El sombrío pronóstico económico de un especialista argentino

Economía 04 de septiembre de 2022 Por Los Primeros TV
Martín Rapetti, uno de los candidatos que sondeó Sergio Massa para que lo secundara, planteó un escenario duro para lo que queda del año y 2023.
ZAJY2SUB65DZ5O5BLIZQUR7QHY
MARTIN RAPETTI. El economista lanzó un pronóstico sombrío para el país.

Martín Rapetti, director ejecutivo de Equilibra, investigador del Conicet y del Cedes y uno de los economistas a los que Sergio Massa sondeó para ocupar la secretaría de Programación Económica, sostuvo que la economía entrará en recesión por la falta de dólares y que la inflación llegará al 100%.

En una entrevista con El Cronista, afirmó que el Gobierno no devaluará ni desdoblará el tipo de cambio. "Parches" ante el problema de la falta de dólares.

Esta es la charla completa del especialista con el diario económico

- A un mes del inicio de la gestión de Massa, ¿Qué evaluación hace?

- Primero, se estabilizó la situación. Había una dinámica bastante inestable, con riesgo país altísimo, brecha también muy alta y fuerte caída de reservas. Nos consultaban si creíamos que el Gobierno iba a terminar su mandato... Ahora el mercado se estabilizó, hay una situación más calma. Da la sensación de que se amplió el horizonte del Gobierno y diría que el mensaje que da al asumir no cayó mal en el mercado.

- El mensaje buscó generar expectativas en lo fiscal y la acumulación de reservas. ¿Qué falta?

-Los problemas que había en la economía argentina siguen presentes. La economía ya había recuperado muy fuerte su nivel de actividad el año pasado. Y a la necesidad de ajustar la economía al acuerdo con el Fondo se sumó el shock estanflacionario de la guerra, a escala global. Esto significa que cayó la oferta global de alimentos y energía y, si por eso suben los precios de la canasta de consumo. Es un shock empobrecedor de corto plazo. Veíamos que la economía no iba a poder seguir creciendo, porque iba a aparecer la restricción que siempre limita el crecimiento, los dólares.

Un hombre gatilló en la cara de la vicepresidenta.Una bala atascada que amenaza el futuro de la democracia argentina

- La economía crecía hasta mitad de año ¿Cuándo se sentirá esa restricción en la actividad?

- El estancamiento que veíamos para la segunda mitad del año, lo veremos más agravado, porque la economía creció más de lo que podía en el primer semestre. La economía empieza a cursar una recesión no menor.

- ¿Se puede evitar la devaluación brusca o el desdoblamiento formal?

- Los manuales de macroeconomía dicen que en una situación como esta, la economía tiene que ajustarse y gastar menos tanto en el sector público como en el privado. Del lado de los pesos, dieron señales de no emitir, señales fiscales y de suba de tasas. Y del lado de los dólares, el manual dice "devalúe". Massa dio señales en la primera dirección. Pero, respecto de la devaluación, fue clarito: por acá no. Con un sentido bastante lógico, porque es política y socialmente muy costosa. Yo hoy no veo al Gobierno queriendo devaluar.

- No parece haber margen social para soportar una devaluación.

- Hago una pequeña digresión académica. Una devaluación, en definitiva, genera dólares por la vía de la recesión, porque acelera la inflación más que los salarios y caen la demanda de importaciones y la actividad. Ahí verán los dólares que están faltando.

- Sumado a que hay mucha producción por exportar que espera esa devaluación para hacerlo.

- Exacto. Acá se estaría estimulando el desatesoramiento de los granos. Hay una especulación en el buen sentido de la palabra: ¿Para qué voy a vender hoy si creo que mañana será más caro? Claramente no van por esa vía. Creo que la decisión es racionar los dólares con cepo. Eso generará una recesión más acotada y socialmente digerible. Pero el mecanismo será similar. Los insumos importados o no se consiguen o se pricean a un tipo de cambio paralelo porque no se sabe si podrán reponerse.

La falta de dólares y la inflación

- ¿Cómo repercute esto en la inflación?

- Lo que vimos en julio, la aceleración inflacionaria, seguirá en esta mitad del año. Vamos a ver que la velocidad crucero, que venía en 5% mensual, estará un escalón más arriba,. Nosotros la vemos en 6% mensual y llegando a fin de año o a comienzos de 2023 en torno al 100% anual.

- ¿El desdoblamiento es una alternativa?

- Una opción de ese estilo es más compleja. En Estados Unidos hay una expresión que es, traducida, "si no está roto, no lo arregles". Desdoblar sería un cambio en el esquema de política económica y eso podría generar un problema con el Fondo. No veo al FMI empujando a Argentina a una crisis, no lo ha hecho en la historia, ni con De la Rúa, ni con Duhalde, ni con Kirchner o Macri. Pero no va a permitir hacer cualquier cosa.

- ¿Es cumplible el acuerdo con el Fondo?

- Están más o menos en línea en las metas fiscal y monetaria y muy desalineados en la meta de acumulación de reservas. No veo chances de que el Gobierno se acerque a esa meta y va a ser un tema de conversación. Entonces, no veo al FMI empujando hacia una devaluación fuerte, pero tampoco tolerando un desdoblamiento.

- ¿Qué opciones quedan para acumular reservas?

- Parches. Incentivos para este sector y para este otro. Es una suerte de desdoblamiento, pero no formal. Parches en la política cambiaria que finalmente pueden provocar algún repunte en las reservas del BCRA, pero creo que las reservas van a dejar de caer con recesión. Puede haber algún puente de financiamiento, pero no lo veo con nitidez.

- ¿Ni de organismos multilaterales ni de privados?

- No. Quizás algún formato de swap entre bancos centrales. Massa tiene muchos contactos en el mundo financiero y relaciones internacionales, asumo la carga de la prueba de mi lado.

- Volviendo al acuerdo con el Fondo. ¿habrá waiver por reservas? ¿La meta fiscal es cumplible?

- El waiver es la opción más probable. Lo otro sería redefinir las metas o que se caiga el acuerdo. Creo que, en primera instancia, el FMI prefiere no flexibilizar y dar un waiver por un trimestre. La meta fiscal de 2,5% de déficit fiscal es cumplible. Y no veo que nadie se asuste si, en vez de 2,5%, es 2,7%.

- Es un estudioso de los programas de estabilización. ¿Hay margen para bajar la inflación de esta manera?

- No lo veo. En esencia, lo que logra estabilizar los precios es estabilizar el tipo de cambio y para eso se necesitan dólares. Tener muchas reservas o mucha entrada por las vías comercial y financiera. Hoy no hay ninguna de esas cosas. Y no creo que se pueda solucionar el problema del faltante de dólares sin algún horizonte de unificación cambiaria. El Gobierno debe lograr persuadir a la gente de que la alta inflación va a dejar de ocurrir. Para eso, debe ser creíble, llevar a cabo un plan acorde y, además, el plan tiene elementos dolorosos en el corto plazo, como subir el tipo de cambio o las tarifas. Hay otro problema, que es que el Gobierno entra en su último año de mandato. No veo ni los ingredientes técnicos, ni los propiamente económicos, ni los políticos. Creo que es materia para el próximo gobierno.

Te puede interesar