LOS PRIMEROS LOS PRIMEROS

26 de mayo de 2022


La Argentina no le paga al Club de París y la negociación se extiende otros 60 días

El Poder Ejecutivo no utilizará los dólares del Banco Central para cancelar el vencimiento

Economía 30 de mayo de 2021 Lucas del Pozo

La Casa Rosada definió finalmente no pagarle el vencimiento que opera con el Club de París y ahora se abre una negociación hasta fines de julio para no caer en default. El gobierno de Alberto Fernández buscará en estos 60 días que ese consorcio de acreedores otorgue más tiempo para cumplir con la obligación, mientras en paralelo negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un nuevo programa.

La decisión de no utilizar las reservas del Banco Central para cancelar el vencimiento con la entidad con sede en la capital francesa estaba tomada y fue confirmada por el mandatario. Desde hace meses, la estrategia oficial apunta a que los países que integran el Club de París reprogramaron ese pago por US$2400 millones.

Con esa idea, Fernández encaró en mayo una gira por Europa, en la que logró el apoyo de Portugal, España, Francia e Italia para la renegociación de la deuda con los organismos internacionales y se encontró por primera vez de manera presencial con la jefa del Fondo, Kristalina Georgieva.

Ese encuentro fue interpretado por muchos analistas como un avance clave en la negociación por la deuda con el Fondo y en la señal al Club de París de que el Gobierno busca un nuevo programa con el organismo con sede en Washington, una de las exigencias para postergar la última cuota del convenio firmado en 2014.

Además, la semana pasada Fernández mantuvo una audiencia virtual con la canciller alemana, Ángela Merkel, en la que consiguió el respaldo de ese país en materia de deuda, aseguraron desde Presidencia. Alemania es el principal acreedor argentino dentro del Club de París: representa el 37% de lo que se adeuda al conjunto.

El jefe de Estado dijo este domingo que en las últimas horas se intercambiaron cartas formales con el organismo que preside Francia en las que la Argentina pidió que se postergue el vencimiento y también que no se aplique la tasa del 9% anual (la penalización por no cumplir establecida en el acuerdo inicial).

“Estamos avanzando. Cruzando cartas para formalizar el acuerdo. Ellos buscan que tengamos nosotros primero un acuerdo con el FMI, antes de cerrar con nosotros”, explicó Fernández este domingo en declaraciones al portal Infobae.

Sobre las conversaciones con el Fondo, el mandatario desestimó una inminente llegada de una misión técnica del organismo para revisar las cuentas del país (artículo IV), un paso previo y obligatorio a sellar un nuevo entendimiento.

Por eso, se estima que el acuerdo para reprogramar la deuda por US$44.000 millones con el FMI quedará después de las elecciones legislativas, que se realizarán en noviembre.

En el medio, además de definir con el Club de París, la Argentina debe afrontar el primer pago capital del programa con el Fondo: en septiembre y por unos US$1800 millones.

Para ese momento, se calcula que Argentina ya tendría en su arcas unos US$4500 millones de los derechos especiales de giro (DEG), que el Fondo emitirá para ayudar a sus países miembro a sortear los problemas económicos derivados de la pandemia.


Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email