Golpe de calor: cuáles son los síntomas y cómo prevenirlo

Salud 06 de enero de 2023 Por LPTV
Frente a las altas temperaturas del verano y los días más calurosos del año, todo lo que hay que saber acerca de cómo detectarlo y tratarlo en esta nota
BURGZTCC25EGVPTNLGWYJOKXZE
El agotamiento por calor es un estadio previo al golpe de calor que puede detectarse.

Con la llegada de enero volvió el calor extremo y ya hay provincias en el país que alcanzan los 40° de temperatura. Si bien la exposición al sol de forma controlada y medida puede traer algunos beneficios como la producción de serotonina y de vitamina D, las altas temperaturas pueden afectar a la salud. Las probabilidades de sufrir agotamiento por calor y golpe de calor son más altas.

Frente a esta situación, la necesidad de cuidar al cuerpo, prevenir los efectos adversos y las enfermedades del calor se vuelve crucial. Por eso, algunas preguntas frecuentes que surgen durante el verano son: ¿Qué es un golpe de calor y cómo prevenirlo?

¿Qué es un golpe de calor?

Un golpe de calor es una forma grave de lesión por calor y a la incapacidad del cuerpo de regular su temperatura. Es una de las denominadas “enfermedades del calor”, que puede aparecer cuando hay una exposición prolongada a altas temperaturas y humedad, o cuando hay un esfuerzo físico intenso, como el ejercicio, en altas temperaturas.

Si no se trata, puede afectar a distintos órganos y funciones del cuerpo, los daños pueden ser graves e incluso puede provocar la muerte. Por eso, para la Organización Mundial de la Salud, el golpe de calor es una urgencia médica con riesgo de muerte. La persona debe recibir cuidados en un hospital.

Hay que tener en cuenta que el humano es un animal homeotérmico, es decir, capaz de mantener su temperatura corporal entre los 36° y los 37,5°, independientemente de los factores externos, dentro de ciertos límites para poder sobrevivir. Esta capacidad permite que el cuerpo humano genere calor en ambientes fríos, y ceda calor cuando aumenta la temperatura, algo que se denomina “termorregulación”.

Pero esta capacidad del cuerpo humano puede fallar cuando hay cambios bruscos en el ambiente, y cuando no puede haber suficiente adaptación a la variación del clima, especialmente cuando las temperaturas altas se mantienen durante varios días, en lo que se llaman olas de calor.

¿Quiénes pueden sufrir un golpe de calor?

La respuesta al calor depende de la capacidad de adaptación de cada persona y, según la Organización Mundial de la Salud, los efectos graves pueden aparecer repentinamente, por lo que se recomienda estar atentos a las alertas. “Las personas que tienen mayor riesgo de complicaciones y muerte durante una ola de calor son los niños, los adultos mayores, y aquellas que tienen enfermedades crónicas y requieren medicación diaria”, dicen desde el organismo.

En ese sentido, el doctor Ramiro Heredia, médico clínico de la séptima cátedra de Medicina Interna del Hospital de Clínicas, sostuvo: “Clásicamente, la enfermedad por calor la hemos descrito en adultos mayores; niños pequeños; embarazadas; individuos con enfermedades crónicas; personas que consumen ciertos fármacos y drogas de abuso; en deportistas sin enfermedades, pero sometidos a una gran carga física en temperaturas extremas, como, por ejemplo, durante una maratón. Hoy sabemos que el calor afecta a todos”.

.Según el Ministerio de Salud de la Nación, en particular, los chicos con mayores riesgos son aquellos que son menores de 5 años (especialmente los que no cumplieron 1 año); los que tienen enfermedades crónicas cardíacas, renales, mentales o neurológicas, entre otras; los que tienen fiebre por otra causa o diarrea; los que presentan obesidad o desnutrición; y los que tienen la piel quemada por el sol.

¿Cuáles son los síntomas del golpe de calor?

CP_web_IMG_Golpe_calor-1000x500

Saber cuáles son los síntomas del golpe de calor es fundamental para poder actuar rápidamente, evitar que se agrave y genere daños graves. Si bien el golpe de calor puede presentarse repentinamente, hay un estadio previo denominado “agotamiento por calor”, y sus síntomas, según el Ministerio de Salud de la Nación, son:

- Sudoración excesiva - En los bebés puede verse la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal (sudamina) - Piel pálida y fresca - Sensación de calor sofocante - Sed intensa y sequedad en la boca - Calambres musculares - Agotamiento, cansancio o debilidad - Dolores de estómago, inapetencia, náuseas o vómitos - Dolores de cabeza - Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños) - Mareos o desmayo

En tanto, los síntomas del golpe de calor - situación muy grave, son:

- Temperatura del cuerpo 39°C - 40°C o mayor (medida en la axila) - Piel roja caliente y seca (se agota la transpiración) - Respiración y frecuencia cardiaca acelerada - Dolor palpitante de cabeza - Alteración del estado mental y del comportamiento como: vértigos, mareos desorientación, delirios, confusión o pérdida de conocimiento - Convulsiones.

¿Qué hacer ante un golpe de calor?

Frente a un golpe de calor, la Organización Mundial de la Salud recomienda detener toda actividad física, moverse o mover a la persona afectada a un sitio fresco, humedecer la cabeza y el cuerpo, y ventilar a la persona para reducir la temperatura. Además, es fundamental llamar una ambulancia de forma inmediata porque la persona debe recibir cuidados en un hospital.

¿Cómo se puede evitar un golpe de calor?

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para evitar un golpe de calor:

- Informarse sobre alertas y predicciones meteorológicas.

- Evitar exponerse al sol durante las horas de mayor calor.

- No dejar niños o ancianos desatendidos en vehículos estacionados.

- Evitar hacer ejercicios o actividades intensas al aire libre sin protección.

- Consumir agua cada 2 horas, aún sin tener sed.

- Tomar duchas o baños fríos en sitios seguros (evitando corrientes de agua fuertes).

- Mantener la vivienda fresca cubriendo las ventanas durante el día y usando aire acondicionado o ventilador en las horas de más calor.

- Si tiene enfermedades crónicas y usa medicamentos, consultar con su médico.

dcfc349b-b4d7-4b09-9d98-4f8362680216_16-9-aspect-ratio_default_06 consejos de especialistas para cuidar el cabello en verano

Te puede interesar