Nueva Constitución chilena: avances en salud y educación

Mundo 16 de mayo de 2022 Por Los Primeros TV
Entregaron el boceto de la carta magna que será revisado por una comisión especial y sometido en septiembre a plebiscito. Los sondeos vaticinan un rechazo.
CO5UOCU56ZFXFP5JQH5LWNSHZ4
La sede de la Convención Constitucional, organismo encargado de la redacción de la nueva Constitución de Chile.

Derechos sociales, un sistema universal de salud y el fortalecimiento de la educación pública, laica y gratuita en todos sus niveles son algunos de los puntos incluidos en la nueva Constitución de Chile.

Los 154 miembros de la convención dieron por concluida la redacción de la nueva carta magna y entregarán el borrador a la comisión de Armonización. Esta nueva etapa que se abre concluirá el 9 de junio y servirá para brindar mejoras, detectar eventuales contradicciones, eliminar repeticiones y garantizar una coherencia jurídica.

Finalmente el plebiscito para aprobar o rechazar el texto se realizará el 4 de septiembre, en medio de sondeos que vaticinan un triunfo del “No”.

”Estamos muy felices de anunciar formalmente que ya tenemos el borrador de nueva Constitución. Hoy, después de 103 sesiones del pleno, muchas de ellas maratónicas, cerramos finalmente el debate constitucional”, celebró la presidenta de la Convención, María Elisa Quinteros. La entrega formal del boceto se realizará este lunes en las ruinas de Huanchaca, en Antofagasta, norte del país.

Cuáles son las normas más importantes incluidas en el boceto de la nueva Constitución de Chile


Los convencionales redactaron 499 artículos, muchos orientados a aumentar los derechos sociales. Entre ellos se encuentran crear un sistema universal de salud, fortalecer la educación pública, la corresponsabilidad de género, proteger el medioambiente o engrosar los derechos de los pueblos indígenas, que hasta ahora no habían sido incluidos en ningún proceso constituyente.

“Hoy hemos concluido una etapa. ¡Vivan los pueblos de Chile!”, exclamó la expresidenta de la Convención y académica mapuche Elisa Loncón. Menos esperanzados se mostraron los casi 40 constituyentes de la derecha, que acusan al texto constituyente de “indigenista” y “partisano”.

El nuevo texto, que rompe con la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, garantiza la libertad sindical, el derecho a huelga y la promoción de la corresponsabilidad social y de género en trabajos domésticos y de cuidado. Se incluyen también el derecho a la alimentación, a la vivienda, a la protección de los datos personales, a la libertad de enseñanza -elección de padres y apoderados sobre el tipo de educación que recibirán sus hijos-, de cátedra y de propiedad, entre otros.

Además, se define a Chile como “un Estado social de derecho”, buscando terminar con cuatro décadas de “Estado subsidiario” y la privatización de servicios básicos derivada de la ley fundamental vigente, duramente criticada durante la ola de protestas por la igualdad de fines de 2019, la más grave en las últimas décadas.

En cuanto al sistema político, se establece que el Estado es plurinacional, con la autonomía de los pueblos originarios y nuevos derechos, aunque varios de sus representantes cuestionaron que no se reconoció el genocidio indígena o el derecho a la transhumancia.

Por otro lado, se mantiene el régimen presidencial y se propone un poder legislativo bicameral asimétrico, conformado por un Congreso de Diputadas y Diputados y una Cámara de las Regiones con igual número de representantes por cada una de ellas con menos atribuciones que el actual Senado, que dejará de existir.

Los sondeos vaticinan un rechazo a la nueva Constitución en el plebiscito de septiembre en Chile


En paralelo a la armonización del texto también trabajarán la Comisión de Preámbulo, encargada de elaborar el texto que abre la Carta Magna, y la Comisión de Normas Transitorias, a cargo de los artículos transitorios necesarios para la transición entre una Constitución y la otra.

Posteriormente tendrán lugar las votaciones finales, que se podrían alargar hasta 29 de junio, según el cronograma oficial, para presentar el texto a la ciudadanía el 4 de julio.

cuba-parlamentojpgCuba aprobó por unanimidad un nuevo Código Penal


    
Los pasos de la nueva Constitución chilena


Finalmente, el 4 de septiembre se realizará el plebiscito para aprobar o rechazar la nueva ley fundamental del país.

Las alarmas, tanto al interior de la Convención Constitucional como en el gobierno del Gabriel Boric, se encendieron a principios de abril, cuando tres encuestas situaron por primera vez como ganadora la opción de rechazar la nueva Constitución.

“Son un llamado de atención para todos quienes confiamos en este proceso”, señaló entonces el jefe de Estado chileno, uno de los firmantes del acuerdo político que dio paso a la creación de la convención para contener las protestas de octubre de 2019.

Fuente: TN

Te puede interesar