Habló el padre de Máximo Thomsen, uno de los rugbiers

Policiales 03 de enero de 2023 Por LPTV
Marcial Thomsen estuvo en la sala donde se desarrolla la segunda audiencia del juicio oral y público por el asesinato. Su hijo es uno de los acusados.
L66L76ETEFB4ZOWOFLJRXWPTRY
Marcial Thomsen, padre de Máximo, al salir de la cárcel de Dolores en enero de 2020.

Marcial Thomsen, padre de Máximo, uno de los rugbiers hoy enjuiciados por el brutal asesinato a golpes de Fernando Báez Sosa, se hizo presente en el juicio que se desarrolla en el Tribunal N°1 de Dolores. Allí, mantuvo una breve conversación con el medio Infobae. Acusó a los medios de cargar en su contra.

Luego, hizo una reflexión: “Hay un dolor muy grande de ambos lados. Esto es una tragedia para todos”.

Thomsen padre fue históricamente el más visible familiar de los acusados por el crimen, ya realizó otras declaraciones en el pasado, con un tono conciliador. “No son asesinos”, dijo en enero de 2020, en su primera visita al penal de Dolores. Hoy, en el juicio, se sentó en la tercera fila del lado de los imputados, un anillo de 13 penitenciarios lo separaba de su hijo. En la jornada de hoy, se proyectaron varios videos de diversos momentos del ataque. No fueron momentos cómodos para él. Marcial miró al piso durante las proyecciones, con el codo apoyado en la pierna, tomándose la cabeza con la mano, mientras Graciela Báez, la madre de Fernando, cubría su cara.

AM2FW66AG5DA5A3YAGARMZBHOYDeclaró el suegro de Fernando Báez Sosa: "No le deseo a nadie que vea lo que yo vi"

Rosalía, la madre de Máximo, no se encuentra presente. Tampoco podría estarlo. Se encuentra citada como testigo para la audiencia del 16 de enero.

Marcial Thomsen no es el único familiar de los imputados que se hizo presente. Sergio Viollaz, padre de Ayrton, también llegó para el juicio desde Zárate. A las 8:45 ingresaron a los tribunales Marcos Germán Pertossi y Analía Tartara, padre y tía de Lucas Pertossi.

El desgarrador relato de un amigo de Fernando Báez Sosa

-qFHTU3Xr_1256x620__2

Lucas Filardi, uno de los amigos que estuvo esa noche, relató el momento de la agresión. Según contó, el grupo donde estaba Fernando había llegado la noche anterior. En la segunda noche, fueron al boliche Le Brique. Allí escuchó un bullicio y salieron a ver

"Veo a dos amigos, salimos lo veo a Fer con la remera rota afuera. Yo estaba al lado de él, lo tiraron al piso le empezaron a pegar. En ese momento había cuatro o cinco pegándole, también había otros de los imputados. Tenía un par al lado, también a D'Alesandro le estaban pegando", prosigue.

"Hubo un momento de impacto y después yo, por mi parte, entró y pido 'basta por favor, paren'. Ahí es cuando uno de ellos me pega una piña, no llego a taparla, me queda como raspado la cara. Me pega y caigo arriba de un auto, arriba del capó, vuelvo a pedir que basta. Fue un impacto, ninguno se lo esperaba", cerró. 

julieta-rossi-fernando-baez-sosawebpJuicio por Báez Sosa: este martes declarará su novia, Julieta Rossi

Luego, Filardi ubicó dónde estaba cuando ocurrió el crimen, con indicaciones sobre una foto que proyectaron en una pantalla. Seguro de que hubo “patadas en el pecho y en la cabeza” de Fernando, su amigo insistió: “Fue un instante en que vino gente gritando y le pegaron. Se cayó al piso, y ahí fueron patadas y piñas. No hubo acto de defensa”.

Pasados unos minutos, el joven vio un video de la madrugada en que se produjo el crimen, que fue recuperado del teléfono celular de uno de los acusados, para que intente identificar quiénes agredieron a Fernando. Mientras pasaron la grabación, Silvino Báez apoyó su cabeza sobre el hombro de su esposa, Graciela Sosa.

“La primera piña fue dirigida a Fernando, fue una piña muy fuerte a la cara, directo a la cara para desestabilizarlo. Fue repentina. Una piña muy fuerte a la cara”, reveló el joven.

Te puede interesar