Seguinos en las redes:

12º
Lunes 10/05/2021
X
Actualidad

04/05/2021

El extraño caso de la chica que se ríe a carcajadas cuando le hacen cosquillas a otros

Padece una rara condición parecida a lo que sucede cuando la gente bosteza.

Estallar de risa cuando nos hacen cosquillas es lo más normal del mundo, pese a que existen personas más duras de hacer reír. Incluso, nos suele dar gracia cuando alguna persona se cae o se tropieza. Pero lo que no resulta habitual es reírse cuando se le hacen cosquillas a los demás. 

Sin embargo, es el caso de una mujer que rompe a carcajadas cada vez que observa a otras personas estimulando los puntos débiles de alguien para hacerlo reír.

Conocida solo por las siglas TC, la mujer solicitó ayuda para intentar saber qué le pasaba. Su extraña condición es casi matemática: si detecta unas cosquillas a una distancia prudencial, las risotadas brotan de manera automática como si fuera ella la que lo está sintiendo  

Un equipo médico realizó una serie de experimentos para llegar al fondo del curioso asunto y dijeron que padecía una rara afección conocida como sinestesia espejo-táctil. Algo parecido a lo que sucede cuando la gente bosteza. 

Según indica un grupo de expertos de la Universidad de California, parece que esta reacción incontrolada es producida por las ‘neuronas espejo’, conectores cerebrales que responden al unísono cuando se experimenta una sensación o simplemente se observa. 

Los investigadores probaron todo tipo de situaciones con ella, como ver a otras personas tocar diferentes superficies, colocar sus manos en agua helada o realizar caricias. Pero nada de eso le provocó reacción alguna. 

En cambio, al captar cualquier tipo de cosquilleo a su alrededor la sonrisa se dibujaba en su rostro y en segundos aparecían las carcajadas como por arte de magia. Incluso se tiene que tocar las axilas para poder parar.

Finalmente, concluyeron que las neuronas espejo en el cerebro de TC funcionaban de forma diferente a como lo hacen en la mayoría de los humanos. En su caso, las señales de bloqueo para no sentir lo mismo que está percibiendo son mucho más débiles. 

De esta manera, ella pertenece al selecto grupo de individuos, alrededor del 2% de la población mundial, que empatiza de un modo casi automático.


Fuente: TN


TAGS risas