Se viene el tradicional Té de ruda: qué es y para qué sirve

General 29 de julio de 2022 Por LPTV
Llega el primer día de agosto y con esto la ancestral tradición de tomar té de ruda para arrancar el día. Sus beneficios y contra indicaciones
f1280x720-2109_133784_5050
Té de ruda

La ruda forma parte de las denominadas medicinas "folklóricas", muy arraigadas en las culturas del noroeste argentino, Paraguay, Bolivia, Chile y Perú y que ya consumían los pueblos originarios de América desde tiempos ancestrales.

La receta que atesoraban los chamanes -cuenta la historia que los creadores fueron los sacerdotes de las tribus guaraníes- era un brebaje de licores elaborados con algarroba, patay o chañar a los que les agregaban las hojas de ruda para combatir en sus comunidades los "males del invierno".

Con algunos ajustes en los ingredientes originales, el ritual permaneció intacto y la fecha señalada para practicarlo es el primer día del octavo mes del año, el 1° de agosto, cuando la fiesta de la Pachamama encuentra a sus fieles consumiendo caña con ruda para garantizarse protección y fortuna.

TN6G6QDIYZAFFKOXTTFUTLIRA4Se hartó de un piquete y logró que liberaran el tránsito

Pero la "magia" de la ruda también se aplica a la salud: hay quienes usan sus hojas frescas para acelerar la cicatrización de las heridas y los que añaden sus hojas a ensaladas, sopas u otros platos saludables.

Muchos también ingieren la ruda en formato de infusión y es el té lo que recomiendan las abuelas, aunque con algunas advertencias: no deben consumirlo los niños ni las mujeres embarazadas. 

Qué es el té de ruda

Las hojas de este arbusto -imprescindibles para elaborar el té- son muy fáciles de conseguir en herboristerías. La ruda, además, puede crecer en cualquier jardín y se desarrolla en climas templados o algo fríos. En verano tiene unas pequeñas flores amarillas que se pueden incorporar en la preparación del té.

Hay quienes eligen ubicar la planta antes de la entrada de la casa para ahuyentar las malas vibraciones. Eso sí: su olor es un tanto fuerte y desagradable, por lo cual no se recomienda tenerla cerca de puertas y ventanas.

https://mundorural.com.ar//08-2019/resize_1564673092.jpg
Para hacer el té se necesitan dos cucharaditas de hojas de ruda y una taza de agua

Para hacer el té, se necesitan dos cucharaditas de hojas de ruda (también puede contener flores secas) y una taza de agua. Hervir el agua en un recipiente, retirar del fuego y añadir la ruda. Dejar que repose durante ocho minutos, colar para servir en una taza y beber.

Así de simple es la receta del té de ruda, considerado un sedante natural del sistema nervioso y al que se le atribuyen efectos positivos por sus propiedades antiespasmódicas, relajantes y digestivas, entre otras tantas.

Para qué sirve el té de ruda

La ruda sirve para casi "todo": tos, gripe, malestar estomacal, ansiedad, dolores menstruales, insomnio… Dolencias muy comunes para las cuales el té tiene un uso terapéutico. Para tratar cólicos o diarrea, reducir molestias menstruales y otros dolores vinculados al período menstrual como cefalea e irritabilidad.

También es un excelente relajante para reducir la ansiedad y controlar los estados nerviosos y se recomienda incluso para tonificar el flujo sanguíneo y tonificar las arterias.

Pero no todos son elogios para la ruda y el té de ruda. Los mismos profesionales expertos en terapias naturales que elogian sus virtudes advierten que su consumo en exceso puede causar dependencia y toxicidad. Por eso es importante la supervisión de un especialista para dosificar la ingesta en función de las necesidades de cada persona.

2L4O64Q2M5FO5DXZFIBX2U22LMEl tucumano baleado en Miami despertó del coma

Por otra parte, el té de ruda y cualquier otro preparado con este tipo de hierbas son nocivos y están contraindicados en el caso de los niños, las mujeres embarazadas y lactantes y las personas en tratamiento médico por problemas de renales, hepáticos o de presión arterial.

En los pequeños, el té de ruda puede producir molestias estomacales, náuseas y vómitos, además de daños en el hígado y los riñones. En las futuras mamás, aumento de contracciones uterinas y del flujo sanguíneo. Y los bebés alimentados con lactancia materna -exclusiva o parcial- pueden presentar irritación del estómago y espasmos.

Te puede interesar