Las conversaciones cortas pueden revelar rasgos de la personalidad

Actualidad 13 de septiembre de 2022 Por LPTV
Solo cuatro minutos de charla pueden ser suficientes para conocer aspectos de nuestra forma de ser, según una nueva investigación de la Universidad de Warwick.
QZDPXTYCZFBQVCBNDPTGMEBEVM
Hasta ahora se sabía poco sobre cómo se evalúa la personalidad de los demás sin verlos

Ya sea en una primera cita o en una entrevista de trabajo, a menudo es importante causar una buena primera impresión. Y un nuevo estudio, publicado en la revista PLOS ONE, sugiere que sólo hacen falta cuatro minutos para que los rasgos clave de la personalidad se revelen.

Investigadores de la Universidad de Warwick pidieron a los participantes que chatearan con desconocidos por Internet durante sólo este breve momento, y descubrieron que rápidamente se hacían una idea de la personalidad de su interlocutor.

“En un entorno de laboratorio, después de sólo 4 minutos de ‘pequeña charla’, los sujetos desarrollaron un sentido de la personalidad de sus compañeros, en particular de la extraversión, lo que cambió su comportamiento en futuras interacciones”, dijeron los investigadores.

Los científicos de la Universidad de Warwick pusieron a prueba 338 personas y se pidió a cada participante que respondie
Los científicos de la Universidad de Warwick pusieron a prueba 338 personas y se pidió a cada participante que respondiera un cuestionario de personalidad y coeficiente intelectual 


Estudios anteriores han demostrado que la gente hace suposiciones sobre la personalidad de las personas durante las interacciones cara a cara. Sin embargo, hasta ahora se sabía poco sobre cómo se evalúa la personalidad de los demás sin verlos.

En el estudio, los investigadores pidieron a 168 participantes que mantuvieran una conversación de cuatro minutos entre ellos a través de un programa de mensajería instantánea.

A continuación, los participantes anotaron sus impresiones sobre la personalidad de sus interlocutores, centrándose en la extraversión y el neuroticismo.

Por último, se pidió a los participantes que jugaran a juegos estratégicos con su compañero de conversación en dos juegos estratégicos. A modo de comparación, otros 170 participantes no entablaron ninguna conversación trivial antes de jugar a los juegos.

Los resultados revelaron que los participantes que entablaron una conversación trivial antes de jugar se formaron impresiones sobre la personalidad de sus compañeros, especialmente sobre la extraversión. Estas impresiones también parecían influir en su estrategia durante los juegos, dependiendo de lo que fueran.

En uno de los juegos, con elementos tanto competitivos como cooperativos, los participantes se comportaron de forma más cooperativa si creían que su compañero era extravertido.

IMG_3613Cirujanos tucumanos desarrollaron una inédita intervención

Mientras tanto, en un juego competitivo que implicaba la predicción del comportamiento de su oponente, a los participantes les resultaba más difícil superar a su oponente si creían que compartían rasgos de personalidad similares con él.

 

En un juego competitivo que implicaba la predicción del comportamiento de su oponente, a los participantes les resultaba
En un juego competitivo que implicaba la predicción del comportamiento de su oponente, a los participantes les resultaba más difícil superar a su oponente si creían que compartían rasgos de personalidad similares con él (Julian Stratenschulte)


“Nuestro trabajo pone de manifiesto la importancia de la comunicación habitual en las ‘conversaciones triviales’, incluso cuando no parecen relevantes o importantes”, añadieron los investigadores.

Y concluyeron: “A través de breves interacciones aparentemente triviales con otras personas, somos más capaces de predecir la personalidad de aquellos con los que hablamos, lo que a su vez aumenta nuestro rendimiento cuando interactuamos con ellos en el futuro”.

¿Es real el amor a primera vista?


Dicen que el amor surge a primera vista, pero más temprano este año un estudio sugirió que el tiempo real para que florezca el romance es de unos dos minutos. Un grupo de investigadores israelíes estudiaron cómo cambian el sudor de la piel y los movimientos físicos cuando hombres y mujeres se conocen durante una cita rápida.

Los investigadores descubrieron que las parejas que estaban interesadas en el otro románticamente presentaban tasas de sudoración de la piel similares -un indicador de estar biológicamente “en sintonía”- en dos minutos. Pero los expertos afirmaron que las mujeres se sienten más atraídas por los hombres sincronizados que los hombres por las mujeres sincronizadas.

Las parejas interesadas también sincronizaron sus movimientos físicos a lo largo de la cita, como sonreír, asentir y mover brazos y piernas. “La conexión con una pareja depende de lo bien que podamos sincronizar nuestros cuerpos”, remarcó el autor del estudio, el doctor Shir Atzil, del Departamento de Psicología de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Y añadió: “El estudio mostró que dentro de los dos minutos posteriores a la cita, la sincronía fisiológica predice el interés romántico”.

Te puede interesar