Los salarios volverán a perder frente a la inflación en 2022

Economía 26 de abril de 2022 Por LPTV
Un informe sostiene que los salarios tanto en del sector público como el privado volverán a caer frente a la suba de precios en 2022, a pesar de los intentos del Gobierno de impulsar los ingresos en los sectores más castigados por la economía.
salarios-y-cuidados-como-terminar-con-la-desigualdad-de-genero-1063230

Frente a una inflación estimada del 65% de diciembre a diciembre, los salarios del sector privado registrarían un descenso en el poder de compra del 0,8%, mientras aquellos del sector público e informales advertirían una baja incluso mayor (-1,8% y -5,6%, respectivamente). 

En paralelo, las autoridades anunciaron medidas para intentar mitigar los efectos de la inflación en los ingresos de la población más vulnerable, cuyo costo fiscal podría superar el 0,4% del PBI, según se desprende de un informe de Fundación Capital de Martín Redrado. 

“A modo de comparación, los tres pagos del IFE durante el 2020 implicaron un desembolso de aproximadamente 1% del producto. De esta forma, un nuevo negativo para el poder adquisitivo de los trabajadores limitará el consumo en el 2022”, destacó la consultora. 

Asimismo, detalla el informe privado, los bonos anunciados impactan un mayor riesgo fiscal en el cumplimiento de las metas del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En ese sentido, aseugor que la aceleración inflacionaria registrada durante el primer trimestre del año (16,1%) “alteró el comienzo de las negociaciones paritarias”. 

El gobierno nacional convocó, dicho sea de paso, de manera concentrada a más de veinte sectores sindicales y cámaras empresariales para pactar los convenios salariales de más de tres millones de trabajadores del sector privado registrado. 

También aceptó adelantar las conversaciones con los gremios que representan a los empleados públicos, que en febrero habían cerrado una suba para el período 2021 a mayo 2022 del 54% anual, otorgándoles una suba adicional del 10% en el quinto mes del año, de manera de comenzar a discutir el nuevo convenio en junio. 

El documento sostiene que por la incertidumbre, los gremios apuestan a sellar acuerdos cortos, menores al año, con el objetivo de volver a negociar hacia los meses de septiembre-octubre y evitar una caída marcada en los salarios reales, tal como sucedió en los primeros meses del 2021. 

“Si bien pro el momento cerraron pocos gremios bajo esta nueva convocatoria, los acuerdos se perfilan con subas mayores a las verificadas en las negociaciones de los meses previos”, señaló el informe. 

Para ejemplificar, utilizó el caso del sector Seguros, que acordó una suba del 37% por seis meses (abril-septiembre), FONIVA del 48% entre abril y octubre (+7% extra) y Gráficos del 50% en el mismo período. 

Incluso Comercio, uno de los gremios con más afiliados de la Argentina, cerró un acuerdo con un aumento del 59,5% anual, a pagarse en siete cuotas, con la posibilidad de revisiones en un futuro.

Por otro lado, hay gremios que comienzan a mostrar síntomas de inconformidad, como en el de Camioneros, que exigen un bono de $20.000 en línea con lo otorgado a los empleados del poder legislativo, y un acuerdo trimestral hasta junio. Por otra parte, La Bancaria, que ya había establecido sumas puentes para postergar la paritaria 2022, pretende un aumento salarial cercano al 60% y una cláusula de revisión. 

De acuerdo con la consultora, los aumentos resultan bien por encima de la pauta salarial del 40%-45% anunciada por las autoridades a principios del 2022. Además, destacó que son contratos más cortos con una revisión después de la segunda mitad del año. 

Vale mencionar que, incluso las paritarias firmadas hasta marzo ya marcaban incrementos mayores al objetivo oficial. En esa línea, los trabajadores nucleados en AOMA (Asociación Obrera Minera Argentina) acordaron 48% con revisión a fin de año, similar a docentes, la UOM, la UOLRA (Unión Obrera Ladrillera) y AySA, que cerraron un 45% en dos o tres tramos con revisión en septiembre-octubre. Aún más, la revisión del Salario Mínimo Vital y Móvil resultó también superior, del 45% en cuatro tramos y con revisión en agosto. 

Salario Mínimo Vital y Móvil 

La consultora destacó también que la revisión del Salario Mínimo Vital y Móvil resultó superior, del 45% en cuatro tramos y con revisión en agosto. 

Las verificaciones conforman un instrumento de descompresión clave, como quedó demostrado el año pasado, al posibilitar que el salario del sector privado registrado mejorara sensiblemente en términos reales, tras la pronunciada caída del primer semestre (-5,9% i.a. vs. 1,4% i.a. en el IIS-21). En este sentido, si bien no evitó la baja anual (- 2,3% i.a.), ésta resultó más acotada que la evidenciada en los ingresos del sector público (-3,3% i.a.) y, más aún; que aquella de los trabajadores informales (-7,1% i.a.), que fueron los más afectados dada la dificultad de renegociación de salarios en este segmento, perdiendo desde el 2017 un tercio de su poder de compra (-29,3%). 

De esta manera, en el acumulado del año el salario real del sector privado registrado presentaría una baja del 0,8% i.a. Por su parte, prevemos una pérdida cercana del 1,8% i.a. en el poder adquisitivo del sector público, en un marco de una meta fiscal desafiante acordada con el FMI. Asimismo, proyectamos que el salario real de los trabajadores informales continuará en descenso (-5,6%. De este modo, los salarios culminarían el 2022 con una caída en términos reales del 2,4% interanuales. 

amador-sanchez-rico-1347323"La UE está dispuesta a estrangular la economía del Kremlin"

Te puede interesar