LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

24 de mayo de 2022


Tucumán: protesta en Anses por demoras para entrar al IFE

Cortaron por momentos el tránsito en calle 25 de mayo. Piden que les otorguen números para los próximos días. En todo el país se decidió atender este sábado.

Actualidad 07 de mayo de 2022 LPTV LPTV
05
Manifestaron frente a la sede local de Anses

Este sábado, luego de que a nivel nacional se decidiera que las sedes de Anses atendieran el día de hoy, las personas que se acercaron a tratar de completar el trámite para acceder al bono de bono de $18.000 protestaron con un corte de calle, frente a la delegación local. 

La imposibilidad, por diferentes motivos, de hacer el trámite de manera online; el recurrente bloqueo de la clave de seguridad para utilizar la página de la Anses, saturada de usuarios en los últimos días; el aviso dado por el organismo a muchas personas sobre la necesidad de acercarse a una oficina de forma presencial para completar datos o documentación antes de continuar el trámite, y la búsqueda de una explicación ante el rechazo a la solicitud de cobro del bono de $18.000, son los principales motivos por los que en las últimas horas se formaron larguísimas colas en busca de atención en las oficinas del organismo de la seguridad social. 

Más allá de las causas formales, la razón de fondo está en una realidad bien conocida: que durante horas y horas haya personas afrontando la espera de un trámite que las llevaría a cobrar una ayuda estatal de $18.000, es una muestra clara de los altos índices de informalidad y de precariedad laboral que tiene la Argentina.

Es el telón de fondo de una economía que tuvo, en los últimos doce meses, una inflación de 55,1% y en la cual el número de asalariados del sector privado formal es hoy más reducido que exactamente 10 años atrás, según la estadística del sistema previsional que publica el Ministerio de Trabajo. Así, ya sin la situación en la cual se pagó el IFE (cuando muchas actividades estaban directamente prohibidas), la situación social es alarmante, más allá de que el discurso oficial hable de un crecimiento.

Gran concurrencia

Por la gran concurrencia de público en los últimos días, la Anses dispuso la apertura de las oficinas durante el día de hoy, sábado, en el horario de 8 a 14 y la realización de 20 operativos móviles en la zona del AMBA. A la vez, se mantiene abierta, hasta la medianoche, la posibilidad de hacer la inscripción en la página web del organismo.

También se estableció que quienes necesiten presentar documentación de manera presencial en oficinas de la Anses tendrán tiempo hasta el martes 10 de mayo. Hasta esa misma fecha, además, se podrá informar una CBU, en el caso de quienes aún no lo hayan hecho. Y desde el organismo se informó que, para quienes busquen conocer las razones del rechazo a su postulación para cobrar el bono, habrá “una instancia de consultas” una vez concluido el período de inscripciones.

La inscripción para cobrar el “ingreso de refuerzo”, que muchos relacionan con el IFE que se abonó en tres oportunidades durante la cuarentena de 2020, se abrió el jueves 21 de abril. Pero recién una semana después, el jueves 28 de abril, se publicó el decreto 216, que estableció las condiciones para acceder al cobro. Incluso con la aprobación y la publicación de esa normativa del Poder Ejecutivo, quedó en ese entonces pendiente una definición que se conoció más tarde aún: la de cuáles serían los criterios para establecer si alguien cumplía o no con el requisito de estar en una situación socioeconómica “vulnerable”. Toda esa situación llevó que se hicieran inscripciones sin conocimiento, por parte de muchas personas, de que estaban en una situación no compatible con la ayuda estatal.

anses-jubiladosBono de ANSES de 12 mil pesos: quiénes comienzan a cobrarlo

Desde el inicio mismo del período de inscripción, la página de la Anses se saturó por la gran cantidad de usuarios intentando utilizarla. Eso no solo afectó a quienes buscaban anotarse para el bono -un trámite para el cual se estableció que deben cumplirse dos pasos en diferentes momentos, lo cual obliga a ingresar más de una vez-, sino también a las personas que necesitaban acceder para otro tipo de trámites. A las pocas horas, el organismo implementó un mecanismo de “cola virtual”, con el cual, a cada persona se le indica cuántas hay antes esperando a ser atendidas. El marcador llegó en algún momento a aproximadamente 1,5 millones de usuarios.

Las condiciones iniciales para acceder al ingreso que se abonará por única vez y en dos cuotas son:

*Ser trabajador informal, con ingresos que no superen los $77.880 mensuales (un requisito que, en la práctica, es difícil de verificar por parte del Estado, por tratarse del segmento no registrado de la economía).

*Estar desocupado.

*Ser monotributista social de las categorías A o B (que se corresponden con con tener ingresos anuales de hasta $693.002,36).

*Trabajar en servicio doméstico, sin importar si existe o no registro de la relación laboral.

*Ser trabajador formal dependiente y estar en el período de “reserva de puesto”. Esto se refiere a situaciones en las cuales, por cuestiones de enfermedad y una vez vencido el plazo en el cual el empleador debe seguir abonando la remuneración, un empleado mantiene el derecho a volver a su puesto, aun cuando mientras tanto no pueda desarrollar sus tareas. Con el de las empleadas de servicio doméstico, esos dos son los únicos casos en que personas con un trabajo en blanco bajo relación de dependencia podrían acceder al dinero.

En cualquier otra situación, ser asalariado formal es una incompatibilidad (un monoributista de la categoría A que, a la vez, tiene un empleo bajo relación de dependencia, no accede).

El bono, según el anuncio oficial, sí es compatible con la percepción de los planes Progresar o Potenciar Trabajo y de programas alimentarios provinciales y municipales; también con la prestación por desempleo y con el hecho de estar inscripto en el Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular. Tampoco hay incompatibilidad con el cobro de la Asignación Universal por Hijo y la Asignación por Embarazo para Protección Social.

Los requisitos no vinculados a la situación laboral, son los siguientes:

*Ser argentino nativo o naturalizado, o extranjero con residencia legal no menor a dos años.

*Tener entre 18 y 64 años.

*No cobrar jubilación ni pensión (contributiva o no contributiva). Según lo establecido por el decreto 215, los jubilados y pensionados con ingresos de hasta $65.260,80 percibirán con sus haberes de mayo un bono de $12.000, en tanto que a quienes cobran entre la mencionada cifra y $77.260,80 se les depositará un adicional de hasta $12.000, que será de un monto tal que se completen esos $77.260,80.

*No contar con un plan de salud contratado en una entidad prepaga.

*En el caso de personas de entre 18 y 24 años, podrán acceder si el grupo familiar que integran tiene un ingreso no superior a tres veces el salario mínimo. Eso es equivalente a $116.820 mensuales. Es decir, más allá de la situación individual del solicitante, en esos casos se cruzan datos para ver lo que perciben sus padres.

*Sufrir vulnerabilidad económica y patrimonial. Esto, según la reglamentación de la medida, significa en la práctica que las siguientes situaciones son causa de rechazo por parte de la Anses a la solicitud del ingreso:

-Percibir ingresos mensuales superiores a $77.880 (dos veces el salario mínimo, vital y móvil).

-Haber tenido consumos mensuales con tarjeta de crédito o de débito mayores a $77.880 mensuales.

-Ser propietario de un automóvil con valuación fiscal superior a $1.401.840 (los valores están publicados en la página de la AFIP y son los utilizados para la declaración de Bienes Personales).

-Ser propietario de más de un automóvil.

-Ser propietario de un automóvil de menos de un año de antigüedad.

-Ser propietario de más de una vivienda.

-Ser propietario de una aeronave.

-Ser propietario de una embarcación de más de 9 metros de eslora.

-Haber declarado por el impuesto a los Bienes Personales un patrimonio superior a $3.738.240.

Para determinar si hay una razón de rechazo, desde la Anses se cruzan datos -según define la normativa- con la AFIP, el Banco Central, la Dirección Nacional de Migraciones, la Superintendencia de Salud y el Ministerio de Salud.

El subsidio se cobrará en dos cuotas, de $9000 cada una. El pago de la primera comenzará el próximo jueves 19 de mayo y se extenderá hasta el 2 de junio.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email