Hollywood los obligó a engordar y ahora no pueden adelgazar

Espectáculos 29 de julio de 2022 Por LPTV
Rusell Crowe no logró perder los 30 kilos que lo forzaron a sumar para el rol que le asignaron en "Red de Mentiras". Renee Zellweger subió 14 kilos en 2001
ARCHI_935458
Irreconocible, publican la primera imagen de Brendan Fraser

Dieron a conocer la primera imagen de Brendan Fraser en su próxima película y provocó un fuerte impacto. El actor que mantiene un muy bajo perfil y no utiliza redes sociales estuvo hace poco en un festival y lucía muy distinto a como el público acostumbraba verlo: había subido notablemente de peso.

Estrellas que subieron de peso y no pueden perder los kilos

No se trata de un descuido sino de algo provocado para personificar a un hombre de 272 kilos en la nueva película de Darren Aronofsky, The Whale (La Ballena). Ahora se dieron a conocer las primeras imágenes del film y causaron una gran conmoción en las redes sociales y, también, en los principales medios estadounidenses.

También generó una auténtica sorpresa Tom Hank cuando apareció caracterizado en “Elvis” como el militar Parker , manager del cantante.

Hollywood ha obligado a una larguísima nómina de actores y actrices a exprimir las posibilidades de transformación de sus cuerpos. Muchas veces el cambio estuvo absolutamente justificado , pero hay que reconocer que en otras oportunidades papeles breves o irrelevantes no han merecido semejante esfuerzo.

Russell Crowe tuvo que engordar 30 kilos para el rodaje de la película “Red de Mentiras” para interpretar a un empleado de la CIA. Lo consiguió a base de hamburguesas, magdalenas y comiendo entre seis a ocho veces por día. Varios años después admitiría que nunca pudo desprenderse de parte de los kilos que se agregó.

El actor británico Christina Bale ganó 18 kilos para encarnar a Dick Cheney ,el vicepresidente que más poder ostentó fuera y dentro de la Casa Blanca. Con ironía y giros de imágenes representó a un hombre que orquestó la guerra en Irak, benefició a la empresa privada y calculó cuándo y cómo jugar con la política estadounidense.

El actor australiano Eric Bana también ha pasado por distintos cambios y personajes, pero no es por “Hulk”-su representación más famosa- que ocupa este tercer lugar sino por Chopper (2000). Una película que le exigió sumar mucho peso, además de simular tatuajes, para representar la vida de un asesino famoso en su país natal.

Y si de actrices se trata, Renee Zellweger, ganadora de un Oscar, se sometió un par de veces a dietas para aumentar de peso para interpretar a su icónica Bridget Jones. Tanto en la original del 2001 como en la secuela del 2004, la obligaron a sumar 14 kilos.

tarjeta-creditojpgSerá más caro financiar la tarjeta de crédito



Te puede interesar