Fuerte crecimiento del contrabando de neumáticos

Policiales 25 de julio de 2022 Por LPTV
El transporte irregular de cubiertas de vehículos representa el 11 por ciento del total de los decomisos desarrollados por Gendarmería Nacional.
gendarmeria-decomiso-cubiertas-hojas-coca-tucuman-945537-142647
Fuerte crecimiento del contrabando de neumáticos

Los contrabandistas son baqueanos que intuyen las necesidades del mercado. Cuando se corta el flujo natural de los productos en la oferta y demanda, aparecen ellos, los que consiguen el bien que se necesita. En el peor momento de la pandemia del Covid-19 fueron los cigarrillos fabricados en Paraguay la mercadería más encontrada en los procedimientos en las zonas de frontera. Hoy ese lugar lo ocupan los neumáticos. La estadística de la Dirección General de Aduanas marca en el último mes esa tendencia en aumento. Esas autopartes de caucho tienen ahora un peso de 11 por ciento sobre el total de los decomisos; solo superadas por indumentaria y calzado, que ocupa el 28 por ciento de las incautaciones. Y en las rutas empieza a notarse esa nueva modalidad de contrabando, ya que no pasan muchos días sin notificarse un secuestro de neumáticos. Incluso con técnicas más propias del tráfico de drogas.

Cuando el 9 de julio pasado el personal de AFIP-Aduana y los efectivos de la Gendarmería frenaron la marcha de un camión en la ruta 158, a la altura de la ciudad cordobesa de Villa María, presintieron que había algo anormal en la carga. Pensaron en encontrar cocaína o marihuana al revisar el embarque, pero al empezar a remover los granos quedó expuesto el motivo del contrabando: había 117 neumáticos.

Los especialistas en el mercado automotor afirman que las fábricas locales tuvieron en los últimos meses problemas con el abastecimiento de materia prima y la producción, por lo que la plaza local registra un faltante de neumáticos. Y dan otro dato: en los países limítrofes pueden adquirirse a la mitad de lo que cuesta en nuestro territorio.

Apenas un día antes de ese hallazgo de neumáticos camuflados bajo toneladas de granos, la Gendarmería había realizado otro operativo de singulares características. En Formosa se frenó la marcha de un convoy de tres camiones. Los gendarmes chequearon la documentación y estaba en orden, pero acostumbrados a observar detalles llamativos, como una pintura nueva que puede guiar a una carrocería retocada para ocultar drogas, los efectivos miraron con atención cada vehículo de carga y entonces quedó a la vista la trampa: todos los neumáticos eran nuevos.

Por un lado no está permitido el cruce fronterizo con neumáticos nuevos, salvo que se pueda justificar la urgencia del cambio, pero otro detalle expuso que la maniobra era más que la compra para “consumo personal”: los neumáticos viejos estaban ocultos entre la carga de esos camiones.

También se encontraron cargamentos importantes que eran transportados en vehículos de encomiendas. Así pasó el 13 de junio pasado, cuando la Gendarmería inspeccionó un camión y detectó 168 neumáticos importados, que no tenían papeles de importación como respaldo para su traslado.

Una situación similar se observó al frenar en Posadas a otro vehículo de encomiendas que llevaba a La Matanza 130 neumáticos nuevos.

Un flujo constante

La tendencia en aumento del movimiento irregular de ese producto automotor quedó más visible el 6 de mayo pasado, en Santiago del Estero, cuando el mismo puesto de control vial que la Gendarmería había instalado en la ruta 34 detuvo en el lapso de pocas horas a tres ómnibus de larga distancia que habían iniciado su trayecto en Salta. Las bodegas de esos micros no habían alcanzado para llevar 352 neumáticos, que fueron acomodados en los pasillos y en los asientos de esas unidades.

El cruce fronterizo se hace en forma hormiga, con los bagayeros de las localidades fronterizas que pasan de un lado a otro aquello que el mercado demanda en cada momento. Pero, al igual que en el tráfico de drogas, las redes de contrabando no se limitan a la persona que apenas cubre sus necesidades básicas con el cruce de mercaderías. Esos grupos tienen zonas de acopio y distribución. Las fuerzas de seguridad federales y AFIP-Aduana pusieron atención en detectar esos lugares de almacenamiento de la nueva estrella del contrabando.

Las tareas de inteligencia criminal permitieron hallar uno de esos puntos, que estaba ubicado en una finca de Clorinda. Fueron decomisados allí 41 neumáticos. Pero el golpe más importante llegó a comienzos de este mes, cuando personal de Aduana y la Policía Federal Argentina allanó dos locales de venta de repuestos en la ciudad de Posadas. Se encontraron 400 neumáticos importados. Y se verificó la extraña manera en que se abastecía ese centro de acopio. Se montaban cubiertas nuevas dentro de neumáticos usados para que los vehículos cruzarán la frontera sin despertar sospechas. Los especialistas saben que cuando una organización delictiva se toma tanto trabajo para conseguir un producto, significa que la ganancia es importante.

FUENTE: La Nación

computadora-813x458Trabas a las importaciones: riesgo de “apagón digital”

Te puede interesar