Asma en los gatos: cómo detectarlo y posibles tratamientos

General 23 de octubre de 2022 Por LPTV
En caso de presentar síntomas compatibles con esa enfermedad respiratoria, se recomienda recurrir a un profesional para un diagnostico apropiado.
Getting-A-Cat1080x608
El asma felina es una de las enfermedades más recurrentes en los gatos

El asma felina es una de las enfermedades respiratorias más comunes entre los gatos. Los síntomas de esta patología suelen agravarse con el paso del tiempo, por lo que resulta imprescindible aprender a detectarla y acudir a un profesional para que lo diagnostique y establezca el tratamiento más efectivo para controlar y reducir al máximo posible sus consecuencias.

En lo específico, el asma felina está causada por la inflamación de las vías respiratorias bajas o de los pulmones, lo que dificulta el flujo correcto del aire y, por ende, la oxigenación del organismo. Los ataques de asma se deben en su mayoría al contacto con sustancias irritantes, como polvo, tabaco, polen y artículos de limpieza, entre otras.

Asma en los gatos: síntomas para detectarlo

Para detectar el asma en los gatos, es importante prestarles atención y no dejar pasar por alto o normalizar los síntomas de esta enfermedad. En este sentido, los principales indicios suelen manifestarse en la respiración, especialmente con dificultades en la exhalación más que en la inspiración de aire.

El asma también puede causar una respiración más rápida de lo habitual y superficial, lo que se conoce como Taquipnea, forzando incluso al animal a mantener la boca abierta para facilitar una mayor entrada de aire. Además, pueden presentarse silbidos u otros ruidos al respirar, dado que el aire pasa por los bronquios inflamados y las vías respiratorias estrechadas.

Una tos moderada o intensa puede ser la consecuencia del asma. En la gran mayoría de los casos, puede confundirse con la expulsión de bolas de pelo, algo que es completamente natural y característico de los gatos.

Entre los síntomas también pueden encontrarse la presencia de mucosas azules, debido a la falta de oxigenación, y el cansancio o el rechazo a la actividad física, también como consecuencia de una oxigenación ineficiente.

No obstante, ninguno de esos síntomas es exclusivo del asma, sino que puede corresponder a otras enfermedades como las infecciones bacterianas, la insuficiencia cardíaca y los parásitos respiratorios. Justamente por ese motivo es que es imprescindible someter al animal a un examen médico para descartar el resto de patologías y brindar un diagnóstico acertado.

coronavirus-argentina-10Covid-19 en la Argentina: los contagios subieron

Asma en los gatos: tratamientos

Una vez que el veterinario diagnostique asma felina, se encargará de brindar el tratamiento más adecuado dependiendo de las características del animal, como la edad, el peso, patologías, el nivel de estrés y la fase en la que se encuentra la enfermedad, entre otras. El objetivo es controlar y reducir la intensidad de los ataques de asma, así como también tratar las causas (identificar alérgenos e irritantes) y contrarrestar los síntomas.

El tratamiento suele consistir en la administración de diferentes fármacos, tales como antiinflamatorios, mucolíticos y broncodilatadores, que permiten las dilatación de los bronquios y bronquiolos de los pulmones para así facilitar un mayor flujo de aire. Luego, resulta fundamental que el veterinario realice un seguimiento mensual para analizar la evolución y la respuesta del animal.

Cómo evitar los ataques de asma en los gatos

  • Comprar arena para gatos libre de polvo.
  • No someter al animal al humo del tabaco o sahumerios.
  • Evitar que el felino esté en contacto con insecticidas, desodorantes de ambiente y otros aerosoles.
  • Limpiar los muebles y las alfombras para no contribuir a la acumulación de polvo.
  • Tener cuidado con los productos de limpieza y los vapores que emanan.

Al margen de acudir a un profesional para que realice un diagnóstico y un tratamiento adecuado para el asma felina, también es importante tomar recaudos para evitar ataques diarios y reducir al máximo sus consecuencias. En ese sentido, es fundamental evitar que los gatos con esta enfermedad entren en contacto con irritantes que puedan desencadenar un episodio de asma.

chinaLa China Suárez confesó cómo la afectó el Wandagate

Te puede interesar