Cómo concienciar a los niños sobre salud cardiovascular

Salud 27 de septiembre de 2022 Por LPTV
Un programa escolar para fomentar hábitos saludables ayuda a que sean conscientes de lo que comen, gestionen mejor sus emociones y disfruten de una vida activa.
La-salud-cardiovascular-de-los-nin%CC%83os-esta%CC%81-empeorando-en-todo-el-mundo
Cómo concienciar a los niños sobre salud cardiovascular

Convencer a los más pequeños para que adquieran costumbres saludables es una tarea de padres y educadores que puede parecer intrascendente en edad preescolar, pero como sucede con el aprendizaje de idiomas, cuanto antes se emprenda mejor se fijarán los hábitos de futuro. Así lo entienden diferentes expertos multidisciplinares que se apoyan en resultados de potentes investigaciones sobre las estrategias idóneas para promover la salud y prevenir la enfermedad desde muy corta edad.

El objetivo prioritario es ir “blindando” el corazón de los trastornos cardiovasculares que se relacionan con estilos de vida poco recomendables. Diferentes estudios determinan que las peores costumbres de salud entre niños y adolescentes se centran en dietas con escaso valor nutricional, estilo de vida sedentario y hábito tabáquico, una triada que contribuye al riesgo de enfermedad cardiovascular. Y otras investigaciones concluyen que la mala salud cardiovascular durante la niñez se relaciona con las deficiencias de salud cardiometabólica cuando llegan a adultos. 

Los resultados más recientes apuntan a que los programas que instruyen en hábitos de salud cardiovascular desde el nivel educativo de preescolar pueden ayudar a conseguir cambios duraderos en el estilo de vida de los niños. Así lo sugiere un equipo de investigadores liderados por el cardiólogo español Valentín Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y cabeza visible del Hospital Mount Sinaí Heart de Nueva York, tras evaluar una década de experiencia con un programa educativo en el que han participado más de 3.800 escolares.

salud-cardiovascular-ni%C3%B1os.jpg

Se trata del Programa ¡SI! (Salud Integral), auspiciado desde 2009 por la Fundación SHE (Science, Health & Education)-Fundación La Caixa, que ha llegado a su fase de “lecciones aprendidas”. Hace unos días el Journal of the American College of Cardiology recogía los pormenores de la intervención sobre hábitos saludables en niños de 3 a 5 años que se ha llevado a cabo en 50 escuelas de España, Colombia y Estados Unidos. 

Desde la Fundación SHE indican que la finalidad de todos sus estudios es que se adquieran hábitos saludables en edades tempranas y que se mantengan para que el día de mañana esos niños sean adultos sanos y no desarrollen enfermedades que podrían evitarse. “Es mejor enseñarles buenos hábitos desde pequeños que tener que modificarlos cuando son más mayores. La experiencia que tenemos en adultos es que el cambio se produce, pero luego es difícil mantenerlo en el tiempo.

5fa43bca3a5aa¿Por qué el juego es tan importante para los pequeños?

Por eso apostamos por que los niños adquieran hábitos y conciencia de una vida saludable desde que son pequeños, aunque todavía se sientan invulnerables a las enfermedades”, explica Gloria Santos-Beneit, coordinadora científica de la fundación.

Diez puntos para la salud integral en la escuela

escuela

El programa ¡SI! se ha articulado en torno a un decálogo de salud integral en la escuela que cada centro ha ido adaptando a sus peculiaridades docentes y culturales, teniendo en cuenta la corta edad de los preescolares.

  • Organizar celebraciones saludables, sobre todo dando un giro a los cumpleaños de los escolares, evitando el consumo de chucherías, bebidas azucaradas y pasteles, con alternativas de actividad física y de juegos que implican desarrollo emocional.
     
    Promover vida activa fuera de la escuela. Que los escolares hagan ejercicio al margen de las clases de educación física.
     
    Fomentar el conocimiento del cuerpo para saber interpretar sus mensajes en cuanto a necesidades biológicas o de descanso.
     
    Cuidar las necesidades de higiene personal en la escuela, no solo el lavado de cara y manos.
     
    Recomendar tentempiés saludables para el recreo: alternar fruta, sándwiches, yogur líquido, barritas de cereales y frutos secos.
     
    Dar importancia a la reflexión. Valentí Fuster recomienda dedicar unos minutos cada día a reflexionar antes de comenzar las actividades escolares. 
     
    Mantener el buen ambiente en la escuela, porque las relaciones que se crean en ese entorno constituyen un marco de trabajo y estudio. El conflicto es parte de la vida y las crisis tienen que manejarse asegurando el diálogo, la comprensión y el consenso.
     
    Involucrar al personal de comedor (o en su caso de la cantina escolar) en las actividades de la escuela, no solo para revisar el menú y la forma en que se cocina, sino para trabajar en equipo con la plantilla de educadores.
     
    Animar a las familias a participar en el programa de actividades. Mejorar el estilo de vida de los niños requiere trabajo en equipo y hay que pedir a los padres que aporten ideas y ayuden a ponerlas en práctica.
     
    Animar a los escolares a ir al colegio caminando o en bicicleta, de forma que se promueva la salud y también el transporte sostenible. Las ventajas son: concienciación medioambiental, aprender a ser independientes, mejorar las habilidades motoras y también la salud física, a la vez que crear hábitos saludables que pueden durar toda la vida

¿Qué es el sistema cardiovascular y cuál es su función?

El sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos: una red de venas, arterias y capilares que suministran oxígeno desde los pulmones a los tejidos de todo el cuerpo a través de la sangre gracias al bombeo del corazón. Otra de las funciones del sistema cardiovascular es también transportar el dióxido de carbono, un producto de desecho, desde todo el cuerpo al corazón y pulmones para finalmente eliminar el dióxido de carbono a través de la respiración.

YBW3F453NZDVLMKNTGUB4X2664El riesgo de diabetes tipo 1 en niños y adolescentes puede aumentar

Qué es la enfermedad cardiovascular

La enfermedad cardiovascular es un término amplio para problemas con el corazón y los vasos sanguíneos. Estos problemas a menudo se deben a la aterosclerosis. Esta afección ocurre cuando la grasa y el colesterol se acumulan en las paredes del vaso sanguíneo (arteria). Esta acumulación se llama placa. Con el tiempo, la placa puede estrechar los vasos sanguíneos y causar problemas en todo el cuerpo. Si una arteria resulta obstruida, esto puede llevar a que se presente un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Te puede interesar