Crece la morosidad en las cuotas de los colegios privados

Economía 17 de noviembre de 2022 Por LPTV
Representantes de la enseñanza privada advierten que la inflación genera incertidumbre y aún no pueden definir los valores de las cuotas para el ciclo 2023.
WQADCDUBGJBJDHSSFNO4VPYLUY
INCERTIDUMBRE Y MOROSIDAD EN LA ENSEÑANZA PRIVADA.

Incertidumbre. Esa es la palabra que define la posición de los establecimientos educativos de gestión privada frente a la elevada y persistente inflación. Es que la hasta ahora indomable suba de precios impide proyectar, por ejemplo, a cuánto estará el valor de las cuotas para el inicio del ciclo lectivo 2023.

Pero lo que más preocupa a los empresarios del sector es la morosidad en los pagos de las cuotas mensuales. Allí el impacto inflacionario se siente más.

“La situación actual es de mucha incertidumbre. A diferencia de otros años, no podemos estimar ahora a cuánto estará el valor de la matrícula en marzo próximo. Perdimos mucha matrícula en 2020 por la pandemia y pensábamos que este año podíamos recuperarnos, pero nos agarró la inflación y eso está provocando una fuerte morosidad”; resumió Gonzalo Peveri, asesor contable de la Asociación de Institutos de Educación Privada de la provincia de Buenos Aires (AIEPBA).

Crece la preocupación por el índice de morosidad

De acuerdo con un informe realizado durante octubre por esa entidad, el 60% de las escuelas bonaerenses tiene un índice de morosidad que llega a más del 30% del total de inscriptos. Sin embargo, en comparación con los dos años anteriores, los incumplimientos bajaron en 2022 por dos razones: la pandemia provocó en 2020 y 2021 el registro de deudores más alto de toda la historia y las tasas de interés por mora se incrementaron.

Según ese trabajo, en la actualidad cae notablemente el porcentaje de matriculación en los niveles educativos iniciales.

A lo largo de 2022, el incremento del costo de la matrícula en los colegios bonaerenses llegará al 89%, algo por debajo de la inflación anual proyectada, que se ubicaría por encima del 100%, según proyecciones privadas. Pero como la paritaria docente no está cerrada, se estima que los salarios se habrán ajustado por encima de las cuotas.

“Nuestros costos fueron este año más altos que los ingresos. Y eso se tradujo en pérdida de rentabilidad y acceso a moratorias para postergar pagos de cargas sociales. Hay que tener en cuenta que del 100% de los costos, el 82% son salarios”, puntualizó Peveri.

AIEPBA agrupa a 2300 establecimientos de la provincia e incluye colegios de educación inicial, primario, secundario, escuelas agrarias y de educación superior.

De ellos, el 40% tienen hasta ahora menos matrícula para 2023 en comparación con 2022 y solo el 25% registra más inscriptos.

En la provincia de Buenos Aires, las cuotas oscilan entre los $10.000 y los $150.000, dependiendo del nivel de subvención estatal que tenga cada colegio. Pero la gran mayoría de las escuelas que cuentan con el aporte del Estado cobran, en promedio, $20.000.

Peveri comentó que existe mucha movilidad dentro del sector privado, de padres que anotan a sus hijos en establecimientos con cuotas más económicas. “Pero la gente trata de quedarse en la enseñanza privada”, resaltó.

No obstante, aseguró que el combo más inflación-más morosidad “implica que está en riesgo el proyecto educativo”.

Fuente: tn.com.ar

CDLOELVQ6BDAXCALXGZAKCPGIACABA: una familia necesitó $212.554 para ser de clase media

Te puede interesar