Fuertes críticas en el campo por la “renta inesperada”

Política 19 de abril de 2022 Por LPTV
Dirigentes y entidades rurales cuestionaron la nueva medida gubernamental impulsada que apela a una mayor carga tributaria sobre las empresas
HKYVJ67OUZCGPBZB5VHSUGN5JI
El ministro de Economía Martín Guzmán, ayer en Casa Rosada

Tras los anuncios del ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre la creación de un nuevo impuesto para empresas que hayan tenido una “renta inesperada”, con ganancias superiores a los $1000 millones en el año, el campo le contestó al Gobierno.

En un fuerte comunicado, la Sociedad Rural de General Guido, provincia de Buenos Aires, refutó las justificaciones del ministro y dijo que, a través de “discursos flojos, medidas repetidas, inflación sin control, manotazos de ahogados, populismo barato, van a la carga sobre los que producen”

Ayer por la tarde, Guzmán dio detalles de un nuevo tributo sobre la “ganancia inesperada”, de aquellas compañías que obtuvieron réditos extraordinarios.

En este contexto, la entidad ruralista pidió que el Congreso sea racional ante estas “nuevas viejas ideas de esquilmar a los que aportan”, donde “la inflación local la provoca el propio Gobierno que no baja el gasto, y sobre todo el gasto político, y subiendo impuestos, con lo cual achica y perjudica a la actividad privada”.

“¿Más muestras del fracaso? Intervinieron y distorsionan la cadena de la carne y solo perjudican a los productores. Nunca lograron nada en pos del consumidor. Solo han subido las commodities agrícolas: pero en función de los costos que se vienen. La sequía, las inundaciones y las políticas del Gobierno sí son inesperadas. Nuestro sector agropecuario viene de atravesar sequía, incendios, falta de insumos y sobreprecios, falta de gasoil y gasoil blue. Prevemos una campaña 2022/2023 con una gran suba de costos, primero por el desbarajuste local y, además, por la menor oferta mundial de fertilizantes y fitosanitarios”, enfatizó la entidad.

Las políticas del Gobierno sí son inesperadas

 “Otra vez sopa (o polenta). La ineficiencia brutal del Gobierno vuelve a presionar con intentos de subir impuestos para financiarse. Hasta en la propia facción gobernante muestran caras de rechazo a estas improvisaciones. No da para más”, añadió.

Por último, se preguntó: “¿Acaso las retenciones e impuestos no se ven ya reflejados ingresos al Estado? Corrientes perdió $80.000 millones por los incendios y el Estado mandó solo $200 millones [Agricultura comprometió un total de $600 millones], siempre socio en las ganancias”.

Un dirigente que también se pronunció al respecto fue el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Marcos Pereda: “Otra vez un manotazo al sector privado en vez de un sector público responsable que equilibre sus cuentas bajando y eficientizando el gasto.”

“Crear nuevos impuestos siempre es una mala decisión, porque aleja las inversiones, nuevas fuentes de trabajo y la generación de riqueza. En el campo no hay renta inesperada, la bonanza de los precios internacionales no ha llegado al productor argentino porque los precios locales están desacoplados a causa de los derechos de exportación, la intervención en los mercados y la brecha cambiaria”, dijo el dirigente y productor en la cuenta oficial de Twitter de la entidad.

 “Estamos en el inicio de una campaña agrícola y los productores tenemos que afrontar costos en dólares que han subido más que la inflación en pesos”, añadió.

Para Horacio Salaverri, presidente de Carbap, el Gobierno tomó un camino equivocado con el tributo.

“La Argentina necesita el camino de la inversión y no del impuesto. En un país donde hay 165 tributos, crear un impuesto nuevo y de estas características que va agravar un hecho que no se sabe si se puede llegar a dar o no, lo único que va a hacer es desincentivar la inversión. Lamentablemente el Gobierno se sigue equivocando, buscando el camino contrario al que debe realizarse, que es la inversión y la generación de empleo”, dijo a La Nación.

Walter Malfatto, uno de los productores organizadores del tractorazo que se hará el próximo sábado a Buenos Aires, también fustigó el anuncio oficial.

“Pareciera que nunca vieron un campo, un sembrado, qué lindo sería que un día se vengan con nosotros para ver cómo se produce”, afirmó. Añadió: “Queremos producir en paz, no queremos una mano, sino que nos saquen la otra”.

Ayer, la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (Ciara) expresó su “profunda preocupación ante la propuesta del nuevo impuesto”, anunciado por el ministro de Economía. En este sentido, explicó que “si bien la guerra generó un aumento en el precio de ciertos commodities agrícolas, lo hizo también con los costos de producción, más aún en el país”.

“Sumado a la escasez de insumos críticos han neutralizado, o más, los relativos beneficios de los productos del agro. Además de ello, no hay que olvidar que el gobierno nacional cuotifica las exportaciones de maíz y trigo, haciendo imposible captar la suba de precios por los exportadores”, señaló en redes sociales.

Por este motivo, indicó que “las distorsiones económicas que producen esta clase de medidas deben ser discutidas en el Congreso, particularmente cuando se trata de cuestiones impositivas”.

“Ahí en dónde el proyecto de ley de promoción agroindustrial duerme. La Argentina no necesita más impuestos. Al contrario, lo que hace falta es sacar el freno de mano a la producción y a la inversión para que haya más trabajo. Estaremos abiertos a trabajar en una propuesta de esta naturaleza, si el Gobierno nos convoca”, finalizó.

Te puede interesar