Cuáles son las obras sociales más financiadas desde que asumió Alberto Fernández

Política 29 de noviembre de 2022 Por LPTV
Se realizaron transferencias a más de 300 entidades sindicales de todo el país desde 2020. Los montos que cobró cada una por reintegros y subsidios
YV6GNIWUPFFF3BWIPZFMZXRXSY
Las obras sociales sindicales son asistidas con fondos extras del gobierno nacional.

En Argentina existe un Fondo Solidario de Redistribución (FSR) para reintegrar a las obras sociales los gastos extraordinarios en patologías de baja incidencia. Este Fondo está conformado por un porcentaje -en promedio del 15%- del aporte que los trabajadores en relación de dependencia hacen a las obras sociales (el 3% del sueldo), y el que efectúan sus empleadores (5% del salario). Estos aportes en lugar de ir directamente a las obras sociales pasan por el Estado, que los distribuye con un criterio “solidario” a través de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) para garantizar la cobertura del PMO a todos los afiliados del sistema.

El Gobierno de Alberto Fernández le giró a las obras sociales de ese Fondo, a través de la Superintendencia, $347.206 millones desde el comienzo de su gestión y hasta septiembre último. Fueron USD 3.654 al promedio anual del dólar oficial en concepto de reintegros, compensaciones y subsidios, según un relevamiento realizado por la Unidad de Datos de Infobae en base al análisis de las transferencias a 309 obras sociales informadas por la SSS en su sitio web. Son fondos cuya ejecución cuenta con escasos controles desde el Estado, según denuncia la oposición, y que son eje de una disputa política entre el Ejecutivo y los gremios. Desde los sindicatos reclaman por el retraso en los pagos a las obras sociales y aseguran que el sistema “está colapsado”.

ssGDKuw4O_1256x620__2Mundial de Qatar 2022: Países Bajos ganó y despidió al anfitrión

OSECAC, la obra social sindical más grande del país con 1,6 millones de afiliados al sindicato de Comercio que conduce Armando Cavalieri, es la que recibió el mayor monto de transferencias totales del Fondo Solidario de Redistribución. Fueron $49.400 millones desde que Fernández desembarcó en la Casa Rosada. Sin embargo, si se analizan los pagos por afiliado, son $12.051 por cada uno, es decir, desciende casi a mitad de la tabla de las 309 obras sociales analizadas.

Sindicatos clave para el Gobierno, en un contexto de conflictividad gremial por la inflación, aparecen también entre los más beneficiados en montos totales. El ranking de las obras sociales que más fondos recibieron de la SSS está encabezado por varias que pertenecen a gremios manejados por los “Gordos”, los históricos dirigentes sindicales vinculados al peronismo que, a su vez, informan un mayor número de afiliados. Con matices, todos mantienen una buena relación con la Casa Rosada. Esa sintonía es clave en la interlocución para la liberación de los fondos del FSR, que - según denuncian - son “pisados” por el Ejecutivo por sus necesidades financieras y políticas. Desde Economía negaron a Infobae que sea así, y aseguraron “estar al día”.

Además del gremio que maneja Cavalieri hace 36 años, la obra social de la Unión de Obreros de la Construcción (UOCRA), a cargo de Gerardo Martínez, y la de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), en manos de Andrés Rodríguez, están entre los más beneficiados por las transferencias del Estado. Ambos dirigentes están entre los que mejor sintonía tienen con el Presidente.

Libreta-AUH-696x464Libreta AUH: hasta cuándo se puede presentar para cobrar el 20% de 2021

La Obra Social del Personal de la Construcción (OSPECON) recibió más de $14.600 millones en concepto de subsidios y reintegros, desde enero de 2020 hasta septiembre inclusive. Tiene 550.000 afiliados. La Obra Social del Personal Civil de la Nación recibió una cifra casi similar, $13.800 millones en el mismo período. Este gremio es otro de los más numerosos, con más de 600.000 beneficiarios para atender en sus centros médicos.

En el top ten de las que más transferencias recibieron, en total, figuran también la Obra Social del Personal Rural y Estibadores de la República Argentina, que tiene más de 800.000 afiliados, según datos oficiales. Le sigue la Obra Social de Ejecutivos y del Personal de Dirección de Empresas (840.000 afiliados), la Obra Social de Petroleros (460.000), la Obra Social de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos (320.000), la Obra Social de la Unión Obrera Metalúrgica (255.000), la Obra Social del Personal del Organismos de Control Externo (220.000), y la Obra Social del Personal de la Sanidad Argentina (255.000 afiliados). Cada una de ellas recibió fondos que van desde los $6.500 millones a los $14.200 millones.

Montos por afiliado

Cuando se analiza el reparto de los fondos sobre la cantidad de afiliados que tiene cada obra social, aparecen entidades con pocos beneficiarios que continúan recibiendo fondos de la SSS. La Asociación del Personal Superior de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, con apenas un afiliado, recibió $41.000 en lo que va del 2022, según los datos publicados por la SSS en su web.

Otro ejemplo: la Obra Social para el Personal de Dirección de la Industria Maderera, con poco más de 100 afiliados, embolsó casi $8 millones este año, lo que la ubica como una de las más beneficiadas.

El relevamiento realizado por la Unidad de Datos de Infobae sobre los documentos de la Supeintendencia indica que, de las primeras 20 obras sociales con mayor cantidad de transferencias recibidas por afiliado a través del Fondo Solidario de Redistribución, apenas una - la Obra Social de los Trabajadores de las Empresas de Electricidad - supera los 10.000, lejos de las más numerosas del país.

Del top ten de las entidades sindicales con más fondos recibidos por cápita en concepto de reintegros, subsidios y compensaciones, la que más recibió fue la Obra Social del Personal del Automóvil Club Argentino. Con 9.900 beneficiarios, las transferencias por afiliado fueron de $141.700, en estos dos años y nueve meses.

Las restantes nueve obras sociales tienen menos de 5.000 afiliados y recibieron entre $39.000 por afiliado y $70.000 en lo que va de la actual gestión, hasta septiembre último.

Obras sociales bajo la lupa

La ex ministra de Salud Graciela Ocaña advirtió que “muchas obras sociales tienen balances negativos o están quebradas, como la de Camioneros, y siguen funcionando, y recibiendo fondos de la Superintendencia”.

Agregó que “otras tantas no tienen los afiliados necesarios para poder funcionar, pero siguen existiendo porque la Superintendencia lo permite. Lo hacen pese a no ser sustentables y tener gastos de funcionamiento por arriba del 7% que es lo que fija este organismo, sin fondos propios suficientes para cubrir las prestaciones obligatorias”.

Según los datos de afiliados que tiene la SSS, en base a lo informado por las propias entidades sindicales, de las 309 registradas, 133 obras sociales tienen menos de 10.000 afiliados.

“Son las que no tienen destino económico, y deberían unirse a una obra social más grande para poder funcionar, pero el negocio es crear obras sociales para que puedan llevarse una parte del dinero que reciben. Y sin embargo, la Superintendencia no controla eso, ni aplica sanciones o multas cuando las obras sociales. Así, todos pagamos la ineficiencia”, señaló Ocaña. “Necesitamos controles y discutir en serio cómo se utilizan los recursos que aportamos los trabajadores para darnos salud”, concluyó la legisladora de Juntos. 

Te puede interesar