LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

24 de mayo de 2022


La caída de Netflix y las series salvadoras

La caída de Netflix y las series salvadoras

Mundo 14 de mayo de 2022 LPTV LPTV
el-segmento-del-streaming-se-volvio-super-competitivo-1355593

En la era Trump, el Departamento de Justicia bloqueó la adquisición de Time Warner por parte de AT&T para proteger las plataformas de transmisión rivales. Los tribunales fallaron a favor de AT&T, pero el gigante de las telecomunicaciones deshizo el trato bajo la presión de los inversionistas, que evaluaron el streaming como una distracción costosa. Un síntoma de que el rubro podría estar en un punto de quiebre con el publicitado tropiezo de Netflix de la baja de sus acciones, que arroja nueva luz sobre los límites de la economía de suscripciones en el entretenimiento. 

Cuadro
Si los problemas actuales de la Netflix resultan ser un indicador más amplio de la desaceleración del crecimiento del sector (Amazon Prime Video y Paramount sufrieron sendas devaluaciones en Wall Street), ese tropiezo puede convertirse en una caída. El precio de las acciones de Netflix, que cotizaba por encima de los 500 dólares hace un año, cayó por debajo de los 190.

El detonante fue la merma de 200.000 suscriptores en el primer trimestre del año, primer retroceso en una década. La compañía había dicho que esperaba agregar dos millones de espectadores en ese período (supera los 220 millones en todo el mundo), y hoy se esperan más cancelaciones en el segundo trimestre, lo que puede marcar un cambio de marea en el streaming. 

La cuarentena por Covid impulsó en 2020 las suscripciones en todas las plataformas de transmisión. Pero ahora sin el encierro, la gente ve menos tele. Y la inflación también está afectando los presupuestos familiares, lo que hace que las personas sean más selectivas con las suscripciones. Finalmente, la estrategia de Netflix de desarrollar contenido original para audiencias de nicho es, en contrapartida, demasiado costosa a la hora de seguir impulsando el crecimiento.

A la par
Como Netflix, Amazon también reportó su primera pérdida trimestral desde 2015. Y aunque nada tiene que ver con sus plataforma de transmisión Prime Video o Twitch (se debe a su inversión en una empresa emergente de vehículos eléctricos), analistas concuerdan que puede poner en riesgo su esquema de producción de contenidos: Amazon reportó una pérdida de US$3.84 mil millones, o US$7.56 por acción, cuando los analistas de Wall Street esperaban una ganancia de 8,35 dólares. “Lo que le sucedió a Amazon es un problema reparable”, marcó la especialista financiera Bethany McLean.

“Pero Netflix ha gastado una enorme cantidad de efectivo, y se enfrenta igualmente a una increíble competencia, tanto de los estudios de televisión que comenzaron sus propios negocios de transmisión, como de otras suscripciones de transmisión. Y allí no está claro cómo van a salir de esto”, agregó. Entre esas competencias está la ex Viacom, ahora Paramount Global, que también marcó pérdidas “debido a las inversiones de la compañía en contenido y a las disminuciones en su negocio tradicional”, explicó McLean.

Uno más
El propietario de CBS, Showtime, Nickelodeon, y la local Telefe, explicó que los ingresos del primer trimestre cayeron un 1% a 7320 millones de dólares, en comparación con los 7410 millones de dólares del mismo período del año anterior. Y las ganancias netas de Paramount cayeron a US$433 millones, en comparación con los US$911 millones en mismo período del año anterior.

En un comunicado, el CEO de Paramount Global, Bob Bakish, destacó los esfuerzos de transmisión de la compañía (un segmento positivo entre las divisiones del conglomerado), donde los ingresos aumentaron un 82 %, y los suscriptores de banda ancha Paramount+ aumentaron en 6,8 millones. “Nuestra estrategia está funcionando y nuestra ejecución es sólida”, sostuvo.

Paramount apuntó que los suscriptores de transmisión global aumentaron a más de 62 millones, pero señaló que los suscriptores a servicios distintos de Paramount+ disminuyeron. Otro revés para el segmento, que la empresa espera poder compensar entre sus unidades, y con contenidos líderes como la serie “Halo”. 

 Competencia
Hace una década, Netflix tenía el monopolio del streaming. Pero las nuevas plataformas de transmisión (Paramount+, Disney+, Apple, Amazon Prime Video y HBO Max) se han vuelto más competitivas, en parte al cobrar menos, y por poseer derechos exclusivos de programas y films clásicos. Y pocos mercados son tan competitivos como el streaming. Disney+ se lanza este año en Medio Oriente, y afirma tener cerca de 200 millones de suscriptores en todo el mundo: muy cerca del líder Netflix.

Otros competidores, como AppleTV+ y Amazon, ofrecen beneficios adicionales a los suscriptores, lo que puede persuadir a los clientes a quedarse con ellos incluso si la programación no se percibe como tan completa como la Netflix. Finalmente, algunas plataformas tienen un fuerte gancho en el deporte, donde Netflix no ha hecho pie: StarzPlay ha estado construyendo su cartera de deportes en vivo; y lo mismo pasa con Star+ (de Disney), que cuenta con el contenido de ESPN. 

Para una empresa que forjó su reputación en la innovación y la diferencia, Netflix parece rezagado. Según su director ejecutivo, Reed Hastings, la propuesta “comienza a parecerse mucho al modelo de cable y satélite que vencimos hace algunos años”. Hace falta un relanzamiento. 

 Crisis
Todos los meses, los mensajes de texto que anuncian que se imputará otro cargo de suscripción llegan como un recordatorio para preguntarle al usuario si ha extraído valor de esa suscripción o no. Y el aumento del costo de vida en muchas partes del mundo, lleva a una racionalización del gasto por parte de los clientes.

En esa línea, muchos usuarios marcan que el catálogo de Netflix no es lo suficientemente interesante, a pesar del éxito de algunas series destacadas como “El Juego del Calamar”, “El Estafador de Tinder” o “Gambito de Dama”. Y la gran apuesta de Netflix para producir films nominados a los Oscar queda a medio camino: aún no se ha llevado el gran premio, perdiendo ante su rival AppleTV+ con Coda este año.

Nadie puede negar que Netflix cambió las reglas del entretenimiento, abriendo un mundo de posibilidades para los suscriptores. Pero esas ventajas se han atenuado. Los hogares con suscripciones múltiples pierden al menos uno de los servicios a los que están suscritos, y el original Netflix puede quedar fuera de la conversación por primera vez.

Despidos
A fines de abril, Netflix envió telegramas de despido a una gran cantidad de empleados que estaban involucrados en su plataforma Tudum, sitio diseñado para promocionar los programas propios. 

“La intrigante estrategia editorial de Netflix para contratar a algunas de las mejores mentes del entretenimiento y la cultura, muy específicamente para cortejar a un montón de mujeres no blancas. Y solo unos meses después… maldita sea”, escribió la periodista Katy Way en Twitter tras ser cortada. 

“Netflix me reclutó hace siete meses solo para despedirme a mí y a un montón de otras personas talentosas hoy”, secundó la periodista Evette Dionne, otra de las despedidas, junto con Sara David y Reina Sultan, que tuitearon al respecto y dejaron sus currículums. 

Y el recorte es aparentemente parte de una reestructuración más amplia del departamento de marketing de la compañía, según precisa Bloomberg. La estrategia asiática de Netflix ha dado resultados con los contenidos coreanos a la cabeza, pero pierde terreno en EE.UU., Europa y Latinoamérica, que priorizan plataformas con menos oferta de títulos, pero mayor calidad. 

Horizonte
Netflix tuvo en 2021 el programa más grande de su historia en horas de visualización global: "El juego del Calamar”. Pero no fidelizó audiencias, apuntan desde Parrot Analytics.

"Stranger Things" de Netflix, "The Mandalorian" de Disney+ y "Titans" en HBO Max, en contrapartida fueron los programas originales que más suscriptores traccionaron: la alianza con DC Comics probó ser esencial para HBO Max. Y de igual manera, Disney+ apuesta a su contenido Star Wars: en días llegará la serie de ObiWan con Ewan McGregor. "Ted Lasso" ha sido el gancho para Apple TV+, y "Only Murders in the Building" para Star+ en Latinoamérica.

Pero Amazon Prime promete ser la sorpresa: sumarán "Los anillos del poder" (sobre la saga de Tolkien), y adaptaciones de videojuegos como "Fallout", "God of War" y "Mass Effect", para competir con el “Halo” de Paramount+. Y HBO Max se reserva la precuela de “Juego de Trono” para un segundo semestre que garantiza una pelea feroz, y donde Netflix aparece sin títulos de ese calibre y con “Cobra Kai” como perla. 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email