LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

23 de mayo de 2022


Secuestró a un amigo, lo amenazó y lo obligó a hacer compras

Ocurrió en Olivos. En el lugar había celulares, consolas de videojuegos y computadoras porque el dueño de la casa se dedicaba, presuntamente, a minar bitcoin.

Actualidad 12 de mayo de 2022 Los Primeros TV Los Primeros TV
MKGCHUAAQNEKBARSLRNTESMITM
"El hacker" fue detenido tras secuestrar a un hombre

Amadeo Conrado Uberti, apodado “El Gordo Hacker”, fue detenido acusado de haber mantenido cautivo a un hombre durante tres horas en una casa ubicada en Olivos.

Uberti, que se dedicaba presuntamente al minado de criptomonedas, obligó a la víctima a hacer compras online, mientras tomaba cocaína y amenazaba con apuñalarlo con un destornillador. En un descuido, el secuestrado logró huir por la ventana y pidió ayuda a policías que custodiaban la quinta presidencial.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Guillermo Marconi al 600, de la localidad de Olivos. Estaba a tan solo una cuadra de la quinta presidencial de Olivos.

La víctima es un hombre de 35 años que quedó traumado por la situación, por lo que la fiscalía le puso custodia policial y le ofreció ingresar al Programa de Protección de Testigos.    
"El hacker" tenía un laboratorio clandestino con cientos de electrodomésticos (Foto: Policía de la Provincia)
Uberti es un hombre de 29 años que ya tenía causas por estafas, hurto y tentativa de robo. En esta ocasión, fue acusado de “privación ilegítima de la libertad agravada”.

Otro sujeto que se encontraba en el lugar también fue detenido por el hecho y se están investigando sus antecedentes.

“El hacker” amenazó a la víctima días antes del secuestro

650x440_220511171036_21724Desbaratan una banda dedicada al narcomenudeo



La víctima declaró que todo comenzó una semana antes, cuando un conocido con el que suele jugar a la PlayStation de forma online, le presentó al “Gordo Hacker”.

Uberti lo invitó a su hogar y le comentó que se dedicaba a “minar bitcoins” pero que, como tenía “problemas judiciales”, necesitaba “un cadete con auto” para que le compre las placas de video.

    
La víctima aceptó y a los pocos días “El hacker” le aseguró que ya formaba parte de su “corporación”. Además, le dijo que si no cumplía sufriría una reprimenda y, como ejemplo, le mostró videos de jóvenes a los que tenía bailando drogados porque le habían “robado unos datos”.

Además, le dijo que trabajaba para “abogados, contadores y traperos” y le mostró un ladrillo de cocaína que le había sacado a un hombre que se había presentado en su casa para pagar una deuda.

“El hacker” secuestró a la víctima el 6 de mayo

EQNZP3SAMZBB3PHZAF2TUD3H4I
El viernes pasado, Uberti lo hizo dejar en la casa su billetera con documentos y lo mandó a comprar placas de video con otro joven.

La víctima no consiguió lo que le pidieron y “El hacker” lo amenazó: “Te vas a sentar en la computadora y vas a hacer compras online. De acá no te vas y están viniendo dos pibes que te van a cagar a trompadas”.

    
"El hacker" afirmaba que se dedicaba a "minar criptomonedas" (Foto: Policía de la Provincia)
Cuando la víctima se quiso ir, Uberti se puso más violento, lo mandó a pararse contra un rincón y, mientras consumía cocaína, le dijo: “Quedate parado como un soldado, ahora sí te voy a matar, van a venir los pibes y te vas a comer un tiro”.

Tres horas después, cerca de las 22:30, la víctima salió corriendo y escapó atravesando el cristal de un ventanal de la vivienda y comenzó a pedir auxilio hasta que fue socorrido por personal policial que custodia la quinta presidencial de Olivos.

La policía desmanteló el “Laboratorio técnico” de “El hacker”

CEA2XWB5NRADLHXYG6SKFPRP2Q
Luego, la policía de la zona desmanteló el “laboratorio técnico”. El lugar estaba repleto de CPUs, discos rígidos, placas de video, monitores, memorias, notebooks, posnets, consolas PlayStation, pendrives y tarjetas de débito y crédito.

Estos artefactos podrían estar relacionados a ciberestafas, maniobras fraudulentas con criptomonedas y clonación de tarjetas.

También se secuestraron 101.880 pesos en efectivo, una máquina contadora de billetes, y los guantes de trabajo y el destornillador con el que se habría amenazado a la víctima.

Fuente:TN

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email