Pablo Moyano decidió quedarse en la CGT pero hay división

Política 27 de septiembre de 2022 Por LPTV
El dirigente de Camioneros dio marcha atrás a la amenaza de dejar la central obrera tras haber sido marginado de la reunión con el Presidente.
YNDFDAMQR5DWVMCKHUTYOPTBF4
Pablo Moyano decidió quedarse en la CGT pero hay división

Finalmente, Pablo Moyano decidió seguir en el triunvirato que conduce la Confederación General del Trabajo (CGT). En una reunión con sus aliados, el dirigente del Sindicato de Camioneros no concretó su amenaza de abandonar la central obrera luego de que el sector mayoritario de la central obrera no lo invitó a la comida de anoche con Alberto Fernández en la Quinta de Olivos.

Sus rivales internos deslizaron que el dirigente de Camioneros no recibió adhesiones entre sus propios aliados para irse en bloque de la CGT y formalizar una ruptura que existe de hecho. Moyano analizó sus pasos durante un encuentro realizado en la sede de su gremio, en San José al 1700, de los representantes del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona), donde militan Mario Manrique (SMATA), Omar Plaini (canillitas), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU), Graciela Aleñá (viales) y Cristian Jerónimo (vidrio), entre otros.

Hugo Moyano se opuso a la renuncia

Uno de quienes se opusieron a la renuncia fue Hugo Moyano, quien se mantuvo en contacto con sus colegas de la alianza sindical que maneja la CGT para aclararles que él no estaba de acuerdo con la eventual decisión de su hijo mayor. En sus charlas telefónicas, el líder de Camioneros resaltó que tuvo diferencias con muchos dirigentes, pero que nunca rompió la CGT.

La postura de Hugo Moyano permite especular que si hubiera concretado la renuncia de Pablo, el jefe del sindicato habría designado a otro dirigente de su gremio porque los cargos en la CGT no son personales sino del sindicato. Pablo Moyano tiene una tensa relación con su padre y cortocircuitos políticos con su hermano Facundo, del Sindicato de Peajes.

De todas formas, la decisión de quedarse en la CGT no resolverá la ruptura de hecho en la CGT, donde el hijo de Moyano y sus aliados de la Corriente Federal de Trabajadores, como Sergio Palazzo (bancarios), están alineados con el kirchnerismo. Ambos sectores propusieron hacer un paro y una movilización ante la Corte tras el ataque contra Cristina Kirchner, pero la iniciativa fue frenada por el sector mayoritario de CGT, no kirchnerista, que integran “los Gordos” (Héctor Daer, de Sanidad, y Armando Cavalieri), los independientes (Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martínez, de UOCRA, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias) y el barrionuevismo (Carlos Acuña, de estaciones de servicio).

Esos mismos dirigentes, más Jorge Sola, de Seguros, participaron anoche de la comida con Alberto Fernández, que fue una iniciativa de Rodríguez y Martínez que fue gestionada por Daer, uno de los dirigentes más cercanos al jefe del Estado. La idea de estos sindicalistas fue “reforzar el papel institucional” del Presidente en medio del papel protagónico que adquirió Cristina Kirchner en el Gobierno y el fuerte rol ejecutivo de Sergio Massa en el trazado de la economía.

FUENTE: Infobae

B1SQNHoS7_1256x620__1Juicio de Vialidad: El defensor de José López pidió la absolución

Te puede interesar