LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

27 de mayo de 2022


Concedieron el arresto domiciliario a los detenidos con más de 100 kilos de droga

Policiales 11 de noviembre de 2021 Gaston Atonur

A poco más de un año de la detención por trasladar 119 kilos de marihuana, otorgaron arresto domiciliario al ex empleado del Siprosa y su amiga, al primero para "garantizar un espacio digno  por ser parte del colectivo LGBT" y a la segunda para atender a su madre enferma y problemas de salud que ella presenta.

Mónica Mabel Costilla y Jesús Busto fueron detenidos el 26 de octubre del año pasado cuando circulaban en su Chevrolet Onix por Isca Yacu, Santiago del Estero. En un control de rutina, oficiales de policía encontraron los 119 kilos de marihuana y ambos pasajeros se acusaron entre ellos de ser los dueños de la carga.

La Justicia santiagueña investiga la causa y sospecha que los involucrados eran meros transportadores de la mariguana. En base a la investigación, se continuó sin progreso con la línea para saber si fue utilizado el Departamento de Transporte Móviles para acopiar y distribuir la droga.

El juez federal Daniel Bejas no dio lugar al pedido de 40 allanamientos y la detención de 15 personas realizado por el fiscal Carlos Brito al considerar que no había pruebas suficientes. Dos de los sospechosos fueron cesanteados del SIPROSA al comprobarse que ingresaron de manera irregular.

Costilla consiguió ser trasladada al penal de Mujeres de Banda del Río Salí para poder tener contacto con sus familiares y luego consiguió la prisión domiciliaria al presentar informes médicos de su madre, quien necesitaba atención por una grave enfermedad y sólo ella podía asistirla. Patricio Char, abogado defensor, presentó un escrito donde manifiesta que dicha situación está complicando el cuadro de salud de su defendida.

Privado de su libertad en el penal de Pintos, Santiago del Estero, Bustos se anotó para estudiar Ciencias Políticas a distancia en la Universidad de Buenos Aires (UBA) pero no pudo progresar por mala conectividad.

La fiscal dio lugar al pedido de Bustos al considerar que “resulta esencial merituar la situación de la causa y garantizar un espacio digno para el detenido, que ha solicitado en reiteradas oportunidades su traslado por ser parte del colectivo LGBT y necesita un espacio adecuado en el cual cumplir en encierro cautelar”.

Tanto Costilla, en Los Aguirre, como Bustos, en Delfín Gallo, cumplirán el arresto domiciliario controlados con dispositivos electrónicos mientras continúa la investigación, la cual no tuvo avances en los últimos meses.

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email