El Congreso se prepara para un segundo semestre de tensión

Política 16 de agosto de 2022 Por LPTV
Massa quiere que la estimación de gastos del 2023 se apruebe para dar un mensaje de estabilidad al mercado. Presupuesto 2023 y leyes para sumar dólares
DKE6PY362NAFFDX6J66FZGUCRI
Se espera un segundo semestre de negociaciones y tensión entre el oficialismo y la oposición

En el segundo tramo del año el oficialismo en el Congreso de la Nación tendrá un importante desafío: llegar al consenso necesario con la oposición para aprobar el Presupuesto 2023 o conseguir los votos de interbloques federales que permitan alcanzar esa meta en caso de que Juntos por el Cambio rechace acompañar la iniciativa.

La principal contienda se desarrollará en la Cámara de Diputados, donde la flamante presidenta del recinto Cecilia Moreau deberá dar muestra de su muñeca política para cumplir uno de los principales deseos del ministro de Economía, Sergio Massa, que este año quiere aprobar el Presupuesto 2023 y dar una señal de liderazgo político y un mensaje de estabilidad sobre la macroeconomía.

Un año atrás la oposición en la Cámara de Diputados reunió 132 votos y rechazó el Presupuesto 2022, por lo que el Gobierno se vio obligado a prorrogar por decreto el Presupuesto 2021 y acordó que presentaría uno nuevo a mediados de abril.

Para junio pasado el Gobierno publicó el presupuesto por decreto con un texto en el que se actualizaban esas partidas, pero no hacía referencia a la inflación esperada para este año. Finalmente se conoció que, según las estimaciones de Martín Guzmán para ese momento, la proyección del nivel de precios para este año se ubicaba en un 62%.

Massa quiere que el Presupuesto 2023 sea aprobado por el Congreso para enviar un mensaje de estabilidad al mercado

El proyecto de ley donde se establecen los gastos e ingresos previstos para el próximo año debería ser presentado por Massa el 15 de septiembre en la Cámara de Diputados. Cerca del ministro de Economía confían en que en esta oportunidad la oposición acompañará la iniciativa al tratarse de un Presupuesto “equilibrado” con ajustes en tarifas, recortes en gastos de la administración pública y la imposibilidad de sumar empleados a la planta del Estado.

En esta oportunidad se redobla necesidad de sancionar la normativa con el objetivo de brindar un marco de estabilidad en medio del temporal económico que azota el país. Si Juntos por el Cambio vuelve a rechazar la iniciativa, el oficialismo deberá conseguir los votos que le faltan con los diputados del interbloque Federal, Provincias Unidas, Movimiento Popular Neuquino y el bloque Ser.

KWR7FT34WZDXVML2BQSYK3Z33ACreyó que era un ladrón pero era el amante de su esposa

Para aprobar el presupuesto el oficialismo requiere mayoría simple. La apuesta para este año es convencer a los opositores más racionales con una estimación de gastos más equilibrada. El equipo de Massa ya trabaja en las cuentas que se presentarán.

La otra agenda del Congreso: proyectos para sumar reservas al Banco Central y consenso fiscal
Pero antes del Presupuesto, la Cámara de Diputados tiene el foco puesto en aprobar el proyecto de promoción agroindustrial para empujar al sector más dinámico de la economía. El objetivo es impulsar “la fábrica de dólares” con la que Massa espera apuntalar las reservas del Banco Central (BCRA).

Diputados también podrá ratificar el proyecto de Consenso Fiscal que firmaron en diciembre pasado el presidente Alberto Fernández junto a 21 gobernadores, y que el Senado acaba de aprobar con el objetivo de encontrar un ordenamiento tributario más armonioso entre la Nación y las provincias.

Otro tema saliente que está en agenda en Diputados luego de la media sanción del Senado es el proyecto de la nueva moratoria previsional para que 800.000 personas en edad jubilatoria con aportes insuficientes a lo largo de su vida laboral no se queden sin la posibilidad de recibir las prestaciones de seguridad social. Es un proyecto que se está debatiendo en plenarios de las comisiones de Presupuesto y Previsión Social.

En el Senado también se deberá trabajar para cumplir con un pedido de Massa, que solicitó que se apruebe el proyecto que prorroga el régimen de incentivos fiscales a la industria biotecnológica con la incorporación de la nanotecnología dentro del programa de beneficios. La iniciativa ya tiene media sanción en Diputados.

Proyectos K: del refuerzo de ingresos para sectores vulnerables a las iniciativas que empiezan a perder fuerza

Queda en la agenda de la Cámara Alta el proyecto que la kirchnerista Juliana Di Tullio presentó para que se le otorgue un refuerzo de ingresos a 1,7 millones de personas en situación de indigencia. Se trata de una variante más moderada en comparación con el Salario Básico Universal que empujan sectores como los de Juan Grabois y otras organizaciones sociales.

En cuanto a los proyectos que parecen perder fuerza se encuentra el de gravamen a la renta inesperada, que Guzmán quería poner en marcha para recaudar por las rentas extraordinarias que percibieron algunas empresas vinculadas al comercio de productos primarios a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania; la iniciativa para la creación de un Fondo para la Cancelación de la Deuda con el FMI en base a la repatriación de capitales fugados al exterior no declarados ante la AFIP; y el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura para elevar la cantidad de miembros de 13 a 17.

Lo mismo ocurre con la iniciativa para incrementar la composición de la Corte Suprema de 5 a 25 miembros, una iniciativa que tiene el impulso de 16 gobernadores peronistas.

Fuente: TN

Te puede interesar