Seguinos en las redes:

12º
Jueves 13/05/2021
X
Actualidad

16/04/2021

¿El fumador con COVID-19 puede contagiar a otras personas, incluso al aire libre?

Qué opinan los expertos

¿Los fumadores de cigarrillos pueden contagiar COVID-19 a otros que no fumen en espacios al aire libre? Desde el Ministerio de Sanidad de España se impulsa la prohibición de fumar en los espacios al aire libre de los bares, restaurantes y hoteles para así evitar la propagación del virus. Así, se abre el interrogante sobre cómo el fumador puede poner en riesgo al no fumador en época de pandemia. 

Los expertos proponen que se exija más a los fumadores que cumplan con los dos metros de distancia de otras personas cuando consumen los cigarrillos en los espacios anexos para evitar contagiarse y contagiar. Esta medida sería mejor en países donde aún la prevalencia del tabaquismo es alta. 

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU determinó el año pasado que el humo del cigarrillo es la causa más importante de enfermedad pulmonar crónica, incluida la bronquitis crónica y el enfisema, además de causar cáncer de pulmón. Mecánicamente, se ha demostrado que el humo reduce la inmunidad innata de la mucosa, lo que conduce a un aumento de la replicación del coronavirus. También un estudio publicado en la revista Cell aportó evidencia sobre cómo fumar cigarrillos causa una infección más grave. La mayoría de los estudios demográficos de los pacientes de COVID-19 han indicado que los fumadores tienen un mayor riesgo de infección grave y muerte. 

El riesgo de consumir tabaco y contagiarse el coronavirus depende del lugar donde se fume. “Si una persona se retira el barbijo en un patio o terraza, se pone a fumar tabaco, y permanece con otras personas a menos de dos menos, sí aumenta su riesgo de contraer el coronavirus y de contagiar al otro”, afirmó. Otro riesgo es que la persona que fuma tabaco puede tener ya alteraciones en sus vías respiratorias y esto lo predispone a enfermarse con cuadros más graves si se contagia”, dijo a Infobae la médica Marita Pizarro, co-directora ejecutiva de la Fundación Interamericana del Corazón en Argentina (FIC Argentina).

“En los espacios anexos al aire libre de los bares, restaurantes y hoteles, hoy se debería prestar más atención a que se cumpla realmente con el distanciamiento social de los dos metros entre las personas antes que prohibir fumar tabaco”, opinó la doctora Pizarro. 

Para la especialista de FIC Argentina, “la medida de prohibición de fumar podría utilizarse hoy solo en países con una reducida prevalencia de fumadores. En cambio, en países con consumo del tabaco elevado como la Argentina, donde el 22% de los mayores de 18 años lo consume, no sería aún viable. Hay que tener en cuenta que existen diferentes escalones en la política de control de tabaco, que deben ir desarrollándose de manera paulatina y con la concientización de la población sobre los beneficios”. 

En tanto, Mario Virgolini, a cargo del programa de control de tabaco del Ministerio de Salud de Argentina, afirma que “se sabe que la exposición al humo de tabaco aumenta el riesgo al no fumador. También hay evidencia de que si una persona está contagiada y exhala, puede contagiar el coronavirus a otros”. El funcionario agregó: “El distanciamiento de dos metros entre las personas es importante hoy para no exponerse al humo del tabaco ni al coronavirus en patios y terrazas”. 

Alejandro Videla, especialista del Hospital Austral y miembro de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, consideró que “habría que evaluar la evidencia científica disponible para estudiar mejor una medida como la prohibición. Es cierto que el fumador al exhalar puede tanto contagiar el coronavirus como las partículas del humo que también pueden dañar la salud de los no fumadores. Sin dudas, respetar el distanciamiento de más de dos metros -incluso 10 metros- es clave tanto para el beneficio de los fumadores como de los no fumadores”.

La propuesta del Ministerio de Sanidad de España consiste en un documento de trabajo abierto y sometido a consideraciones técnicas, que sería enviado a las comunidades autónomas para que implementen la medida de la prohibición de fumar en los lugares al aire libre como bares y restaurantes. La medida se impulsa “con el doble objetivo de actuar sobre el tabaquismo como factor de riesgo de infección y de contagio de la COVID-19, junto a la necesidad de contribuir al control de la evolución de la enfermedad en España”. 

En su escrito, Sanidad destaca que en el momento actual, hay seis comunidades (Baleares, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Asturias y Aragón) que según las nuevas evidencias “han avanzado en las medidas y así han prohibido” el consumo de los diferentes productos de tabaco en las terrazas al aire libre, independientemente del mantenimiento de los dos metros como distancia de seguridad interpersonal. Además, Sanidad detalla que otras comunidades están actualmente considerando la aplicación de esta medida, han emitido recomendaciones al respecto, o están a favor de su aplicación.


Fuente: Infobae