La Argentina enviará un embajador para el funeral de la Reina Isabel II en el Reino Unido

Política 13 de septiembre de 2022 Por LPTV
El diplomático Javier Figueroa participará de las exequias de la monarca. No viajarán el Presidente ni el canciller, como enviarán otros países
QIECL3FTLYVPOXIAPZVDEOWKBY
Los portadores del féretro llevan el ataúd de la reina Isabel del Reino Unido

Luego de emitir dos comunicados de condolencia con “el gobierno y el pueblo británico”, fuentes de la Cancillería confirmaron hoy que el gobierno de Alberto Fernández estará representado en el funeral de la Reina Isabel II, el lunes próximo, por el embajador en ese país, el diplomático de carrera Javier Figueroa.

MWOCUFTIYJGM3OACXSZEMJFRRA
El embajador argentino, Javier Figueroa, presentó sus cartas credenciales ante la Reina Isabel II vía streaming

La designación de Figueroa como representante nacional se conoce después de que distintos presidentes, incluidos el estadounidense Joe Biden y el brasileño Jair Bolsonaro, confirmaran su presencia en los funerales de la monarca, que murió el jueves pasado, a los 96 años.

Tanto Fernández como el canciller Santiago Cafiero tienen previsto viajar este sábado a los Estados Unidos para participar de la Asamblea General de Naciones Unidas, donde reivindicarán el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas. El Presidente, que hablará el martes ante el pleno de la ONU, tiene agendadas actividades con los premios Nobel de la Paz de la región entre otros encuentros. “Nunca se pensó que fueran el Presidente o el canciller al funeral. El tema Malvinas enmarca el vínculo bilateral”, contestaron altas fuentes diplomáticas a este diario para explicar la designación de Figueroa como representante del país.

khkhhkj,bmbmvbjQué dijo el papá de “Berenjena”, el hincha de San Martín asesinado

Entre los que ya confirmaron su presencia en el funeral están Joe Biden, presidente de los Estados Unidos; Alexander Van der Bellen, presidente de Austria; Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda; Anthony Albanese, primer ministro de Australia; Gitanas Nauseda, presidente de Lituania; Ranil Wickremesinghe, presidente de Sri Lanka; Frank-Walter Steinmeier, presidente de Alemania; Yoon Suk-yeol, presidente de Corea del Sur; Jair Bolsonaro, presidente de Brasil; los reyes de Bélgica, Felipe y Matilde; Andrzej Duda, presidente de Polonia y Sergio Mattarella, presidente de Italia.

Paso a paso, cómo será el funeral de la Reina Isabel II

El féretro de la monarca, fallecida el pasado jueves a los 96 años, hará varias paradas en su regreso a la capital británica. El domingo recorrió la campiña del noreste y el este de Escocia, a través de Aberdeenshire, Aberdeen y Dundee de camino a Edimburgo. Un día después, el ataúd fue trasladado desde Holyroodhouse a la catedral de Saint Giles, donde permanecerá hasta hoy.

Luego será llevado a Londres acompañado por su hija, la princesa Ana. Allí, tras pasar por el Palacio de Buckingham, irá al Parlamento, donde habrá una capilla ardiente hasta el funeral de Estado.

El último día de duelo nacional, los guardaespaldas del Rey comenzarán su vigilia final en Westminster Hall, el parlamento británico. La última vigilia será desde las 6 hasta las 8:30 de la mañana, cuando comenzarán los preparativos para la procesión.

 El rey Carlos III, la princesa Ana y los príncipes Andrés y Eduardo, de pie y en silencio junto al ataúd de Isabel II (Getty Images)
Según el protocolo previsto, a las 9 de la mañana sonará el Big Ben y a las 10:30 el ataúd de la reina será llevado desde la Casa del Parlamento hasta la Abadía de Westminster en un carruaje que será tirado por marineros que utilizarán cuerdas en lugar de caballos.

En esa ceremonia se espera que una multitud se agrupe en las calles de Westminster mientras el rey Carlos y los miembros principales de la familia real siguen el ataúd, acompañados por militares que también se unirán a la procesión.

Se calcula que habrá alrededor de 2.000 invitados, incluidos miembros de la familia real, la primera ministra Liz Truss, sus antecesores, dignatarios extranjeros y posiblemente el emperador japonés Naruhito llenarán la Abadía y verán cómo el ataúd de la reina se mueve por la nave hasta el Altar Mayor, antes de que la nación se quede en silencio.

Te puede interesar