Murió Isabel II: trasladan el cuerpo de la reina

Mundo 11 de septiembre de 2022 Por LPTV
El recorrido será de 290 kilómetros a través de la campiña del noreste y el este de Escocia y durará al menos unas seis horas. Seguí en VIVO

LIVE: The Queen is Making Her Final Journey as Charles III Proclaimed King Across UK

El Rey Carlos III llegó al Palacio de Buckingham

El rey Carlos III dejó Clarence House, una de las residencias reales en Londres, y ya está en el Palacio de Buckingham, donde tiene una serie de audiencias. Al llegar, una multitud que permanece en esa zona aclamó al nuevo monarca con gritos y aplausos, mientras él levantó sus manos para saludar a los súbditos por el acompañamiento que le dan ante la muerte de su madre, la reina Isabel II, cuyo cuerpo es trasladado en una caravana hacia Edimburgo.

63NYG4XYGFZF5FOTJXQV4FBMEM

En un jornada de mucho dolor para el país, el cortejo fúnebre con los restos de la monarca comenzó su primer viaje desde el castillo de Bamoral hacia Edimburgo, la capital de Escocia, en un trayecto de 281 kilómetros y 6 hora con postas a lo largo del camino donde los súbditos pudieron saludar a Isabel II.

El cortejo llegará esta tarde al Palacio de Holyroodhouse y el féretro de la reina será colocado en el salón del trono. Mañana a la tarde, desde allí y en una procesión solemne en la que participará el Rey Carlos III y varios miembros de la familia real, será trasladado hasta la catedral de St. Giles, donde se instalará la primera capilla ardiente.

La Municipalidad programó diversas obras en la vía pública para la próxima semana.Los cortes de tránsito por obras para esta semana

Y en ese trayecto sus súbditos no cesan con las demostraciones de afecto hacia la monarca fallecida. En distintos pueblos apostados en el camino aparecieron personas colmadas en lágrimas, flores, aplausos, y hasta guardias de honor hechas con tractores y caballos, para homenajear a Isabel.

FMKDMVE7FRDUGGEXSW4O5TOQP4

El discurso del Rey Carlos III

El flamante rey Carlos III estrenó el nuevo monograma real durante su proclamación este sábado en el Palacio de St. James.

El hijo mayor de la reina Isabel II utilizó un broche en su corbata negra para su proclamación por el Consejo de Adhesión.

“Es mi más doloroso deber anunciarles el fallecimiento de mi querida madre la Reina. Sé cuán profundamente ustedes y toda la nación, y creo que puedo decir que todo el mundo, se solidariza conmigo por la pérdida irreparable que todos hemos sufrido”, inició su discurso Carlos III.

“Es el mayor consuelo para mí saber de la simpatía expresada por tantos hacia mi hermana y mis hermanos y, como tal, el afecto y el apoyo deben extenderse a toda nuestra familia en nuestra pérdida. A todos nosotros como familia”, continuó.

La Economía del Conocimiento es el tercer sector exportador.Argentina Programa 4.0: quiénes pueden inscribirse

Y enfatizó: “En cuanto a este reino y a la gran familia de naciones de la que forma parte, mi madre dio un ejemplo de amor permanente y de servicio desinteresado. El reinado de mi madre fue inigualable en su duración, su dedicación y su devoción. Incluso cuando nos afligimos, damos gracias por esta vida tan fiel. Soy profundamente consciente de esta gran herencia y de los deberes y pesadas responsabilidades de soberanía que ahora me han pasado”.

Luego indicó que, “al asumir estas responsabilidades, me esforzaré por seguir el ejemplo inspirador que se me ha dado al defender el gobierno constitucional y buscar la paz, la armonía y la prosperidad de los pueblos de estas islas, y de los reinos y territorios de la Commonwealth en todo el mundo. En este propósito sé que seré sostenido por el afecto y la lealtad de los pueblos cuyo soberano he sido llamado a ser”.

“En todo esto me siento profundamente alentado por el constante apoyo de mi amada esposa. Aprovecho esta oportunidad para confirmar mi voluntad e intención de continuar con la tradición de entregar los ingresos hereditarios, incluido el patrimonio de la corona, al gobierno, en beneficio de todos a cambio de la subvención soberana que respaldan mis deberes oficiales como jefe de Estado y jefe de la nación”, destacó.

Y concluyó: “Rezo por la guía y la ayuda de Dios todopoderoso”.

Este fue el primer acto oficial de Carlos III como jefe de Estado y es diferente a la coronación, una ceremonia con gran pompa y boato que se espera que tenga lugar en los próximos meses.

Te puede interesar