Se secó un río de la zona agrícola más importante del país

Actualidad 14 de enero de 2023 Por LPTV
El productor Georges Breitschmitt compartió en redes lo que ocurrió en el partido de Rojas como consecuencia de la sequía; “Nunca lo había visto así”, dijo.
XAZCAAZ6VJFV7LK6YK6YRMUJY4
El río de Rojas, cortado y sin caudal

El fin de semana pasado, Georges Breitschmitt, productor agropecuario, quedó sorprendido al ver que por debajo del viejo puente de hierro del río Rojas, en el norte bonaerense, no pasaba agua. El cauce estaba completamente seco, solo había quedado la tierra resquebrajada. Sacó su celular y empezó a filmar. “Tengo 50 años, vine acá toda la vida y nunca lo había visto así”, dijo el productor, que recordó que en su infancia solía pescar y tirarse aguas arriba con la cámara de un tractor.

El productor compartió algunas fotos del río en las redes sociales y las comparó con imágenes que había tomado en 2021. La diferencia estaba a la vista. De un gran caudal se pasó a un lugar seco.

“Todo el mundo habla de la sequía, pero con el río así queda realmente plasmada y es difícil de eludir. Es una situación muy preocupante”, contó. Tomó la foto cuando salió a recorrer el lecho del río junto con sus hijos y quedó impactado porque, a pesar de que caminaron varios kilómetros, siempre seguía seco.

tiempojpgTiempo en Tucumán: a disfrutar el finde que vuelve el calor

Breitschmitt trabaja un campo familiar de 300 hectáreas en la localidad de Carabelas, en el partido de Rojas. Lo produce junto a su madre y su hermano. Por los efectos de la sequía, en la campaña 2022/2023 decidieron no hacer 20 hectáreas de maíz que siembran todos los años. En tanto, hace cuatro días terminaron de sembrar una última parte de soja que, no obstante, deberán resembrar porque “no nació”.

Además, hacen forraje. Explicó que de los 2000 kilos de cebadilla [forrajera] que normalmente cosechan este año solo sacaron 350 kilos. Entre otras opciones, también hacen rollos: los que sacaron este año fueron “deplorables”.

“Trabajamos nosotros el campo y, al no contar con la cosecha fina que preveíamos para vivir hasta comenzar la campaña que viene, hay que ajustarnos en cuanto lugar se pueda”, dijo. Habló de “aplicar la emergencia agropecuaria para poder postergar algún vencimiento de impuesto”.

“En el caso del partido de Rojas, ingresó dentro del decreto nacional y se pudieron posponer los anticipos de Ganancias”, agregó.

La siembra de maíz

Breitschmitt, además, es consejero de la Cooperativa de Carabelas y también forma parte de Coninagro a nivel nacional. Contó que en esa zona se siembra mucho maíz colorado. En la cooperativa normalmente por año se hacen aproximadamente 5000 bolsas de ese cultivo, pero este año fueron solo 200. “La situación es muy complicada”, comentó. En el caso del trigo, contra 50.000 toneladas que se acopiaron en 2021, el año pasado fueron 7500 tras la cosecha. A la cooperativa suelen entregar su mercadería unos 350 productores.

“Son tres años de seca. Este año se profundizó con una pérdida de más del 50% en la cosecha de trigo, junto con una cosecha gruesa que se siembra fuera de la fecha óptima o no se termina de sembrar. El productor sufre la peor parte de las pérdidas económicas. Se dificulta encarar la próxima campaña descapitalizado, sin financiamiento y alta presión tributaria”, remarcó.

“En el sector ya se asumen las pérdidas, pero el Estado no mide aún las consecuencias porque de lo poco que habrá va a seguir cobrando”, concluyó.

Te puede interesar