LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

24 de mayo de 2022


Fue sorprendida inhalando gas de la risa y la despidieron

El óxido nitroso es la segunda droga recreativa más utilizada en Inglaterra y Gales. Tiene usos legales en la restauración y el alivio del dolor.

Mundo 05 de mayo de 2022 Los Primeros TV Los Primeros TV
7TZKSHKOOJAKNG3E7LFUVP3QWM
La empleada del hospital fue descubierta inhalando gas de la risa en su turno.

Una empleada del Oxford University Hospitals Trust de Inglaterra fue despedida de su trabajo tras ser hallada inhalando óxido nitroso mientras estaba en su turno.

Se trata de Ruramayi Runzirwayi, que fue vista por otro integrante del personal cerca de las máquinas de anestesia, con su medidor de flujo de óxido nitroso subido a un nivel alto. Esta no es la primera vez que se la ve consumiendo este óxido, sino que ya lo había hecho tres veces.

El óxido nitroso, también conocido como gas de la risa, es la segunda droga recreativa más utilizada en Inglaterra y Gales después del cannabis.

Sus ventas son muy difíciles de controlar, puesto que tiene usos legales en la restauración y el alivio del dolor

Desde el Servicio de Tribunales Profesionales de Salud y Atención (HCPTS, por sus siglas en inglés) manifestaron que Runzirwayi “abusó de la confianza que el hospital había depositado en ella”.

  YZTDM6BCKFA4RMKPJ3HU2EWOLY
Para tratar de defenderse, la empleada dijo que “había una falla en el enlace antihipóxico de la máquina y que lo estaba revisando”. Pero un compañero dijo que se encontró Runzirwayi con el tubo de la máquina dentro de la boca.

La mujer se había graduado como practicante del departamento de operaciones en septiembre de 2017 y comenzó a trabajar en Good Hope, una clínica ubicada en North Birmingham en julio de 2018. Finalmente, fue contratada en el Oxford University Hospitals Trust.

 

7GUIHDVAFRGOZB3QCWSIDU4QNIManejó por escaleras para llegar a una calle y culpó al GPS



Desde el Servicio de Tribunales Profesionales de Salud y Atención (HCPTS, por sus siglas en inglés) manifestaron que Runzirwayi “abusó de la confianza que el hospital había depositado en ella”. (Foto: Pixabay)
En agosto de 2018, varios miembros del personal la habían visto sosteniendo cerca de su cara el tubo de plástico que lleva los gases anestésicos que serán colocados en un paciente. A su vez, aseguraron que el medidor de flujo de óxido nitroso fue “subido casi al tope de su rango”.

Fuente: TN

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email