Tenso cruce entre Argentina y Uruguay en la Cumbre del Mercosur

Política 05 de diciembre de 2022 Por LPTV
El canciller Cafiero habló de la posibilidad de una ruptura en el bloque regional en la previa del encuentro de presidentes, que se realizará mañana.
5D33XBRI4FF57CAU4DYZ7CSKXE
Santiago Cafiero, este mediodía, en Montevideo

El canciller argentino Santiago Cafiero y su par uruguayo Francisco Bustillo protagonizaron en Montevideo un duro cruce verbal en el marco de la Cumbre de Cancilleres del Mercosur que se realiza allí. Luego de los saludos protocolares, hubo fuertes diferencias entre ambos sobre los acuerdos que Uruguay quiere concretar por fuera del bloque regional, por la existencia de distintos tipos de aranceles y por las demoras en establecer un acuerdo con la Unión Europea.

Bustillo abrió el debate y remarcó la necesidad de una modernización del mercado común. “El bloque no puede conformarse con los logros conseguidos” y que por eso se necesita “un bloque aggiornado, moderno, que haga frente a los desafíos del hoy, ayer y mañana”, dijo el canciller oriental. Y amplió luego: “Desde Uruguay, hemos tenido ya una visión crítica: el Mercosur debía estar a la altura de sus tiempos y desafíos, y no uno que languidece en discusiones bizantinas. Seguimos advirtiendo las mismas deficiencias”.

La semana pasada Bustillo había participado de la propuesta de un acuerdo para sumar a Uruguay al Tratado Transpacífico, que encabezan Australia y Nueva Zelanda. Esto provocó un comunicado conjunto de sus otros tres socios comerciales rechazando tal posibilidad porque violaba lo establecido en el estatuto del mercado común. “Tenemos que reforzar nuestra vocación de integración regional, proyectos de integración con un mercado ampliado, capaz de estrechar lazos con otros países y bloques, no podemos darnos el lujos del inmovilismo”, remarcó Bustillo.

La vicepresidenta Cristina Kirchner.Cómo creció el patrimonio de Cristina Kirchner desde 2003 a la fecha

La intención de los uruguayos no es nueva ya que anteriormente habían anunciado la intención de firmar tratados de Libre Comercio con China.

La respuesta de Cafiero llegó inmediatamente. “Nos preocupan ciertas actitudes unilaterales, lo hemos expresado en la nota”, recordó el canciller para mencionar la carta de protesta presentada en contra de las gestiones emprendidas por Bustillo recientemente en Oceanía. “Es contrario a las normas del Mercosur, es violatorio a la regla del consenso, base del Mercosur. La unilateralidad de ciertas decisiones nos preocupan”, expresó el canciller de Alberto Fernández.

El jefe de la diplomacia argentina puso de relieve que “lo que viene faltando aquí es el testimonio del concreto y recíproco reconocimiento de la importancia política que los Estados Parte del MERCOSUR nos hemos dado y plasmado en el Tratado de Asunción. Allí se expresa el compromiso de una cierta correspondencia política que aquí está faltando. No estamos observando una aspiración a la futura convergencia dentro del bloque. Por el contrario, vemos con preocupación que se emprende un camino que parece ser unilateral y que, muy probablemente, podría desembocar en una ruptura”.

Al cerrar su discurso, Cafiero señaló que, “en un mundo que se repliega, acechado por los desafíos de la desigualdad, el hambre, la guerra, el cambio climático”, urge “crecer juntos” e incluyó en la lista de males globales al “unilateralismo”.

Otras diferencias

También existieron disidencias a la hora de plantear el acuerdo que está pendiente entre el Mercosur y la Unión Europea, que lleva varios años de discusiones. Bustillo esgrimió que “perdemos atractivo y nada hacemos por recuperarlo. Somos lo que hemos querido ser, una zona de libre comercio imperfecta”, dijo Bustillo. Cafiero le replicó, advirtiendo sobre los aspectos negativos: “Será el instrumento más trascendente del bloque, aunque presenta riesgos por la competencia con empresas europeas con mayores recursos”.

Bustillo, además, criticó el Arancel Externo Común, que Uruguay y Brasil quieren bajar y al que nuestro país se opone en defensa de algunos rubros, sobre todo los relacionados con determinadas actividades industriales. “Hay necesidad de mecanismos para resolver obstáculos que distorsionan el comercio entre los estados. Entre nosotros abundan las restricciones arancelarias que impiden la libre circulación. Hemos fracasado: tenemos tres aranceles, no tenemos un arancel en común. No existe el Arancel Externo Común. La realidad se impone al relato y nos aleja de la utopía”, explicó el jefe de la diplomacia uruguaya. “Las negociaciones en el bloque son mas trabajosas, pero no hay que apresurarse a celebrar acuerdos que compliquen a los países y sus economías”, fue la respuesta de Cafiero.

De la reunión, previa a la que tendrán este martes los presidentes de los cuatro países que integran el bloque (se estima que Jair Bolsonaro, en los últimos días de mandato en Brasil, no estará), participaron también los cancilleres de Paraguay, Julio Arriola, y el de Brasil, Carlos Franca. Ambos coincidieron en la necesidad de respetar los caminos establecidos en relación a los acuerdos con otros países. Como invitado estuvo Rogelio Mayta, canciller de Bolivia, país al que Argentina impulsa como nuevo socio del Mercosur.

Cumbre del Mercosur

Este martes 6 de diciembre, el presidente Alberto Fernández asistirá a la Cumbre del Mercosur, en Montevideo, Uruguay, Nación que precisamente le entregará al mandatario argentino la presidencia pro témpore del bloque comercial regional, aunque en medio de un clima tenso con el país vecino que conduce Luis Lacalle Pou, luego de buscar acuerdos bilaterales y con otros bloques regionales por fuera del Mercosur. 

A cuatro días de ese encuentro, el bloque comercial de la región afronta un conflicto interno. Es que Argentina, Brasil y Paraguay se unieron en un reclamo contra el anfitrión Uruguay debido a que, sin la consulta previa ni el aval de sus socios, impulsó acuerdos bilaterales con países de Oceanía e integrarse a otro bloque internacional.

El pasado miércoles 30 de noviembre, a través de una carta conjunta que publicaron por Twitter y a la misma hora, los gobiernos de Alberto Fernández de Argentina, Jair Bolsonario de Brasil y Mario Benítez de Paraguay, expresaron su descontento con las negociaciones con Australia y Nueva Zelanda que el canciller uruguayo Francisco Bustillo ha llevado adelante en el último tiempo. El objetivo detrás es que Uruguay se una al Acuerdo Transpacífico, que integran ambos países del continente oceánico.

Te puede interesar