Seguinos en las redes:

º
Jueves 20/01/2022
X
Sociedad

31/12/2020

La lluvia del pasado lunes fue la tercera más importante en los últimos 50 años

Existe una probabilidad del 95% de que continúe desarrollándose a fase de la Niña durante el resto del verano.

Como todos los años, las lluvias de diciembre provocaron estragos en miles de hogares

Las precipitaciones se han hecho esperar y desear a lo largo del año al punto que muchas provincias de nuestro país han tenido que solicitar la emergencia agropecuaria por la sequía. Finalmente esas ansiadas lluvias han llegado a algunos sectores en volúmenes importantes.

La Ing. Lorena Soulé Gómez de la Sección Agrometeorología de la EEAOC (Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres) comentó que, con las lluvias acontecidas el pasado lunes, las zonas más afectadas fueron algunas localidades de Burruyacú con valores entre 110 y 160 mm de precipitación en 24 horas, lo que representa un 60 a 80% del valor normal para el mes.

Otras localidades de Cruz Alta han registrado valores cercanos a los 110 mm, lo que representa un 75% del valor normal. El departamento Lules con casi 140 mm, lo que equivale al 83% del valor esperado para el mes de diciembre.

En el caso de El Colmenar, donde se encuentra emplazada la EEAOC, se registraron 122,5 mm, los cuales fueron recolectados entre las 20:15 horas y las 1:30 de la madrugada, es decir en unas 5 horas, de las cuales, en los primeros 45 minutos se acumularon 45 mm.

También en el departamento Tafí del Valle, en las localidades Colalao del Valle y El Pinar de los Ciervos el vlúmen acumulado alcanzó los 50 mm lo que representa el 151% del valor normal esperado para el mes de diciembre, es decir que se visto ampliamente superado.

Pese a la intensidad de estas precipitaciones, la ingeniera comentó que no han sido suficiente para recargar la humedad en los perfiles debido a que, si bien los períodos previos han sido extremadamente secos y toda humedad es bien recibida, los fenómenos de lluvias intensas en cortos períodos cusan más daños que beneficios debido a que gran parte de esos volúmenes se pierden por escorrentía provocando erosión hídrica en los suelos y anegamiento.

De los registros que tenemos en el colmenar desde el año 71 al año 2019, se desprende que para el mes de diciembre, esta lluvia del pasado lunes fue la tercera en importancia en los últimos 50 años, la primera se registró en el año 1981 con 148 mm y la segunda en el año 86 con 130 mm. Es decir, que desde 1987 hasta 2020, esa lluvia fue la más importante registrada en el mes de diciembre en 24 horas, lo que equivales a un 70% del valor normal para el mes de diciembre” explicó.

La especialista destacó que, estas últimas lluvias no fueron las únicas de importancia en lo que va del mes, sino que también se registraron otros des eventos. Uno fué el día 3 de diciembre en la zona sur, en una localidad de Monteros se registraron 125 mm en 24 horas, también en localidades de La Cocha con valores cercanos a los 78 mm. El otro evento fue el del día 26 de diciembre en la zona sur registrándose 82 mm en La Cocha.

De esta manera, a esta altura del mes hay localidades que han superado el promedio como es el caso de las localidades de Burruyacú, de Cruz Alta, Famaillá, Bella Vista y Lules. En el caso de la zona sur, en los departamentos de La Cohca y Monteros los registros superaron el promedio en porcentajes de entre el 19 a un 78%. Las Localidades de Tafí del Valle y Leales han superado también los promedios normales esperados.

La entrevistada explicó que el ciclo ENOS, es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Pacífico ecuatorial. Este presenta 2 fases, una fase cálida que es el Niño y una fase fría que es la Niña. “En este momento nos encontramos en la fase de la niña. En nuestro país la característica de la niña es una fase fría, es decir, que tiene temperaturas normales o por debajo de lo normal y las precipitaciones son inferiores o iguales a lo normal” añadió.

La ocurrencia de estas lluvias intensas y el riesgo de erosión hídrica fue motivo de varios estudios que se realizaron en la institución. Para el caso de El Colemnar, se determinó el régimen de precipitaciones extremas y se concluyó que, los meses con lluvias más intensas son en primer lugar enero y en segundo diciembre seguidos de febrero y marzo, meses en los cuales se han registrado todas las inundaciones en la provincia.

“Había un 70% de probabilidades de que diciembre fuera un mes seco, pero, pese a esto, los porcentajes de precipitaciones en algunas localidades ya han superados los valores promedio” dijo.

Finalmente, la Ingeniera señaló que, según datos del SMN (Servicio Meteorológico Nacional, existe una probabilidad del 95% de que continúe desarrollándose a fase de la Niña durante el resto del verano y principios de otoño.

Fuente: Suena a Campo