Cuándo llegan a la Argentina las vacunas para Ómicron

Actualidad 09 de septiembre de 2022 Por LPTV
Pfizer y Moderna diseñaron inoculantes bivalentes que contienen tanto la fórmula original y como la protección contra las versiones de Ómicron, BA.4 y BA.5.
7QKCZPV2OEJVQEA5GE5UBE2INE
Se espera que a fin de año lleguen las nuevas vacunas Ómicron a la Argentina

Argentina logró atravesar el invierno, estación propensa a tener más contagios de enfermedades respiratorias por estar más tiempo en lugares encerrados, sin tener un incremento notorio de casos de coronavirus. Es más, el pico de contagios de COVID-19 sucedió en enero de este año, en pleno verano. A fin de no tener que repetir eso, el país se prepara para recibir en diciembre un gran lote de vacunas contra la variante Ómicron.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés,) autorizó el 31 de agosto las vacunas de Pfizer y Moderna contra el coronavirus actualizadas para las variantes Ómicron más recientes. Los nuevos antídotos son combinados o “bivalentes” ya que contienen la mitad de la fórmula original y la mitad de la protección contra las últimas versiones de la cepa, que se consideran las más contagiosas hasta el momento. La combinación pretende aumentar la protección cruzada contra múltiples variantes.

“Me verán al frente de la fila”, declaró el doctor Peter Marks, jefe de vacunas de la FDA, poco antes de que su agencia autorizara las nuevas dosis. “Realmente brinda la oportunidad más amplia de protección”, dijo la jefa de vacunas de Pfizer, Annaliesa Anderson. Los refuerzos actualizados son solo para personas que ya recibieron sus vacunas primarias, utilizando las vacunas originales. Las dosis fabricadas por Pfizer y su socio BioNTech son para cualquier persona mayor de 12 años, mientras que las vacunas actualizadas de Moderna son para adultos, si han pasado al menos dos meses desde su última vacunación primaria o su último refuerzo. Los expertos aclaran que no deben usarse como vacunas iniciales.

 La vacunación inicial seguirá ofreciéndose con las vacunas anteriores para proporcionar una “base” de inmunidad.

 La vacunación inicial seguirá ofreciéndose con las vacunas anteriores para proporcionar una “base” de inmunidad.  

La vacunas bivalentes en Argentina

Ante la posible llegada de las nuevas vacunas bivalentes contra Ómicron, todavía el Ministerio de Salud de la Nación no autorizó la aplicación de una quinta dosis o tercer refuerzo a las personas que se hayan aplicado el esquema inicial doble. Eso recién se determinará, a partir de una serie de reuniones del Consejo Federal de Salud (CoFeSa), a partir del consenso de sus integrantes. Por ahora, los segundos refuerzos se aplican con las dosis en stock.

El primer lote de vacunas Moderna bivalentes destinadas a Ómicron, podría arribar recién en diciembre.

La cartera sanitaria nacional autorizó la aplicación de una quinta dosis con las vacunas convencionales para personas inmunosuprimidas mayores de 12 años y mayores de 50 años que recibieron como primeras dos dosis la vacuna Sinopharm. Pero no está autorizada para el resto de la población. El médico infectólogo pediatra Eduardo López (MN 37586) destacó a Infobae que “tanto las últimas publicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como lo que pasa en Europa demuestran que el COVID-19 no desapareció”.

¿Por qué es necesaria una nueva vacuna?

Las vacunas que circulan actualmente fueron concebidas para proteger de la cepa inicial del virus que fue reportado por primera vez a fines de 2019 en Wuhan, China. Pero poco a poco se han ido mostrando menos eficaces frente a las variantes que fueron apareciendo con el tiempo, debido a la rápida evolución del virus. A diferencia de las variantes alfa y delta, que finalmente cedieron, Ómicron y sus subvariantes han dominado gradualmente los contagios en 2022 en todo el mundo por su característica de evadir el sistema inmune, y causar enfermedad tanto en personas vacunadas como en aquellas que sufrieron una infección previa.

vacunasLas nuevas vacunas bivalentes brindan una mayor protección

“Se sabe que la tasa de efectividad de las vacunas frente a las nuevas variantes es baja, pero también se sabe que evitan las complicaciones, pero esto, en los mayores de 60, recién ocurre después de la tercera o la cuarta dosis. Para la cuarta dosis debería existir una estrategia muy específica y muy reglada para que todos los mayores de 60 -y por qué no 50 y menores de 50 con factores de riesgo- puedan vacunarse si pasaron más de cuatro meses de la última dosis”, explicó a Infobae el médico infectólogo Roberto Debbag (MN 60253).

En la Argentina, las dosis de refuerzo se pueden recibir cuatro meses después de haberse aplicado la segunda dosis. También ya se habilitó la segunda dosis de refuerzo. Como grupos prioritarios se incluyó al personal de salud independientemente de la edad, personas de 50 años o mayores, personas de 12 años o más con inmunocompromiso. Luego, se aplicó en el personal estratégico, personas de 18 a 49 años con factores de riesgo y el resto de la población a partir de los 18 años. Según el Monitor Público de Vacunación, 21.415.652 personas recibieron el primer refuerzo (tercera dosis). El segundo refuerzo (cuarta dosis) ya se aplicó en 5.740.484 personas.

Test tube labelled "COVID-19 Omicron variant test positive" is seen in this illustration picture taken January 15, 2022.


Restaurar la inmunidad

La vacunación inicial seguirá ofreciéndose con las vacunas anteriores para proporcionar una “base” de inmunidad. Las nuevas vacunas contra Ómicron de refuerzo están autorizadas para administrarse a partir de dos meses después de recibir una dosis anterior (de refuerzo, o de vacunación inicial). La dosis es de 30 microgramos para Pfizer, y de 50 microgramos para Moderna.

La nueva generación de vacunas se dirige tanto a la cepa original del covid-19 como a las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron. Este último linaje representa casi el 90% de las infecciones en Estados Unidos. “La esperanza es ‘restaurar’ un nivel de inmunidad similar al daban las vacunas en cuando se introdujeron, y proporcionar una ‘mayor duración de la protección’ para que los refuerzos no tengan que repetirse con mucha frecuencia, dijo Peter Marks de la FDA. Preguntado sobre incluir a la población joven en esta campaña de refuerzo Marks señaló que estas vacunas podrían ayudar a proteger contra el llamado COVID prolongado, que afecta a todas las edades.


En ese contexto, y con 10 millones de argentinos sin una tercera dosis aplicada, al especialista le preocupa que “falta que el 30% de la población esté vacunada con un refuerzo sobre el esquema inicial y eso significa que no está adecuadamente protegida”.

“Proyecto País reveló que el 100% del virus que circula en Argentina es la variante Ómicron y sus sublinajes con lo cual si el país no aumenta el ritmo de vacunación va a seguir teniendo casos -observó López-. Por otro lado, el riesgo es que se introduzca una nueva variante (como en países de Europa con variante de la India) y eso llama a estar muy atentos”.

Para López, “hay que insistir en que quienes recibieron la vacuna Sinopharm el nivel de protección no es óptimo para estas variantes, por lo que además de la dosis adicional que debieron haber recibido oportunamente, CABA y la provincia de Buenos Aires ya está convocándolos para una quinta dosis, en la que recibirán la vacuna Moderna, que se vio que aumenta la eficacia frente a Ómicron”.

Te puede interesar