Cuánto vale y cómo se hace el trofeo de la Copa del Mundo

Deportes 07 de octubre de 2022 Por LPTV
La creó un escultor italiano y su valor está entre los 250 y 300 mil dólares. Es de oro macizo, mide 36,8 centímetros de altura y pesa 6,170 kilos
4FN6KV2XIZGYPEDWMNLB37GEJM
Diego Maradona con la Copa del Mundo en México 1986

Cada cuatro años, la FIFA organiza la Copa del Mundo por la que desfilan los mejores jugadores del planeta y en la que 32 selecciones compiten por llegar lo más lejos posible. Pero un grupo selecto, los grandes candidatos, son los que sueñan en serio con levantar el trofeo que es tan exclusivo que solo puede tener el privilegio de hacerlo quienes alguna vez ganaron la copa del mundo.

Si bien los mundiales de fútbol se juegan desde 1930, el actual trofeo está vigente desde hace 48 años, cuando se puso en juego por primera vez en el Mundial de Alemania Federal 1974. Y al término de la Copa del Mundo, vuelve a las vitrinas de la FIFA y la selección campeona se lleva una réplica a su país. Pero: ¿Cómo se hace y cuánto vale este trofeo?

Aunque para cualquier futbolista campeón del mundo haber levantado la copa no tiene precio, la realidad es que hay una valuación aproximada que ronda entre los 250 mil y los 300 mil dólares, considerando que es un trofeo que tiene casi cinco kilos de oro macizo y un trabajo de artesanía que es único.

La obra es del escultor italiano Silvio Gazzaniga, cuya firma está grabada en el trofeo, aunque los derechos legales son de la empresa en la que el artista trabajaba en los años 70 cuando esculpió el original: Establecimiento Artístico Bertoni.

Y fue en 1972, luego de que la FIFA llamara a un concurso para diseñar el nuevo trofeo dado que la antigua copa Jules Rimet se la había quedado definitivamente Brasil por ser tricampeón del mundo, que Bertoni le encomendó a Gazzaniga -que falleció en 2016 a los 95 años- que creara un trofeo. Y el escultor pensó en dos figuras humanas levantando los brazos y tomando al planeta Tierra.

Mujer-sonriendoDía Mundial de la Sonrisa: ¿Por qué se celebra hoy?

Cómo se hace la copa del mundo de la FIFA

El taller donde se creó la copa y cada cuatro años se hace una réplica exacta que el nuevo campeón del mundo se llevará para su casa, queda en las afueras de Milano, en un pequeño poblado de menos de 50.000 habitantes llamado Paderno Dugnano. Ahí, el Establecimiento Artístico Bertoni funciona desde hace más de medio siglo.

El molde del modelo original está en el taller y es el que se usa para hacer las réplicas para los nuevos campeones. Primero se hace en yeso y luego pasa por una serie de procesos químicos. Se le da un baño de cera, quedando la copa completamente roja. Luego se sumerge en diferentes ácidos hasta que finalmente llega el momento cumbre: el baño de oro. Después, en lo que es el toque final, se le da un pulido con bicarbonato para que quede brillante.

La copa mide 36,8 centímetros de altura y de su peso total, que está en los 6,170 kilos, el 75% es oro 18 quilates. En la base puede leerse la inscripción “FIFA World Cup” y hay dos anillos de malaquita donde se graban los nombres de cada uno de los campeones: hay lugar para cinco mundiales más, por lo que luego de 2038 la FIFA deberá decidir si cambia la copa o la hace más grande para que entren los nuevos campeones.

“Es lo más lindo que te puede pasar como jugador de fútbol: saber cuánto pesa la copa del mundo. Yo soy un privilegiado”, dijo alguna vez Diego Armando Maradona, quien levantó la copa del mundo en 1986 y se ganó el derecho a levantarla luego cuantas veces quisiera, porque sólo los campeones pueden hacerlo.

quebradaFinde XXL: las reservas promedian un 90% en muchos destinos

Quiénes levantaron la Copa del Mundo de la FIFA

Desde que se instauró la Copa del Mundo de la FIFA, no hubo futbolistas que repitieran el ritual de levantarla tras consagrarse en el Mundial. Fueron Franz Beckenbahuer, de Alemania Federal, en 1974; Daniel Passarella, de Argentina en 1978; Dino Zoff, de Italia, en 1982; Diego Maradona, de Argentina, en 1986; Lothar Matthaus, de Alemania, en 1990; Dunga, de Brasil, en 1994; Didier Deschamps, de Francia, en 1998; Cafú, de Brasil, en 2002; Fabio Cannavaro, de Italia, en 2006; Iker Casillas, de España, en 2010; Phillip Lam, de Alemania, en 2014 y Hugo Lloris, de Francia, en 2018.

5DV55EQUSFE4HKYHZLBULMWFA4Kicillof echó al jefe del operativo Gimnasia-Boca

Te puede interesar