Juicio a los rugbiers: el jefe de seguridad del boliche dijo que nunca vio “tanta saña”

Policiales 04 de enero de 2023 Por LPTV
“Chiqui” Muñoz complicó a Máximo Thomsen y a Matías Benicelli; se abrazó con la mamá de la víctima. También se encuentra citado el policía que le practicó RCP.
NONDUYWIE5FCNOIOMLSG2NGUEU
Avanza el juicio por la muerte de Fernando Báez Sosa

Alejandro “Chiqui” Muñoz, jefe de seguridad de Le Brique al momento del crimen de Fernando, es imponente: mide 2.03 metros, pesa 150 kilos y este miércoles dijo que necesitó pedir ayuda para expulsar a Máximo Thomsen.

“Cuando llegué la pelea ya había terminado. Me lo señalan a Thomsen, trato de sujetarlo solo y me hizo tanta fuerza que tuve que pedir ayuda a uno de mis compañeros para sacarlo. A Fernando, en cambio, lo sacaron tranquilo, no tenía camisa”, recordó.

V7YOCMLDUVA2RE65KHAH2QOTOU"Máximo Thomsen lo pateó con odio, e intención de matar", otro estremecedor relato de la golpiza

Y agregó sobre el rugbier: “Lo tuvimos que sacar entre dos porque estaba muy agresivo. Thomsen era el más alterado”. Luego, relató: “Cuando llego a la puerta veo a todos los ‘rugby’ y veo que se van turnando para pegar a Fernando: trataban de separar a los amigos y dejarlos a cinco o seis metros. Unos cubrían a los amigos y otros le pegaban (a Fernando). Uno que estaba con camisa blanca con rodete (N. de la R. por las fotos es Matías Benicelli) le pegó y Fernando no se levantó nunca más. La daban patadas constantemente. El que más le pegaba fue el chico que saqué yo: Thomsen. Me concentré en él porque, mirá que yo soy grande, pero no lo pude contener”.

JLNEJ656BJEMJKS3PYU6GEPCWQ
Alejandro "Chiqui" Muñoz, jefe de seguridad del boliche Le Brique

Se proyectaron dos videos durante el testimonio de Muñoz y el testigo refirió que a los imputados los sacaron por Avenida Buenos Aires, y que a Fernando y sus amigos, por la entrada principal, sobre la Avenida 3. Dijo que es parte del “protocolo”. “Yo siempre les digo que se vayan a su casa, pero acá hubo una diferencia: unos salieron violentos, otros no”.

En el momento crucial de su testimonio, Muñoz se quebró: “Hace veinte años que trabajo de esto y jamás vi tanta saña. Todo patada, patada, patada”.

Antes de Alejandro “Chiqui” Muñoz, declaró Pereyra Rozas, amigo de la víctima

76SRXND7KZCBZCJQI6YQTFFQZM
Juan Manuel Pereyra Rozas

El quinto testigo de la jornada, Juan Manuel Pereyra Rozas, amigo de Báez Sosa, afirmó que lo golpearon adentro del boliche e identificó a Luciano Pertossi como quien le propió el golpe.

Cuando sale, asegura que lo vuelven a golpear, que el golpe vino de atrás, que “lo deja aturdido” y entonces corre. Luego, vuelve al lugar. Aseguró que otro de sus amigos envió un mensaje al grupo de WhatsApp que compartían, en el que les contó que Fernando “estaba inconsciente”.

7T2MA6HQCNHBXAHOVTZFD7SQ64Crimen de Fernando Báez Sosa: "Espero que paguen por lo que hicieron", habló Pablo Ventura

La querella pide precisar en qué parte de Le Brique sucede el incidente. “Estábamos caminando por la pista en dirección a la salida del boliche”, afirmó. Luego, aseguró que tuvo miedo de Luciano Pertossi, que lo vio “como enojado” y que se fue al patio de la disco “a tomar aire”. Ya afuera, cuando el mismo grupo los ataca, volvió a sentir el mismo miedo y se retiró.

Tras la golpiza, Rozas también sufrió lesiones en la oreja e “hinchazón en el pómulo derecho”.

Te puede interesar