % sobre el mes anterior, y en lo que va del año fiscal ha detenido 113.791 niños migrantes, una cifra sin precedentes.

Este arribo de niños migrantes va a la par de un aumento en la cifra de todos los migrantes detenidos, incluidos adultos solos y grupos familiares, que en julio llegó a la cifra, también sin precedentes, de 212.672, un incremento de 12,6 % sobre el mes anterior, siempre según el medio español.

Fuente: NA

Te puede interesar