Seguinos en las redes:

º
Lunes 17/01/2022
X
Actualidad

30/03/2021

Por la restricción de servicios, las empresas pueden perder su concesión o recibir multas de hasta $140 mil

Desde el gobierno provincial y municipal anuncian que aplicarán sanciones. La crisis del transporte público se agrava y crece la preocupación entre usuarios y empleados del sector.

Los empresarios del servicio de transporte público decidieron restringir los servicios. Desde el domingo, los ómnibus circulan entre las 6.30 y las 21.00. Según los dueños de las distintas líneas urbanas e interurbanas, señalan que la medida fue tomada debido a la crisis que atraviesan y que no pueden afrontar los gastos diarios. Anticipan que en abril la situación se agravará, que los subsidios que reciben no son suficientes y que tendrán dificultades para afrontar el pago de salarios. Todo esto derivará seguramente en un nuevo paro en el servicio público de transporte.

Ante esta situación, el secretario de Transporte de la provincia, Benjamín Nieva, fue consultado y criticó a los empresarios por la medida adoptada. “No hemos avalado este tipo de restricción, no está permitido y no se nos ha notificado. Hay una decisión lamentable e inconsulta de los empresarios”. Nieva anticipó que se realizarán los procesos administrativos para sancionar a las firmas. De acuerdo a la ley de Transporte Público de la provincia, las empresas podrían recibir apercibimientos de hasta $ 140.000 (por el equivalente hasta a 2.000 litros de gasoil) o la quita de la concesión.

En tanto, desde el municipio de San Miguel de Tucumán anunciaron dos medidas, una en contra de las empresas y la otra a favor de los usuarios del transporte público. El secretario de Gobierno de Capital, Rodolfo Ocaranza afirmó que las empresas serán sancionadas por la restricción de los servicios. “Ya notificamos a las firmas que explotan las líneas urbanas. Constataremos a las 21 la frecuencia y abriremos los procesos administrativos. Si es que corroboramos el corte de servicio antes del horario fijado por contrato, definiremos un sistema de transporte con minibuses para que los vecinos puedan volver de sus trabajos”, informó.

Desde este lunes, muchos comercios acordaron con sus empleados cerrar media hora antes, para facilitarles que puedan alcanzar el último servicio para regresar a sus hogares. Mientras que otros empleados y usuarios, tuvieron que enfrentar numerosas dificultades, gastos extras o llegadas tarde, para cumplir con sus obligaciones.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Transportes Automotor (UTA) César González, también mostró su preocupación ante una situación de crisis que se profundiza y que pone en riesgo 3600 fuentes de trabajo. “Esta es una lenta agonía" afirmó González.