Seguinos en las redes:

13º
Jueves 13/05/2021
X
Policiales

17/04/2021

Solicitan 31 días de prisión preventiva para dos delincuentes acusados por el robo de un celular

La audiencia fue solicitada por la Unidad Fiscal de Delitos en Flagrancia III, que lidera Carlos Saltor.

Este sábado 17 de abril de 2021 se llevó a cabo una audiencia para controlar la privación de la libertad, formular cargos y solicitar medidas de coerción contra dos delincuentes quienes fueron aprehendidos, ayer viernes, luego de sustraer un teléfono celular a un hombre, cuando se dirigía a una ferretería ubicada en la intersección de avenida Colón y pasaje Lima.

La audiencia fue solicitada por la Unidad Fiscal de Delitos en Flagrancia III, que lidera Carlos Saltor. En representación del MPF estuvo la auxiliar de fiscal, Zulma Viel, quien pidió contra los imputados, la prisión preventiva por 31 días para completar las medidas investigativas del caso (declaración de testigos y cámara de seguridad, entre otras).

El juez interviniente dijo que se dan los presupuestos y validó el pedido de medidas de coerción de mayor intensidad debido al temor de la víctima. La calificación legal provisoria es por robo simple en grado de tentativa en calidad de coautores. Durante la audiencia, la Auxiliar de Fiscal señaló que ambos tienen procesos pendientes, por lo cual habría riesgo de fuga y obstaculización de la investigación.

Según el relato del damnificado, uno de los imputados (con cabellera rubia) fue quien le sustrajo el celular, mientras que el otro lo amenazaba con desenfundar un arma blanca, al tiempo que le arrojaba piedras (ver abajo).

Finalmente, el juez dispuso el inmediato traslado de los acusados al penal de Villa Urquiza, previas medidas sanitarias por Covid-19.

El hecho

Ayer viernes 16 de abril, a las 9:30 horas, la víctima iba en una moto a una ferretería, ubicada en la intersección de avenida Colón y pasaje Lima, y al descender para dirigirse a la entrada del local comercial fue interceptado, previo acuerdo de voluntades y división de tareas, por dos sujetos. Mientras uno le arrebata del bolsillo (del pantalón) el teléfono celular, el otro amagaba con sacar un arma y le arrojaba piedras. Posteriormente, se dirigieron a pie al pasaje Lautaro al 2000. Luego y tras recibir un llamado de la operadora del 911, dos agentes pertenecientes a la Dirección de Patrulleros y Motorizados, mientras circulaban por la jurisdicción de la Comisaría XIII, se entrevistaron con la víctima quien relató el hecho y la dirección para donde se habían dirigido los delincuentes. Los efectivos policiales hicieron una inspección en el patio de la casa, de pasaje Lautaro, donde constataron que los delincuentes se encontraban escondidos dentro de un tanque de agua, seguidamente quisieron escapar pero fueron reducidos y traslados a la comisaría. Asimismo, se encontró tirado el teléfono celular de la víctima.