LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

26 de mayo de 2022


No la contrató una concesionaria por ser pañuelo verde

El jefe vio su estado de Whatsapp ("Ni una menos") y le avisó que no se presente a trabajar. Le dijeron que es un ambiente muy machista.

Actualidad 13 de mayo de 2022 LPTV LPTV
no-la-contrato-una-concesionaria-ser-panuelo-verde-le-dijeron-que-es-un-ambiente-muy-machista
No la contrató una concesionaria por ser pañuelo verde

Una mujer llamada María denunció a través de las redes sociales que fue rechazada en una concesionaria de autos por su ideología feminista. A un día de comenzar a trabajar, el jefe vio su estado de Whatsapp y le pidió que no se presente, dado que se metería en un ambiente “muy machista”.

“María, hola. Disculpame, pero te seré honesto. Vi tu estado “Ni una menos”, sos pañuelo verde (sic) e ibas a venir a un ambiente muy machista (concesionaria de autos). Ahí los muchachos hacen chistes que ustedes siempre toman muy susceptiblemente, todo para el carajo”, comienza el mensaje que recibió la mujer.

Había tenido una entrevista de trabajo exitosa y elegida para el puesto de secretaria administrativa, pero el encargado del salón creyó que no era una buena idea.

imagepng

Le siguió explicando la decisión con un mensaje de texto:

 “Si decimos ´buen día´, ustedes creen y piensan ´me quiere culear´. Si decimos ´en qué la puedo ayudar´, ustedes piensan ´éste es un abusador´. Entonces prefiero buscar otro estilo de mujer, lo que sería para ustedes ´una oprimida por el patriarcado”, escribió el hombre.

 Antes de decirle “mañana no comiences”, el jefe le pidió perdón y explicó (o trató de hacerlo) que creía que había tomado la mejor decisión para evitar futuros problemas.

937x553_598526_20220513140329Docentes podrán ascender por su formación y no solo por antigüedad

 “Perdoná, pero sé evitar futuros conflictos y hacerte pasar futuros disgustos por estos chicos que tengo, a quienes seguramente sientas como opresores machistas”, concluyó.

 Indudablemente, se trata de un caso grave de discriminación. El jefe eligió el camino más vago: en vez de capacitar a sus empleados en cuestiones de género y pedirles que respeten el pensamiento y los sentimientos de su nueva compañera, le pidió a ella que no comience a trabajar.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email