Vacaciones: diez consejos para que todo quepa en la maleta

Turismo 12 de julio de 2022 Por LPTV
Suele ser el primer problema que afrontamos a la hora de viajar. Y para muchos es un verdadero suplicio. Por eso te ofrecemos algunas creativas soluciones.
vacaciones-consejos-maleta-valija
ARMAR LA VALIJA YA NO ES UN PROBLEMA. Gracias a estos útiles consejos.

La idea de viajar implica disfrute, gozo, alegría, bienestar. pero algunos de los quehaceres relacionados con esa actividad que tanto amamos, conspiran contra tales sensaciones.

Es que para la mayoría, eso de hacer la valija es un martirio que les hace preguntarse una y otra vez cómo hacer  para ahorrar espacio. Y es que cuando preparamos el equipaje para irnos de viaje el objetivo siempre es el mismo: tiene que caber todo lo que deseamos llevar.

En ocasiones es una tarea que parece estar más allá de nuestras posibilidades, porque la maleta no es lo suficientemente grande.

En esos casos no se puede hacer magia y habrá que definirse por dejar fuera aquello que es menos probable que se vaya a utilizar.

Sin embargo, hay veces en las que una mala planificación echa al traste cualquier opción de tener un equipaje perfectamente colocado en el que incluyamos todo lo necesario.

Cómo hacer una maleta: algunos trucos

Es en estos momentos en los que se puede apelar  a algunos trucos –bastante lógicos, hay que decirlo– que facilitarán la tarea. De hecho, no hace falta ser mago para saber cómo hacer una maleta de un modo organizado. Simplemente hay que seguir los siguientes pasos:

  • No se puede pasar por alto la elección de la maleta. Siempre hay que optar por la que pese menos con las mismas dimensiones. La ligereza es esencial para moverse con más agilidad o para que el contenido pueda ser más pesado sin sufrir penalización por ello.
  • En caso de viajar en avión y llevar equipaje de mano, hay que tener muy en cuenta las medidas que permite cada una de las aerolíneas, ya que entre ellas difieren en algunos centímetros. Así pues, lo mejor será consultarlo con anterioridad. Por regla general, este tipo de maletas tienen una altura de 55 cc, una anchura de 35 a 45 cm y un grosor de 20 a 25 cm.
  • Antes de hacer el equipaje, conviene preparar una lista de lo que vamos a llevar. Calcular los días que se va a estar fuera y planear las combinaciones que se pueden hacer con las prendas será de gran ayuda.
  • Cuando nos planteamos cómo hacer una maleta para ahorrar espacio, hemos de pensar en aprovechar cada uno de los huecos que queden libres. Así pues, en primer lugar se coloca tanto el calzado como los elementos más pesados, los cuales han de situarse en la parte inferior.
  • A continuación, se guardan las prendas de ropa. En este caso, el modo en que están dobladas es clave para ganar el mayor espacio posible. Por eso, no conviene optar por el formato “cuadrado” más habitual, tal y como están en un armario. Lo más eficaz es colocarlas enrolladas, aunque también es posible realizar un doblado extra (en forma rectangular) y ordenarlas verticalmente, de manera que cuando la maleta ruede, reposen en horizontal y no se doblen. Los hay que incluso prefieren guardar la ropa en bolsas al vacío, aunque eso supone tener que comprar bolsas especiales o crear dicho vacío con una aspiradora.
  • A pesar de que así se ahorra espacio, no hay que olvidar una máxima a la hora de saber cómo hacer una maleta: solo llevar lo imprescindible. Los “por si acaso” o “a lo mejor esta vez me lo pongo” deben desterrarse.
  • Si es necesario llevar toallas, se recomiendan las de microfibra porque son las que ocupan menos. En el caso de los equipajes de mano, dadas sus dimensiones, esta elección será muy útil.En cuanto a la ropa interior y otros artículos de pequeño tamaño, deberán ocupar las zonas que quedan libres entre la ropa y el calzado.
  • También es importante que la bolsa de aseo no sea una mini-maleta en sí misma. Es recomendable que esté compuesta por recipientes de pequeño formato que no pesen demasiado. De ese modo, será posible acomodarla en el equipaje de mano en caso de viajar en avión.
  • Asimismo, si se vuela, conviene llevar puestas las prendas más pesadas, como es el caso de un abrigo (siempre que haga temperatura para ello) o unas botas. Además, en el equipaje de mano tienen que estar las cosas más pesadas. De hecho, es obligatorio en el caso de los ordenadores personales y otros dispositivos electrónicos.

Por supuesto, aunque no lo hemos sumado a la lista, es clave acordarse de pesar la maleta antes de salir de casa, para que no suceda como a la joven que se calzó tres kilos de ropa encima para no pagar el exceso de equipaje.

Básicamente estos son los pasos que sirven para saber cómo hacer una maleta para ahorrar espacio. Si se siguen, preparar el equipaje dejará de ser un suplicio para convertirse incluso en un reto.

Te puede interesar