Qué cuidados extremar para evitar contratiempos con los niños en las vacaciones

Salud 09 de enero de 2023 Por LPTV
En la playa, el río, la montaña o la pileta, en los días de descanso con niños deben tomarse algunas medidas de precaución extra. Qué se debe tener en cuenta
GMJA3PGJPRFYTOCE6425XEO4EY
Qué cuidados extremar para evitar contratiempos con los niños en las vacaciones

Llegaron las tan esperadas vacaciones. Después de meses de trabajo intenso y corridas para que los chicos terminen de la mejor manera el año escolar, aparece el receso estival. Más allá del destino elegido, tanto en la playa, el río, la montaña o la pileta, deben tomarse algunas medidas de precaución extra para evitar contratiempos y problemas que empañen el descanso. 

Es que los ahogos son una de las principales causas de muerte evitables en niños. Sin embargo, sin llegar a tal extremo, en el medio hay otras situaciones que todo padre o responsable de menores debe conocer.

1- Ahogamiento

Como se dijo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los ahogamientos representan la segunda causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo en niños y adolescentes menores de 20 años, luego de los accidentes de tránsito.

Y si bien quienes presentan mayor riesgo de ahogamiento por inmersión son los menores de cinco años, este tipo de accidentes ocurre en todas las edades.

2- Golpe de calor y deshidratación

Con la llegada de los días de calor intenso, desde la SAP recomendaron tomar recaudos especiales para evitar los golpes de calor y la deshidratación de los más pequeños.

depositphotos_73613339_xl-avion-despegandojpgDesde este lunes es más caro viajar en avión

Que los niños permanezcan en lugares frescos y ventilados, vestirlos con ropas claras y holgadas, mojarlos con frecuencia, evitar actividad física intensa, protegerlos de la exposición al sol en forma directa por lo menos entre las 10 y 16, usar sombrero, comer liviano, ingerir líquidos frescos frecuentemente, aumentando en algunos casos entre un 25 y un 50% la cantidad habitual, e incrementar la frecuencia del amamantamiento en los más pequeños, son las principales sugerencias hechas por los especialistas.

3- Cuidar la exposición al sol

Con respecto a la exposición solar, los médicos  firman  que “el sol puede producir varias lesiones visibles o no, actuales o futuras”. “Los rayos del sol se acumulan año tras año en nuestra piel y producen manchas solares, envejecimiento con arrugas, reacciones alérgicas, golpe de calor (debido al exceso de la exposición solar y altas temperaturas pueden aparecer dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos y fiebre), cáncer de piel y pigmentación de cicatrices”.

Respecto a los protectores solares, deben usarse a partir de los 6 meses, aplicarse de manera uniforme y generosa 15 a 30 minutos antes de exponerse al sol y cada 2 horas mientras dure la exposición solar, o antes, si hubo inmersión en agua, sudoración excesiva o frotamiento de la piel con una toalla.

T3BY223D4NGSDFEF3Y2HBCZBVY

Deben ser "de fácil aplicación, amplio espectro de absorción UV, no irritante y cosméticamente agradable".

GFYNUD73AVH7DPITBVFMCECJYQCuatro opciones para recuperar la vitalidad y la fuerza del pelo

El Factor de Protección Solar (FPS) evidencia la eficacia en cuanto al grado de protección que ofrece: existen compuestos con protección baja (FPS 2 a 15), media (FPS 15 a 30), alta (FPS 30 a 50) y muy alta (FPS > 50).

4- Conjuntivitis estacional

En verano los casos por infecciones virales de conjuntivitis aumentan hasta un 20%. Cada dos o tres años se producen brotes que deberíamos prevenir desde la concientización y la higiene.

RVXAMIZZZZC2RORK6WUEBGA2X4

5- Cuidar los ojos del sol, también en la infancia

Los oftamólogos destacan que “los niños suelen pasar más tiempo al aire libre en vacaciones y, por tanto, están más expuestos a sufrir afecciones en sus ojos. Por eso, hay que evitar la exposición en las horas de máxima intensidad, así como ponerles gorros o sombreros y usar lentes de sol con filtro UV a partir de los cinco o seis años”.

Recalcan que “es muy importante proteger a los niños de la radiación UV, ya que está demostrado que más de la mitad del tiempo que una persona pasa expuesta al sol en toda su vida sucede antes de los 16 años”.

6- Sangrado nasal

La llegada del calor y los días propicios para andar al aire libre coinciden, muchas veces, con la aparición de episodios de sangrado nasal, un cuadro que técnicamente se denomina epistaxis. Ocurren de manera especialmente frecuente entre niños y adolescentes, de los 2 a los 15 años, tanto durante como después de la exposición al sol.

Te puede interesar