Avanza la investigación sobre los planes

Política 01 de diciembre de 2022 Por LPTV
La ministra de Desarrollo Social pidió levantar el secreto fiscal de los beneficiaros del Potenciar Trabajo y la Justicia accedió. Crece el enojo
CYPAKBYLY5HFVBYQ3DXNH5DYBA
Victoria Tolosa Paz se reunió con Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita

La llegada de Victoria Tolosa Paz al Ministerio de Desarrollo Social -virtualmente loteado entre las distintas organizaciones oficialistas- probó ser más problemática de lo previsto y en los movimientos sociales hay cada vez mayor irritación con la nueva funcionaria.

En las últimas horas, Tolosa Paz tuvo cruces públicos con el dirigente del Frente Patria Grande y del Movimiento Trabajadores Excluidos (MTE), Juan Grabois, y referentes del Movimiento Evita, liderado por Emilio Pérsico, que ocupa un puesto clave en la cartera: es el titular de la Secretaría de Economía Social del Ministerio, autoridad de aplicación del Potenciar Trabajo.

A principios de noviembre, se filtró un informe de la AFIP, donde manda el kirchnerismo duro, y que había solicitado el exministro, Juan Zabaleta. El documento señalaba que más de 250.000 beneficiarios del plan Potenciar Trabajo declararon Bienes Personales o compraron dólar ahorro. Es decir, no deberían poder cobrar el plan.

Luego de anunciar que solamente se daría de baja a 2300 beneficiarios, y tras quedar involucrada en dos investigaciones judiciales, Tolosa Paz le solicitó a la Justicia levantar el secreto fiscal de los beneficiarios del Potenciar Trabajo para acceder a la nómina completa de las incompatibilidades que detectó la AFIP. “Esa información el Ministerio no la tiene y la necesita para analizar cada caso y dar de baja a quien no cumpla con los requisitos. Lo haremos de forma inmediata”, dijo.

Este mismo miércoles, el juez Julián Ercolini ordenó efectivamente levantar el secreto fiscal de quienes están inscriptos en el programa social. El pedido de la ministra y la orden de la Justicia no cayeron nada bien en las organizaciones sociales alineadas con el oficialismo.

Respuestas

El primero en salir al cruce fue Juan Grabois, acostumbrado a lanzar duras críticas al Ejecutivo nacional, pese a respaldar al Frente de Todos. “Se quiere levantar el secreto fiscal de quien cobra un salario social? ¡Bien! Que se levante el secreto fiscal de políticos, jueces, comisarios, contratistas del Estado, fugadores, periodistas con pauta, dirigentes sindicales y sociales, ¿o el sogazo es siempre para los pobres?”, recriminó.

“¿Se quieren reducir las transferencias del estado a los pobres? ¡Pero si los diputados se acaban de aumentar las suyas! Mínimamente que todos los funcionarios del ministerio de Desarrollo Social se reduzcan las que reciben ellos”, agregó el referente social.

La ministra se defendió. Afirmó que no tiene intención de “contarle las costillas a los pobres”. “Estoy obligada como funcionaria. No tengo margen. Hay una información de la AFIP donde señaló inconsistencias, pero no me las puede entregar nominalmente”, justificó.

Pero Grabois no fue el único. También surgieron duras críticas desde el Movimiento Evita, tal vez la organización más poderosa del oficialismo.

“El fiscal de las excavaciones fantasmas canta truco con un 4 de copas y la ministra de Desarrollo Social pide violar las leyes nacionales levantando el secreto fiscal de las personas más pobres de la Argentina. Hablamos de un país con un 36,5% de pobreza y una inflación del 76,6%. Y en vez de ir detrás de los formadores de precios, los especuladores, los fugadores de dólares, deciden tomar de rehén a los más débiles en esta Argentina cada vez más desigual”, lanzó el diputado nacional y dirigente del Evita, Leonardo Grosso.

“Lo más terrible es que todavía están esperando esto para liquidar los salarios de 1.300.000 personas en el mes de diciembre. Porque el Potenciar Trabajo no es un regalo, es un salario social que estipula una contraprestación”, agregó y concluyó: “No pierdo capacidad de asombro. Cada día se puede ser peor”.

Los referentes del Movimiento Evita trabajan a diario con la ministra. Ante la pregunta de este medio sobre si la relación se había roto, un importante dirigente de la organización afirmó: “Todavía no se pudrió del todo, pero si no se corrigen cosas va a haber conflicto con todas las organizaciones”.

En Somos Barrios de Pie y otros movimientos oficialistas que temen un recorte masivo de planes fueron más cautos en los cuestionamientos, pero también dejaron advertencias: “Vamos a ver qué hace”, deslizaron en relación con una ministra que para las organizaciones todavía estaría en período de prueba.

WRMZP5WJJRCZFN6KB5TP3Z2Q2YCómo es la campaña de testeos gratuitos para detectar el VIH/Sida

Te puede interesar