Seguinos en las redes:

18º
Jueves 13/05/2021
X
Policiales

03/05/2021

Accidente fatal: "La mujer que atropelló a mi mamá dijo que tomó whisky y cerveza"

Arresto domiciliario para la conductora que atropelló a la mujer de 70 años

El pasado sábado por la tarde María Teresa Medina circulaba en una camioneta por la calle Santa Fe al 2.800, donde arrolló a Aidee Tomasa Zurita (70 años) que cruzaba la calzada y falleció hora después. La conductora se dio a la fuga.

Un día después, el abogado Jorge Contreras afirmó "mi clienta no huyó, simplemente estaba resguardando su integridad física y se va a comprobar que ella sufrió agresiones".

Este lunes por la tarde, la justicia determinó imputar a Medina por homicidio culposo en accidente de tránsito y dictar el arresto domiciliario (no preventiva), con tobillera electrónica, hasta el 12 de mayo.

Carina, hija de la víctima, comentó a Los Primeros: “Hoy estuve en la audiencia con todos los abogados y fiscales. El fiscal trató de muy mala manera a nuestro abogado porque no tenía un poder firmado y no le dio el derecho de hablar”.

La mujer dijo que esto se debió a que “al cuerpo de mi mamá recién me lo entregaron hoy. No estaba físicamente  bien para hacer todos los papeles. El fiscal pidió el arresto domiciliario. Cómo sé yo si la responsable no puede comprar testigos. Tuvo tiempo de alterar las pruebas de la camioneta que no se encontraba así cuando huyó. La mujer se sonreía como si nada y hoy dijo al juez que venía de una juntada con amigos en Villa Carmela y que tomó un vaso de whisky y cerveza”.

Mirá la nota completa 

Hubo un intenso debate entre el juez Diego Lamoglia y la abogada que representa a la familia, Josefina Aldana, quien consideró que en la audiencia no se estaban respetando los derechos de las víctimas.

Los hijos de Zurita relataron como fue el siniestro y aseguraron que en ningún momento se puso en riesgo la vida de la conductora. Agregaron que la camioneta salió del lugar sana, sin la rotura de vidrio y espejo que mostraba cuando fue entregada.

La imputada estuvo en todo momento atrás de sus abogados defensores sin mostrar el rostro, de perfil.