La mesa navideña llega con subas del 90% al 100%

Economía 22 de noviembre de 2022 Por LPTV
Los aumentos respecto de las Fiestas del año pasado están en línea con la inflación general. Los panes dulces rondan los $ 700 y las sidras, los $ 450.
WBDUDYU5XJECFMNVNO3BVZCNKQ
La mesa navideña llega con subas del 90% al 100%

Falta poco más de un mes para la Nochebuena y el espíritu navideño ya comienza a instalarse en los negocios, tanto por la decoración de sus vidrieras como por la oferta de productos asociados a esta tradicional celebración. En los supermercados y almacenes, las góndolas ya exhiben desde los tradicionales panes dulces, pasando por los turrones, las garrapiñadas y los budines, hasta las bebidas espirituosas típicas de la Navidad, como la sidra y el ananá fizz.

Este año, en los supermercados se observa un mayor surtido de marcas de productos navideños. Pero en una comparación general de precios respecto del cierre del año pasado, los aumentos rondan entre el 90 y el 100 por ciento, según datos de Casac, en línea con el índice de inflación general de la economía.

Luego de muchos meses de ventas en baja, el sector minoristas confía en que las Fiestas de Fin de Año permitan movilizar algo más la demanda. “El comercio, en general, siempre espera diciembre como un mes salvador. El consumo se incentiva, por lo que es el mejor mes de nuestro calendario”, destaca Víctor Palpacelli, presidente de Cámara de Supermercados y Autoservicios de Córdoba (Casac).

Según el titular de la entidad, el consumo viene retraído por la pérdida de poder adquisitivo, lo que se ve reflejado en las ventas. “Si bien nos preparamos para el último mes del año con entusiasmo, estamos lejos de pretender sortear la pérdida de venta de unidades que hemos tenido durante todo el año”, explica.

Aunque la presencia de productos navideños en las góndolas es relativamente reciente, ya se advierte una tendencia clara: se están vendiendo los productos más económicos. Sobre ese punto, Palpacelli aclara: “Estamos preparados para tener un surtido de productos, aunque sin dudas la gente va a evitar el mayor costo que implican las primeras marcas”.

PANES DULCES Y BUDINES

La lista de productos más elegidos está encabezada por el tradicional pan dulce. Una de las marcas más reconocidas ofrece una versión con frutas de 400 gramos a 700 pesos. La misma presentación, pero en segundas marcas, cuesta entre 350 y 380 pesos aproximadamente.

También hay versiones aún más económicas, pero de un tamaño menor, a 250 pesos.

Varias marcas también buscan ofrecer panes dulces alternativos, sin frutas o con chips de chocolate, con precios que varían desde los 730 a los 1.000 pesos.

A mis hijos no les gustan las frutas abrillantadas, así que directamente llevo el que tiene chocolate. Creo que la mayoría de la familia lo prefiere”, dice una mujer al costado de la góndola mientras carga dos unidades a su carrito.

Un producto no tan clásico que se impone en los últimos años entre los consumidores es el Panettone, que se diferencia del pan dulce por su preparación. La fermentación es diferente: en el pan dulce es generada con levadura de cerveza en 18 horas, mientras que en el Panettone se realiza con masa madre con un reposo de hasta 48 horas.

En general, la mayoría de las cadenas están comercializando productos de elaboración nacional. Nuestro país cuenta con grandes y buenas fábricas de alimentos y bebidas. Especialmente, en Córdoba, hay una industria de primera línea con referentes importantes”, analiza Palpacelli.

Si bien se observa la presencia de algunos productos de otros países, desde la entidad minorista expresan que la importación de panificados no es significativa para estas fiestas, ya que el escenario económico no es el más propicio para hacerlo.

Los budines son algo más económicos. Los de primera marca cuestan entre 400 y 500 pesos, aunque hay alternativas más baratas que rondan los 250 y 300 pesos.

“SNACKS” Y GOLOSINAS

Entre los snacks típicos de las fiestas, los turrones de maní cuestan entre 90 y 170 pesos, para el caso de la presentación de 80 gramos. “Siempre llevo la misma marca porque es la que tiene más maní”, asegura un señor de mediana edad mientras recorre un supermercado de la zona norte.

Los turrones con almendras son algo más caros, con un precio que ronda los 450 pesos por unidad.

Por otro lado, entre las golosinas preferidas está el postre de maní de una marca muy reconocida. El paquete de 111 gramos se vende a 259 pesos. La segunda marca sale un poco menos de la mitad: 155 pesos. Este año, también se ofrece una versión con chocolate a 305 pesos.

La tradicional garrapiñada se consigue desde los 85 a los 150 pesos en primeras marcas, mientras que la versión de almendras cuesta 470 pesos.

BEBIDAS PARA LA NOCHEBUENA

Entre las bebidas se destaca la sidra, cuyo precio ronda entre los 400 y los 500 pesos en los súper cordobeses, menos que el precio de un vino de mediana calidad.

En algunos comercios es posible encontrar descuentos por caja cerrada de seis unidades.

Si se opta por alternativas Premium, los valores son mucho más altos, rondando los mil pesos.

También hay algunas alternativas de sidra en lata, para consumo individual, que van de se venden a 2.500 pesos el pack de seis unidades.

Los ananá fizz van de los 600 a los 700 pesos, lo mismo que las variedades de fresa y de clericó con burbujas.

Para los más exigentes, las champañas llegan a este fin de año con precios que parten de los mil pesos y pueden llegar a superar los cinco mil para el caso de marcas reconocidas.

CAJAS NAVIDEÑAS

La mayoría de los súper e hipermercados también ofrecen cajas navideñas cuyos precios varían en función de la cantidad y tipo de productos, y de las marcas que la componen.

Las más económicas, de hasta seis productos, cuestan $ 1.500. Las intermedias, con siete productos y un espumante valen $ 2.500. Las versiones Premium, llegan hasta los $ 4.000.

FUENTE: La Voz

M6FFQCXFOBBIBNOVDN4NIHMEKQAlimentos en mal estado: ¿es posible detectarlos?

Te puede interesar