LOS PRIMEROS - Noticias de Tucumán LOS PRIMEROS - Noticias de Tucumán

La enorme mancha solar que mira el mundo científico ¿Es un peligro?

Las manchas solares son regiones oscuras y "frescas" en la superficie del Sol, causadas por interacciones complejas y cambiantes en el campo magnético.

Actualidad 25 de mayo de 2023 Los Primeros TV Los Primeros TV
1093745175_0:77:1201:752_1920x0_80_0_0_c28875f028ef78ef59a740b263dba18b.png
ALARMA MUNDIAL. La enorme mancha solar mantiene en vilo al mundo científico.

La manera en que los físicos solares saben si el Sol liberará explosiones violentas de plasma y radiación, afectando las comunicaciones terrestres, es a través de la aparición previa de manchas en su superficie, lo que indica una mayor actividad de nuestra estrella.

En ocasiones, tales manchas son tan grandes que son visibles a simple vista, aunque para observarlas se deben tomar estrictas medidas de seguridad. Eso es lo que ocurre por estos días con AR3310, una gigantesca mancha en el Sol que ahora está alineada con la Tierra.

Las manchas solares son regiones oscuras y relativamente frescas en la superficie del Sol, conocidas como la fotosfera. Son causadas por interacciones altamente complejas y cambiantes en el campo magnético del Sol.

El tamaño de las manchas solares puede variar considerablemente. Algunas son tan pequeñas que apenas son detectables, mientras que otras pueden ser de varias veces el tamaño de la Tierra, como es el caso de AR3310, que tiene cuatro veces el tamaño de nuestro planeta.

Cómo ver la gran mancha solar

Mirar directamente al Sol sin los anteojos adecuados es extremadamente peligroso, pues su luz ultravioleta puede dañar las retinas. Así, para contemplar esta gigantesca mancha solar, se deben utilizar gafas de eclipse o filtros solares para resguardar la salud de los ojos. Lentes capaces de bloquear el 100% de los rayos UV e infrarrojos del Sol.

Las manchas solares son áreas donde los campos magnéticos del Sol pueden ser particularmente activos y emitir llamaradas solares. Estos fenómenos son explosiones gigantes que envían energía, luz y partículas de alta velocidad al espacio y que pueden afectar a nuestro planeta de muchas formas.

La AR3310 ya ha emitido una llamarada, pero se ha clasificado como de nivel M alto, el segundo en el escalafón que mide este tipo de fenómenos y que tan solo puede afectar a las auroras boreales, que se vuelven más brillantes y duraderas.

Las manchas solares son regiones en la superficie del Sol, en donde los campos magnéticos están particularmente activos y las líneas magnéticas suelen retorcerse debido a la tensión energética. Llega un momento en que la tensión es tan alta, que las líneas son obligadas a reordenarse, pero en el camino se generan estallidos violentos de energía, luz y partículas de alta velocidad que viajan a través del espacio.

La mancha solar que tanto preocupa a los científicos se ha producido cuando el Sol se encuentra en su máxima actividad en un ciclo que suele durar unos 11 años. Por este motivo, en los últimos meses hemos podido observar varios fenómenos solares con más frecuencia como cascadas de plasma solar, tornados solares, poderosas eyecciones de masa coronal y tormentas geomagnéticas.

Este fenómeno observable a simple vista es tan grande que el astrónomo coreano BumSuk Yeom informó que ha generado alerta entre los físicos solares que la han mantenido vigilada a medida que la rotación de nuestro planeta nos ha colocado justo frente a ella.

MÉXICO I  Alerta por actividad de volcán PopocatépetlPopocatépetl, el volcán que asusta a México y al mundo

¿Qué riesgo implica para la Tierra?

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA), que monitorea el clima espacial, ha afirmado que hay un 20 por ciento de probabilidad de que la mancha pueda emitir una poderosa llamarada de clase X mientras aún está frente a la Tierra.

Las llamaradas solares son explosiones enormes en la superficie del Sol, que se producen cuando la energía almacenada en campos magnéticos ‘retorcidos’ se libera de repente. Estas llamaradas pueden liberar tanta energía como 1000 millones de bombas de hidrógeno.

La NOAA clasifica las llamaradas solares según su fuerza y la cantidad de energía de rayos X que liberan al espacio. Hay tres categorías: C, M y X. Las llamaradas de clase C son las más pequeñas y las de clase X son las más grandes.

Las llamaradas de clase X pueden causar grandes perturbaciones en la Tierra, como apagones de radio de alta frecuencia y tormentas geomagnéticas. Estos eventos pueden tener efectos significativos en nuestra tecnología, incluyendo interrupciones en la comunicación por satélite, fallas de energía y, en casos extremos, daño a los satélites y a los sistemas de energía.

La actividad del Sol sigue un patrón conocido como el ciclo solar, que dura aproximadamente 11 años. Durante este ciclo, la cantidad de actividad solar, que incluye fenómenos como las manchas solares, las llamaradas solares y las eyecciones de masa coronal, aumenta y disminuye. Estamos actualmente en el ciclo solar 25, que los expertos predicen que alcanzará su punto máximo en 2025. /Infobae

Te puede interesar

Lo más visto

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email