LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

27 de mayo de 2022


Duro rechazo empresario al cobro de un nuevo impuesto incluido en la ley de Envases

Se discute en el Congreso y busca imponer una tasa de 3%. Crea un fondo especial. Para los empresarios es anacrónico y presiona sobre los precios.

Economía 19 de noviembre de 2021 Sergio Sanchez

El proyecto que promueve una gestión ecológica de los envases para reducir el impacto ambiental que impulsa el Gobierno cosechó un amplio rechazo desde distintos sectores de la industria. Básicamente porque una de la opciones que propone la llamada Ley es el cobro de una tasa de hasta el 3% sobre el precio de los envases que sirva para financiar el reciclado de los residuos.

En esencia, este marco regulatorio intenta "que la industria que coloque en el mercado productos que puedan contaminar el Medio Ambiente se hagan responsables por eso, explicó Sergio Federovisky, viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La propuesta contempla dos opciones: la primera, que levantó tanta polvareda, es el pago de la tasa ambiental que va del 0 al 3% del precio mayorista del envase, (no del contenido).

Con lo recaudado por el pago de esa tasa se creará un fideicomiso, administrado por la banca pública, que servirá para "fortalecer los sistemas públicos de gestión de envases y promover la inclusión de los recicladores, entre otros objetivos", según las fuentes oficiales.

La segunda opción plantea que cualquier empresa que se comprometa a reciclar sus propios envases no pague ese cargo. De todas maneras, lo que despertó el rechazo de las empresas productoras es la imposición del costo del reciclaje que se sumaría a los altos impuestos que ya pagan los productos en general, en la Argentina.

“En otros paises los impuestos en los alimentos básicos, como el IVA e Ingresos Brutos son más reducidos que en el mercado local”, señala David Miazzo, economista de la Fundación Argentina para el Desarrollo Agropecuario (FADA).

La leche, por ejemplo, tributa un 26%, de los cuales el 66% corresponde al IVA y el 17% a Ingresos Brutos. En tanto el pan, es gravado con un 21,5% de impuestos y la carne con el 28,1%, señala el analista.

Entre quienes se manifestaron en contra de la tasa ambiental se alineó la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham). En un comunicado, la entidad manifestó su “preocupación frente a una propuesta anacrónica, que no soluciona el problema de fondo y que, por el contrario, genera una mayor carga tributaria al tejido productivo, sin una clara contraprestación por los fondos que generaría este programa”.

"Las empresas nucleadas en AmCham Argentina están comprometidas con el cuidado del ambiente y el paradigma de la economía circular, más aún, están convencidas de la necesidad de un adecuado marco regulatorio para el tratamiento y manejo de los envases utilizados en la comercialización de todo tipo de productos, que sea armónico con los estándares internacionales y compatible con la tecnología disponible en el país", señaló.

Desde Bodegas de Argentina, la cámara del sector del vino, señalaron que comparten “el principio de responsabilidad extendida que nos cabe sobre los envases de nuestros productos y somos custodios del cuidado del medio ambiente. Apoyamos toda iniciativa tendiente al cuidado del mismo, pero no compartimos que la forma de implementarlo consista en la aplicación de un impuesto que se suma a la ya insostenible carga tributaria que tenemos”, se quejó.

Según, la Cámara Industrial de Productores de Artículo de Limpieza Personal, del Hogar y Afines (ALPHA) , “el sistema de gestión se debe financiar mediante el aporte de los envasadores por cada producto envasado puesto por primera vez en el mercado nacional. Este aporte debe estar determinado en función de los diferentes tipos de envases y/o materiales que los componen y acordada por las entidades que participen en la gestión del sistema. Este aporte debería conllevar a la reincorporación de los materiales recolectados, que es la entrega a la industria de los materiales recuperados por el sistema de gestión ya sea en forma física o como crédito producto de su venta, esto ayudaría a evitar el impacto en el costo del producto”, señaló en un comunicado también.

Desde CADIBSA., la cámara que agrupa a los fabricantes de bebidas, compartieron la necesidad de contar con una Ley de Envases y aceptan el principio de Responsabilidad Extendida y compartida del Productor. "Sin embargo, no coincidimos con que el método para abordar este problema sea agregando a todos los productos envasados una mayor carga tributaria -actualmente del 50% para el sector de bebidas". explicaron.

"Toda la industria que emplea envases en Argentina está dispuesta a seguir invirtiendo para mejorar los sistemas de gestión y asegurar que sean realmente eficientes". señaló la entidad.

Fuente: Clarín

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email