LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

25 de mayo de 2022


El rector que distinguirá a CFK es investigado por lavado

Germán Oestmann, a cargo de la Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS), está acusado de presunta asociación ilícita y lavado de dinero.

Política 06 de mayo de 2022 LPTV LPTV
4JGQSXSAQBBJBEJ73EUFDG366U
German Oestmann es el rector de la Universidad Nacional de Chaco Austral

Cristina Kirchner recibirá hoy el Doctorado Honoris Causa Universidad Nacional del Chaco Austral (UNCAUS), una casa de estudios controlada por el gobernador Jorge Capitanich, cuyo actual rector, Germán Oestmann, enfrenta varias causas en la Justicia en las que está imputado de lavado de dinero, amenazas, coacción, abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionario público.

El mandatario chaqueño, quien fuera jefe de Gabinete de la ex presidenta entre noviembre de 2013 hasta febrero de 2015, comenzó a sonar como posible candidato a la Casa Rosada del kirchnerismo. La decisión de la actual vicepresidenta de elegir el territorio de Capitanich como anfitrión para hablar en público en medio de un recrudecimiento de la interna del Frente de Todos, es leída en esa sintonía. Una vez que haya recibido los símbolos de la distinción, Cristina Kirchner debe dar una exposición, a las 5 de la tarde, que generó mucha expectativa por la interna política en el oficialismo.

En una de esas causas, quizás la más grave, el fiscal general de la ciudad chaqueña de Sáenz Peña, Carlos Amad, acusó a Oestmann - junto a 36 personas - de integrar una asociación ilícita que desvió y lavó fondos que enviaba el Estado nacional a la UNCAUS, a través de una decena de fundaciones, asociaciones y empresas fantasma, con la que se firmaban convenios bajo sospecha y préstamos que no se devolvían. Para el fiscal, esas fundaciones fueron constituidas por la Universidad o personas afines, “con la única finalidad de continuar extrayendo dinero de manera ilegal”.

3HFHNVEN2FG7NMGZRZ76HFJ4JE

En su requerimiento, fechado el 15 de marzo pasado y al que tuvo acceso Infobae, Amad argumentó que fueron constituidas “sin razón de ser” más que para “delegarle facultades y el manejo de áreas, y por ende de fondos, que en realidad son de la Universidad, y por donde diluyen el gran caudal de dinero, sin ningún tipo de control”.

 Capitanich y Germán Oestmann, rector de la Universidad cuya creación impulsó el gobernador chaqueño
En este expediente - desprendimiento de una causa madre iniciada en 2016, ya elevada a juicio por presunta corrupción en la obra pública de la UNCAUS - , ya fueron indagadas 14 personas por el juez federal subrogante de Saénz Peña, Carlos Aranda. El 15 de marzo pasado, el fiscal amplió la imputación a la figura de asociación ilícita, y le pidió al juez indagar al resto.

Para asegurarse su comparecencia, además, Amad le solicitó la inmediata detención de todos, incluida la de Oestmann, según reveló esta semana Rodrigo Alegre en TN. “Habida cuenta la estructura criminal, la logística empleada para perpetrar los delitos”, así como también “la capacidad económica de los imputados lo que implica una alta peligrosidad de fuga, máxime teniendo en cuenta la escala penal de los delitos que se le imputan y al sólo y único efecto de asegurar su comparendo a los estrados de este tribunal a su cargo”, fue la fundamentación del fiscal.

Si bien el juez Aranda aún no hizo lugar a este último pedido, a partir del 10 de junio próximo, comenzarán a declarar 30 de los imputados, entre ellos, Oestmann, cuya fecha aún no está fijada.

Aunque los hechos bajo sospecha comenzaron en la gestión del anterior rector de la UNCAUS, Omar Judis, cuando Oestmann era secretario de Actas de esa casa de estudios, la investigación se extiende a su actual gestión. Según la investigación, bajo su mandato se libraron cheques por distintos convenios bajo sospecha con varias de esas fundaciones.

Oestmann asumió en noviembre de 2018, tras la renuncia de Judis, quien debió irse por la acumulación de denuncias en su contra por irregularidades en la Universidad. Tras haber formado parte del círculo más cercano a su antecesor, hoy está enfrentado con Judis y ambos se cruzan acusaciones en la Justicia.

492536-g0048978Cristina Kirchner recibirá un Doctorado Honoris Causa

Para el representante del Ministerio Público, las maniobras de desvíos de fondos habrían comenzado en 2014 e incluyeron “convenios cuyos comprobantes de gastos no figuran que efectivamente se hayan efectuado, el otorgamiento de becas, cursos de grados y postgrados, gastos por compras de insumos , equipamientos totalmente irregulares, contrataciones, viajes con fines deportivos, delegación de áreas académicas como el área virtual, áreas de postgrados, constitución de innumerables plazos fijos”, entre otras.

A Oestmann, el fiscal general de Sáenz Peña lo imputó de blanquear casi $180 millones a través de la Fundación Educación para Todos, y la suscripción de un supuesto convenio con el Municipio de Taco Pozo firmado en febrero de 2019, para el dictado de varias carreras a distancia en ese municipio. Asimismo, lo acusó de “introducir dinero en efectivo en el sistema financiero” a través de “operaciones de cambio durante el año pasado y lo que va de este año por $6.786.716″.

En los allanamientos realizados, el fiscal encontró también un acta certificada antes escribano, de julio del 2015, por la cual la Fundación de la Universidad del Chaco Austral le otorgaba a Oestmann, “facultades para gestionar, cobrar y rendir cuentas de los fondos de la Fundación (de la UNCAUS) ante la Fundación Chaco Solidario”, a la que se le había solicitado un “préstamo” por $200.000 de ese momento (agosto 2015), para ser destinado supuestamente a actividades deportivas. Según los registros comerciales consultados por Infobae, Oestmann fue empleado en relación de dependencia de la Fundación de la Universidad, al menos, entre 2016 y 2017.

En tanto, la Fundación Chaco Solidario había sido creada en 2008 “sin fines de lucro” por el gobierno de esa provincia, y según su estatuto, su objetivo era abocarse al bien común. “Sin embargo, lo cierto es que el responsable directo y nexo en la gestión con esta Fundación fue el actual rector de la UNCAUS, Germán Oestmann, quien deberá responder y dar explicaciones de la operación que quedó documentada en un mail y cuyo dinero luego se verifica su salida como egreso de las arcas de la Fundación UNCAUS”, señaló el fiscal para justificar, entre otros hechos, el pedido de indagatoria al actual rector de la Universidad.

Dinero para la campaña

Omar Judis ostentó enorme poder en Chaco. En diciembre 2007, cuando fue creada la UNCAUS, fue designado como el primer rector por Jorge Capitanich, de quien fue su mano derecha ,y luego ministro de Infraestructura de la Provincia. Desde ese lugar era el que decidía y manejaba las obras provinciales. En 2013, cuando el actual gobernador chaqueño asumió como jefe de Gabinete de Cristina Kirchner, lo designó como secretario de Ambiente de la Nación, y Judis pidió licencia en su cargo del rectorado, pero no renunció.

El ex funcionario provincial y nacional fue el creador de la Fundación de la Universidad Nacional del Chaco Austral, una de las principales investigadas hoy por la Justicia, y de la cual su hijo Enzo Judis fue su presidente. Según el fiscal Amad, esa entidad habría sido la principal destinataria del dinero desviado, hasta la creación de la Fundación Educación para Todos, en 2018, justo antes de la salida forzada de Judis como rector de la Universidad, en medio de las denuncias crecientes por irregularidades. También están imputados los hijos de Judis, Enzo, Daniel y Natalia, entre otros familiares y amigos.

Para el fiscal, “todas estas actividades que realizaba la Fundación (de la UNCAUS), las podía efectuar la Universidad sin necesidad de intermediarios, pero necesitaba licuar dichos ingresos y esa fue y continúa siendo la única finalidad de poner en funcionamiento una Fundación, la que fue constituida con el único propósito de aplicarlos a supuesto gastos generados a raíz de la suscripción de diferentes convenios y pago de gastos, pero que en realidad servían de pantalla para extraer dichos fondos para beneficio propio y de quienes lo acompañaron”.

Entre la documentación secuestrada por el fiscal, se encontró en el domicilio de Enzo Judis un papel con membrete de la UNCAUS que tenía escrito en manuscrito “Campaña Dany Capitanich” o “Coqui Capitanich 9,5 millones”. El nombre estaba tachado y sobrescrito como si hubieran querido poner “Dany” (el hermano del actual gobernador) y luego lo cambiaron por el de “Coqui” (actual mandatario chaqueño), o viceversa. “Lo que sí se puede inferir, más allá del detalle antes mencionado, es que 9,5 millones de pesos de la Universidad o de las Fundaciones que los Judis administraban fueron destinados al pago de campañas políticas”, advirtió Amad en su requerimiento ante el juez.

Los argumentos de Oestmann

Ante la consulta de Infobae, Oestmann afirmó que “la causa judicial por lavado de activos que se menciona se inicia a partir de varias denuncias realizadas por una diputada de la UCR (la ex diputada provincial Ana María Canata) contra la anterior gestión de la Universidad, lo que culminó en la renuncia del entonces Rector Omar Judis. A partir de allí continuaron otras denuncias, muchas iniciadas por trabajadores actuales de la Universidad, contra hechos acaecidos en los años correspondientes a la anterior gestión”.

Respecto de la imputación de Amad, señaló que “es objeto de las pertinentes vías impugnaticias por entender que no corresponden derecho que se me imputen, son situaciones que exceden el marco del derecho penal, motivo por el cual no corresponde la imputación”. Calificó la tarea del fiscal como “deficiente” por “no estar presente en la localidad, ya que subroga en 3 lugares y vive en Salta”, y sostuvo que” hay un claro abuso de autoridad cometido por el fiscal en procedimientos llevados adelante en sede de la universidad y que fueron objeto de denuncia al fiscal”. Y agregó: “Encontramos que hay otras causas con contenido político, donde el mismo fiscal se encuentra imputado por haber plantado pruebas”.

Amenazas y coacción

En otra de las causas que enfrenta, Oestmann ya fue indagado, acusado por amenazas, coacción, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público. El expediente se abrió a partir de sendas denuncias de dos docentes de la UNCAUS, que afirmaron haber sido amenazados y haber sufrido represalias por haber suscripto la convocatoria a una Asamblea Universitaria de esa casa de estudios para impugnar la designación de Oestmann como rector en noviembre 2018, por no cumplir con los requisitos. Este abogado, hoy de 38 años, recibió su título en septiembre de 2010 y no cumplía los 10 años exigidos como mínimo desde la obtención del título de grado.

Ariel Martínez y Jésica Dusicka aseguraron en sus denuncias que Oestmann, en forma directa y a través del secretario académico de la Universidad, les exigió apoyarlo y no participar de la Asamblea convocada para cuestionar la validez de su nombramiento, amenazándolos con que se verían perjudicados. Ninguno de los dos cedió a los pedidos y sufrieron consecuencias por esa decisión. Según fuentes judiciales consultadas por Infobae, el relato de ambos denunciantes “está totalmente probado”.

Una semana antes de la realización de la Asamblea Universitaria, prevista para el 26 de septiembre de 2020, y en la que los asambleístas le iban a pedir al actual rector documentación que acredite que podía continuar en su cargo, Oestmann citó a Martínez en su despacho. La conversación fue grabada por este último, ya que - según detalló en su denuncia - había “oído anteriormente de boca de otros miembros de la Asamblea, comentarios de que Oestmann venía haciendo promesas de mejoras laborales a personas que lo apoyaran, y manifestaciones amenazantes y coactivas a los que no lo apoyaran en su cargo legal”.

Martínez aportó la grabación a la Justicia. “De esa conversación, se desprende una clara coacción o amenaza al decirme que piense en mí y mi familia, ya que además de Asambleísta soy docente en esa Universidad, dirigiéndose directamente con sus dichos, a anular mi estado de determinación, y haciéndome saber, al final de la charla, que era lo que pretendía hacer él, con el fin de que lo apoye con mi firma”, describió en su denuncia. Tras un peritaje oficial, se corroboró que era la voz de Oestmann la que se escuchaba en el diálogo grabado, al que tuvo acceso Infobae.

En su presentación, Martínez también señaló que “muchos asambleístas han sido víctimas de las coacciones agravadas infringidas por el accionar tanto de Oestmann como de distintas personas funcionales a él, que han invocado a la investidura del Señor Gobernador, diciendo que cuentan con todo su apoyo respecto a la ilegal gestión del Rector”.

En diálogo con Infobae, Martínez ratificó lo relatado en su denuncia. “Me apretó para que no vaya a la Asamblea, y lo apoyara en su cargo como rector, y que pensara en lo que me convenía y mi familia. Me dijo que había hablado con Capitanich”.

Recordó que la Asamblea nunca se pudo realizar porque Oestmann dispuso que se fumigara el edificio ese mismo día, por lo que la Universidad permaneció cerrada. “Había que hacer otro llamado y varios asambleístas que fueron amenazados, ya no quisieron firmar la convocatoria, y no pudimos juntar las firmas necesarias”, relató Martínez, que en ese momento había sido elegido asambleísta por dos años en representación del claustro de auxiliares docentes.

Martínez perdió su cargo como secretario de Bienestar Estudiantil - un puesto político cuyo nombramiento depende del rector- , y solo siguió con sus dos cargos como docente, por lo que su sueldo se vio reducido a un tercio. También es uno de los imputados en la causa de lavado a través de las fundaciones. Según le explicó a este medio, se debe a que fue secretario de la primera etapa de la Fundación de la UNCAUS, designadas al momento de su creación en 2012. “Entiendo que fui citado, como todos los que fueron autoridades en algún momento. Después e los dos primeros años, cedimos el espacio a otros”, explicó. Según la documentación en poder de la Justicia, figuró en ese rol hasta agosto de 2016.

Oestmann le abrió en noviembre del 2020 un sumario administrativo a Martínez porque ese diálogo que tuvieron en su despacho, grabado sin su consentimiento, apareció publicado en la cuenta de Facebook de Omar Judis, su ex mentor y al que hoy está enfrentado. Este sumario no se resolvió aún por la existencia de la causa judicial contra Oestmann. “No lo volví a ver, evita cruzarme”, agregó Martínez, que se convirtió en querellante en la causa. Cuando fue citado a indagatoria en este expediente, el actual rector de la UNCAUS se negó a declarar y presentó un escrito.

La otra denuncia contra Oestmann por amenazas, coacción, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público fue presentada por Dusicka, otra docente de la UNCAUS, en la que también está imputado Lucas Stegagnini, el secretario académico de la Universidad. Fue presentada con posterioridad a la de Martínez, pero como los hechos son similares, el fiscal Amad pidió la unificación de los expedientes por su conexidad, a lo que el juez Aranda accedió.

Dusicka - que se desempeñaba también en tareas administrativas en la Universidad con sede en Sáenz Peña-, había pedido su pase a la Escuela de Negocios del Chaco Austral en la ciudad de Resistencia, a lo que el rector de la UNCAUS había accedido en un principio.

Represalias

Pero tras suscribir la convocatoria a la Asamblea extraordinaria para tratar el tema de los requisitos de Oestmann para ser rector, Dusicka denunció que comenzó “a sufrir una serie de actos intimidantes, amenazantes, y represalias” por parte de Oestmann y Stegagnini. “Me dijo textualmente ‘si no prestás el apoyo a Germán, olvídate del pase a Resistencia, y ni sueñes con recategorizaciones, y que no me sorprendiera si me quedaba sin trabajo’”, relató en su presentación ante la Justicia.

No solo el traslado a Resistencia que había pedido Dusicka no se concretó, sino que se vio desafectada de sus tareas administrativas en la obra social de la Universidad, y fue enviada a cumplir otras tareas no vinculadas con su trabajo habitual. “En mi nuevo puesto de trabajo, se me ignora, encontrándome totalmente aislada, y en cuanto a las labores se me asignaron tareas totalmente inútiles o absurdas teniendo en cuenta mis incumbencias profesionales”, relató en su denuncia.

El rector también le abrió un sumario administrativo a Dusicka por haber autorizado pagos sin una disposición por escrito que los autorice. Ella se defendió argumentando que “era una práctica habitual de (la delegada rectoral Yanina) Spitzer autorizar pagos en forma verbal”.

Si bien el representante del Ministerio Público ya le pidió al magistrado el procesamiento de Oestmann por la primera denuncia de Martínez, el juez Aranda decidió primero ampliar su indagatoria a partir de los hechos relatados por la Dusicka. El actual rector, quien le entregará la distinción a Cristina Kirchner esta tarde, está citado en esta causa para el 2 de junio próximo.

Tras recibir el Doctorado Honoris Causa de manos de Oestmann, la vicepresidenta dará su discurso en el Salón de Convenciones Gala de Resistencia, que seguramente esté colmado. El título de su ponencia será “Estado, Poder y Sociedad: la insatisfacción democrática”.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email