Incidentes en Barracas vs Patronato: terminó con 5 detenidos

Deportes 27 de julio de 2022 Por LPTV
El escándalo estalló por un fallo arbitral y del Var. Los futbolistas visitantes se enfrentaron con la policía, que terminó con tres oficiales heridos.
PhrrBCAIt_340x340__1
VIOLENCIA EN EL FÚTBOL ARGENTINO.

La fiscal Celsa Ramírez, de la fiscalía especializada en espectáculos masivos de la Ciudad de Buenos Aires, ordenó la detención de cuatro futbolistas de Patronato y el entrenador de arqueros tras los incidentes en el partido ante Barracas Central en el estadio de All Boys, que terminó en escándalo por la determinante actuación del árbitro Jorge Baliño y del VAR en el triunfo del Guapo por 2 a 1, por la décima fecha de la Liga Profesional. Se trata de Matías Pardo, Axel Rodríguez, Juan Barinaga, Justo Giani y Damián González, integrante del cuerpo técnico.

Apenas finalizado el cotejo, en el que Baliño y quienes estuvieron a cargo de la tecnología (Diego Abal y Diego Ceballos) le anularon mal dos goles a los de Paraná y sancionaron un penal inexistente para el local, el técnico visitante, Facundo Sava, intentó agredir al juez, y se armó un tumulto a su alrededor. En ese contexto de empujones y forcejeos intervino la policía. Ante la irrupción, un futbolista le quitó la gorra a uno de los oficiales, que terminó sobre el césped. Y comenzó una gresca que terminó con tres agentes heridos (dos mujeres y un hombre).

Denuncia y orden de detención

La Policía informó a la Justicia sobre los golpes que sufrieron el personal y el árbitro, que fueron constatados por las imágenes de las cámaras de la transmisión oficial. Las actuaciones recayeron en la Fiscalía Especializada en Eventos Masivos y Espectáculos Deportivos a cargo de la doctora Celsa Ramírez, quien ordenó la detención de 4 jugadores y un miembro del cuerpo técnico por el delito de “lesiones y atentado y resistencia a la autoridad”.

Tras el escándalo, y una vez que se calmaron las aguas, los jugadores permanecieron en el vestuario (a oscuras, porque no tenía luz) a la espera de la decisión judicial. Allí cenaron y quedaron demorados hasta cerca de la 1 AM, cuando se dio a conocer la orden de detención.

“Nos quieren hacer desfilar por comisaria. No tiene sentido lo que están haciendo, es un castigo que nos están imponiendo”, reclamó el presidente de Patronato, Oscar Lenzi. La reacción violenta, siempre injustificada, tuvo raíz en que el conjunto entrerriano fue muy perjudicado. A Patronato le anularon un gol de Axel Rodríguez en el primer tiempo por posición adelantada (cuando había recibido de un rebote tras un rechazo defectuoso en un rival), a instancias del VAR. Luego sufrió la (correcta) expulsión de Nicolás Castro por una falta a Iván Tapia.

Aunque el caos llegó en el complemento, ya en el último tramo del partido, con ocho minutos en los que pasó de todo. A los 37′ Justo Giani tuvo contacto con Brian Calderara, que cayó dentro del área simulando una falta que no existió. De inmediato Raúl Lozano metió un golazo para Patronato desde afuera del área (era el 2-1 para los entrerrianos), aunque fue anulado porque Baliño recibió el llamado del VAR para analizar la jugada entre Giani y Calderara. Luego de verla el juez decidió invalidar el gol de Lozano y cobrar penal. El tiro desde los doce pasos lo ejecutó Pablo Mouche y se lo atajó Facundo Altamirano. Y a los 45 minutos hubo un tiro libre a favor de Barracas que pateó Tapia y Sebastián Rincón (hijo del recordado Freddy) ganó de cabeza y puso el 2-1 final para el Guapo.

Una vez que terminó el partido, comenzaron las escenas más vergonzosas. La agresión de Sava al árbitro (cerró el puño para golpearlo, pero se arrepintió y sólo lo empujó), los reclamos de los futbolistas y el enfrentamiento con la policía, que dejó tres oficiales heridos y terminó con la detención de parte de la delegación del plantel del Patrón.

Fuente: Infobae

R2CCXIJMC5E4RPRGP57I2PA5GUSegmentación de tarifas: continúa la inscripción

Te puede interesar