Por qué ver un partido puede duplicar el riesgo de un infarto

Salud 19 de noviembre de 2022 Por LPTV
A horas del comienzo del mundial, ¿Cuáles son los riesgos de hacerse mala sangre mientras juega un equipo? ¿Puede la pasión generar eventos cardíacos extremos?
2Q2KDU5LZ5GWNA5NK4MERYXVVI
Existe un riesgo de sufrir eventos cardiovasculares durante un partido de futbol, según varios estudios científicos

Con la llegada del Mundial, las expectativas crecen, los sueños se incrementan y la esperanza de ver a nuestro equipo alzar la copa no afloja, es más, se agranda. El camino exitoso de Argentina, campeón de América frente a Brasil y de la Finalíssima con Italia ilusionan. Sumado a que lleva 36 partidos invicta (no pierde desde junio de 2019) y tiene al mejor jugador del mundo en la actualidad (Lionel Messi) entre sus filas.

Por eso, la ilusión es enorme, como también lo pueden ser los problemas cardíacos que se presenten en aquellas personas que vibrarán frente al televisor.

“Hay evidencia científica que dice que el estrés que puede generar un partido de futbol, en este caso magnificado por ser una Copa del Mundo sería un potencial problema cardíaco, especialmente en personas con antecedentes de riesgo cardiovascular. Numerosas publicaciones demuestran la estrecha relación entre el estrés mental y las más variadas patologías del aparato cardiovascular, como el estudio publicado por científicos alemanes en la prestigiosa revista médica The New England Journal of Medicine luego del mundial de futbol celebrado en su país en 2006, donde se afirma que el número de infartos de miocardio se elevó hasta 2.5 veces los días de los partidos en que participaba la selección local en relación a otras fechas. Y se triplicaban las visitas a las guardias médica durante y pos partido”, explicó Mario Boskis (MN 74002), cardiólogo y miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

Y agregó: “Quienes desconocen su estado de salud cardiovascular pueden correr mayor riesgo, porque si existe una cardiopatía no detectada, frente a un apremio mental importante, es posible que se gatille un evento cardíaco. El famoso ‘me va a dar algo’ puede ser un síntoma de enfermedad coronaria, que se presenta con dolor en el pecho o palpitaciones y puede ser un signo de infarto inminente. Un nuevo estudio, publicado recientemente en la revista JAMA advierte también que en pacientes con enfermedad coronaria conocida, la presencia de estrés mental podría incrementar significativamente el desencadenamiento de eventos cardiacos”.

El doctor Andrés Orlandini, prestigioso cardiólogo y director del Servicio Cardiología del Instituto Cardiovascular de Rosario precisó a Infobae que la relación entre el fútbol y los ataques cardíacos está fuertemente arraigada en la cultura popular. Tan es así que los partidos que definen campeonatos o copas, como la que se produjo recientemente entre Boca y Racing son calificados por los medios como “infartantes”.

“Más aún, el Negro Fontanarrosa en un cuento memorable llamado 19 de noviembre de 1971, narra como un hincha (llamado Casale) que tenía prohibido concurrir a la cancha por su cardiólogo, pero que era una cábala para los clásicos, es raptado y llevado a la fuerza al partido. Casale muere de alegría al finalizar el partido que habían ganado. Este cuento pone de manifiesto que no solo se relaciona a los ataques cardiacos con las situaciones frustrantes, sino también con las situaciones emocionantes aunque estas fueran alegres. Pero ¿que podría causar esta relación entre futbol y eventos cardiacos que intuitivamente todos tenemos? Varias causas se podrían enunciar que justificarían esta relación”, indicó Orlandini.

“Una situación estresante produce una alteración del sistema neuroendocrino (descarga adrenérgica) que puede producir aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial, vasoconstricción, aumento de la coagulabilidad de la sangre (que facilita la formación de trombos), y alteraciones en la piel que recubre la parte interna de las arterias (endotelio). Todos estos eventos pueden producir la ruptura de una placa ateroesclerótica obstruyendo una arteria coronaria, lo que desencadena un infarto, o la formación de un coagulo que viaje por las arterias e impacte en el cerebro y genere un accidente cerebrovascular (ACV). Además la descarga adrenérgica favorece la producción de arritmias, como ser la fibrilación auricular, que pueden descompensar al paciente aun sin producir un infarto”, sostuvo el especialista.

Recomendaciones

Desde la Federación Argentina de Cardiología (FAC) se desarrollaron algunas recomendaciones para poder disfrutar los partidos cuidando la salud cardiovascular.

-Evitar el consumo excesivo de alcohol. Una cerveza no es problema, pero no hay que intentar tapar la ansiedad con varios vasos

-No consumir grasas o frituras en exceso. Tratar de reemplazar los clásicos snacks o picadas, que además contienen exceso de sal, por comidas más saludables.

-Beber agua ayuda a bajar la ansiedad.

-En lo posible no quedarse sentado durante todo el partido. Levantarse, caminar y hacer algunos movimientos ayuda a descargar tensiones.

-No fumar. En este caso, beber agua también ayuda a bajar la ansiedad.

-Evitar el exceso de bebidas como el café y el mate por su alto nivel de cafeína y su consecuente efecto ansiolítico.

407Furor por el comercial de Adidas con Lio Messi, por 5

Te puede interesar