LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

25 de Junio de 2022


El ingreso tope para no perder los subsidios sube a $ 350.000

Cuando se anunció la medida, el piso de aplicación (3,5 canastas) era de $ 333.000. Pero desde el próximo martes, ese indicador se actualiza y dará $ 350.000 por hogar.

Economía 19 de junio de 2022 LPTV LPTV
Luz y gas
Se deberá completar un formulario de ANSES para no perder el subsidio en los servicios de luz y gas.

La quita de los subsidios en las boletas de luz y gas, que el Gobierno oficializó el jueves, será para personas con ingresos más altos que los estimados inicialmente. El decreto que blanqueó la remoción de subvenciones -cuya consecuencia será un aumento en las boletas- alcanzaba el jueves a grupos familiares con ingresos mensuales por $ 333.000. Eso era el equivalente a 3,5 canastas básicas totales (CBT).

Pero ese indicador cambiará el próximo martes, por actualizaciones de la inflación, que harán subir el valor de la canasta básica. Y el equivalente a 3,5 canastas básicas totales (CBT) alcanzará los $ 350.000. Es decir que la quita de subsidios comprenderá a grupos familiares cuyos ingresos lleguen a $ 350.000 y no a $ 333.000, como se estimó el jueves, en el momento de la publicación del decreto.

La remoción de subsidios ya es efectiva desde el viernes pasado, por lo cual las distribuidoras de luz y gas podrían empezar a cobrar las tarifas sin subvenciones para los consumos de junio, según fuentes oficiales. Sin embargo, las empresas argumentan que les faltan conocer indicaciones de sus entes reguladores para quitar los beneficios. Que deben ser informados acerca de cómo implementar los nuevos cuadros tarifarios.

Los hogares que quieran mantener subsidios deberán llenar un formulario ante ANSES que estará vigente desde la semana próxima. El Gobierno ya lo posee, pero aún no lo hizo público, algo que sucederá después de los feriados. Si el cliente de una vivienda tiene ingresos menores a $ 350.000 en junio y llena el formulario, podría mantener la ayuda estatal.

Todos los hogares que requieran asistencia estatal deberán llenar un formulario. Los hogares con ingresos de $ 350.000, tres autos o tres inmuebles perderán los subsidios y verán aumentos. El resto deberá llenarlo, sin excepciones.

El Gobierno piensa en quitar, de facto, subsidios a hogares con ingresos superiores a los $ 330.000 que estaban vigentes al jueves, cuando se publicó el decreto. Pero si los habitantes de una vivienda llenan el formulario la semana próxima y declaran que gana menos de $ 350.000, podrá mantener los beneficios. Es porque esa declaración de ingresos se procesará en los sistemas cuando el piso (el equivalente a 3,5 canastas básicas) ya tenga un valor de $ 350.000.

Al que ni siquiera llene el formulario, el Gobierno le tomará como punto de partida los ingresos de $ 330.000 que regían el jueves como “piso” para quitar subsidios. Pero a quienes cumplen con el requerimiento oficial -y estén mostrando voluntad que necesitan asistencia del Estado para pagar sus cuentas-, se les prestará atención si declaran que ganan menos de $ 350.000, porque la semana que viene ya estará vigente la actualización.

La quita de subsidios de este año solo será efectiva para el 10% de la población de mayores ingresos. Pero los sectores medios y bajos -que no ganan $ 330.000 o $ 350.000- deberán completarlo igual. Durante este año, no tendrán aumentos adicionales, salvo el 42% anunciado hasta ahora.

El impacto de la quita de subsidios en las facturas todavía sigue siendo una zona viscosa. En la secretaría de Energía estiman que será de $ 1500 en la próxima factura de luz promedio. Pero en las empresas consideran que -si se cumple la normativa como está dictada-, la actualización será superior y se triplicarán las boletas, al menos en distribución eléctrica.

Pero, en 2023, el Estado evaluará si es necesario que sigan conservando el beneficio, por lo que necesita disponer de esa información por parte de los usuarios. Los beneficiarios de planes sociales u otras ayudas estatales ya están identificados, y seguirán estando fuertemente subsidiados, aunque no llenen el formulario. Pero sectores medios -que no perciban ninguna asistencia estatal- tendrán que completar los requerimientos del Gobierno.

La forma en que se calcularán los ingresos familiares también despierta inquietudes entre los hogares. El Gobierno piensa computar los ingresos de todos los integrantes de una vivienda. Por ejemplo, en el caso de una pareja, tomarán los ingresos declarados del trabajador/a formal, y si el otro/a es un autónomo, se le asignará el ingreso promedio de su categoría en esa declaración impositiva.

Los ingresos de los autónomos son variables, pero se suponen que están bajo cierto rango de acuerdo con la categoría con las que están inscriptos en la AFIP. De allí se tomará un "promedio" y se le agregará al sueldo de un trabajador/a formal, que está declarado. Ese número le permitirá establecer al Gobierno si llegan a los $ 350.000 necesarios para que les quiten los subsidios.

Pero si el Poder Ejecutivo hace un cálculo de los ingresos de una familia que sus integrantes consideran erróneo, el registro para mantener los subsidios será la posibilidad de cargar la información y enmendar eso, para poder preservar la ayuda estatal.

 Fuente: Clarín

Maduro y CristinaOpinión (*) Dictadores son amores

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email