LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

20 de mayo de 2022


El billete de 1000 pesos acumula una devaluación superior al 90% en cuatro años

Lanzado en diciembre de 2017 con imagen ilustre del hornero, declarada Ave Nacional por la Asociación Ornitológica del Plata, el billete de 1000 pesos argentinos redujo su valor en un 92,1% al comparar con su equivalencia en dólares.

Economía 02 de diciembre de 2021 Ana Astorga

El billete de $ 1000 argentinos cumplió este miércoles cuatro años desde su entrada en circulación, en 2017, y acumula una devaluación récord del 92,1% al hacer su equivalencia en dólares.

La divisa de mayor numeración de la economía local sufrió los efectos de la pérdida de valor a lo largo de estos años, de tal forma que si hoy se actualizara su cifra nominal, la misma sería de $ 4638. Dicho en otras palabras, se necesitaría emitir un nuevo billete de $ 5000 para poder equipararlo.

Este desfasaje se debe al aumento en el precio del dólar oficial (minorista) del 506,72% acumulado en el período diciembre 2017 - diciembre 2021: cuatro años atrás un billete de $ 1000 equivalía a 62 dólares mientras que hoy esa cifra se licuó a 4,9 dólares.

Su diseño corresponde a la cuarta pieza que lanzó la entidad monetaria bajo la premisa de "nueva familia de Animales autóctonos de Argentina". El primero fue el billete de 500 pesos con la imagen del yaguareté de 2016, el segundo el de 200 pesos con la ballena franca austral, en octubre del mismo año y el tercero, el de 20 pesos, con la imagen del guanaco, en octubre de 2017.

QUÉ SE PUEDE COMPRAR HOY CON UN BILLETE DE $ 1000 ARGENTINOS

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) presentó en agosto el Changómetro, el medidor de poder de compra que permitió ver cómo el billete de $ 1000 perdió valor desde su lanzamiento en 2017.

En concreto, la entidad llegó a la conclusión de que en los últimos cuatro años, un changuito de $ 1000 en alimentos, costaba hasta el octavo mes del año $ 4000.

Según el relevamiento, en diciembre de 2017 una canasta de productos de consumo masivo costaba $ 1000, pero doce meses después para llevarse los mismos productos había que sacar del bolsillo $ 1512. En diciembre de 2019 la misma canasta ya valía $ 2370, porque en dos años el incremento fue de 137%.

En diciembre de 2020 esa canasta de bienes ya trepaba a $ 3367 y a $ 4401 en julio de 2021. De esta manera, desde la asunción de Alberto Fernández el incremento llegó al 85,7%. Esto se verifica, según FADA, en algunos productos emblemáticos de la canasta alimentaria como asado y yerba, y en muchos otros también.

Otro de los factores evaluados fueron los combustibles: con $ 1000 en 2017 se llenaba un tanque de nafta, pero hoy ese mismo billete alcanza apenas para 10 litros, 75% menos, explica el reporte.



Fuente: El Cronista 

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email