Seguinos en las redes:

º
Sábado 19/06/2021
X
Mundo

10/06/2021

El Papa rechazó la renuncia del cardenal Reinhard Marx por la “catástrofe” de los abusos

En una carta, Francisco elogió el coraje del arzobispo alemán, que la semana pasada provocó un terremoto con su dimisión y llamó a todos los obispos a asumir “la historia del pecado que nos asedia”

El papa Francisco rechazó el jueves la renuncia del cardenal alemán Reinhard Marx como arzobispo de Múnich por la crisis de abusos sexuales de la Iglesia y dijo que estaba de acuerdo en que era una "catástrofe" mundial pero que el prelado debería continuar en su cargo.

Marx, una de las figuras liberales más influyentes del catolicismo romano, se ofreció a renunciar a principios de este mes, diciendo que tenía que compartir la responsabilidad institucional por el abuso sexual por parte de clérigos durante las últimas décadas.

En una carta a Marx escrita el jueves y publicada por el Vaticano, el papa Francisco declaró que entendía la motivación detrás de la oferta de Marx de renunciar, pero que no la aceptaría.

"Esa es mi respuesta, querido hermano. Continúe, como sugiere, pero como arzobispo de Múnich", le dijo Francisco a Marx en la carta, escrita en el español nativo del sumo pontífice.

Sobre Marx, exdirector de la conferencia de obispos católicos de Alemania, no existe ninguna sospecha de que haya participado en abusos o encubrimientos.

La Iglesia está investigando denuncias de abuso en otra arquidiócesis alemana, Colonia, después de que un informe en marzo encontrará cientos de víctimas allí.

"Estoy de acuerdo con usted en que esto es una catástrofe: la triste historia de abuso sexual y la forma en que la Iglesia lo abordó hasta hace poco", declaró el Papa.

"Tomar conciencia de la hipocresía en la forma en que vivimos nuestra fe es una gracia y un primer paso que debemos dar. Tenemos que asumir la responsabilidad de esta historia, tanto como individuos como comunidad. No podemos permanecer indiferentes ante esta crimen ", dijo en la carta.

Marx, un líder progresista, es defensor del "Camino sinodal", un movimiento que tiene como objetivo dar a los católicos laicos más influencia sobre el funcionamiento de la Iglesia y en temas como el nombramiento de obispos, la moral sexual, el celibato sacerdotal y la ordenación de mujeres.

Los conservadores han atacado el concepto, diciendo que podría conducir a un cisma.

La Iglesia de Alemania tiene una influencia enorme a nivel mundial, en parte debido a su riqueza: los impuestos pagados por los miembros y recaudados por el gobierno la convierten en la más rica del mundo.

Fuente: VaticanNew